Los beneficios de las emociones negativas

Los beneficios de las emociones negativas

Los beneficios de las emociones negativas

Última actualización: 18 de febrero de 2022

Quizás te estés preguntando cuáles pueden ser los beneficios de las emociones negativas. No todo es lo que parece: las emociones no son buenas ni malas en absoluto, la evaluación depende de muchos factores.

Pensemos, por ejemplo, en el miedo. Típicamente considerada una emoción negativa, es, al mismo tiempo, un mecanismo útil para la supervivencia. Gracias al miedo, somos cautelosos y evitamos situaciones peligrosas.



Las emociones negativas, con sus beneficios, nos permiten crecer, convertirnos en personas más completas.

Beneficios de las emociones negativas: ¿existen?

Clyde DeSouza dice que "cuando la mente logra liberarse de la contaminación de las emociones, la lógica y la claridad emergen de manera sorprendente". Esto quiere decir que siendo objetivos podemos encontrar el bien en casi todo lo que somos y nos rodea, incluso en los aspectos que consideramos negativos.

También debemos considerar que la sociedad en la que vivimos cataloga, por ejemplo, la frustración y la ansiedad como eventos decididamente negativos. El amor, por el contrario, siempre es positivo. Sin embargo, en una reflexión más profunda, nos damos cuenta de que esta identificación, incluso en su lógica, tiene algo de malo; es, de hecho, una “realidad subjetiva, de contornos borrosos.

Pensamos, como también sostiene la psicóloga y sexóloga Isabel Rovira, que la emoción negativa es necesaria. Según la psicóloga, solo podemos alcanzar la plenitud y el equilibrio mental experimentando todo el espectro emocional. Para llegar al pleno desarrollo, de alguna manera, nuestra paleta debe contemplar todas las emociones. No olvidemos, en efecto, que son las experiencias, tanto positivas como negativas, las que nos enseñan las lecciones que nos ayudan a crecer más plenamente.


Los beneficios de las emociones negativas

Sí, los beneficios de las emociones negativas existen y son muchos, pero esto no significa que se deba abusar de ellos. Es decir, aceptarlos, escucharlos y dejarlos “respirar” no es negativo; es mucho mejor que encapsularlos, negarlos o reprimirlos. Sin embargo, es importante evitar que tomen el control o contaminen todos los pensamientos. Debemos buscar el equilibrio: aquí es donde, en general, se encuentra la verdadera plenitud.


Los beneficios de las emociones negativas nos permiten crecer y conocernos realmente.

Equilibrio emocional

Como dijimos, el equilibrio emocional y mental se logra solo experimentando todo tipo de emociones. Vivir en un estado de constante optimismo es tan malo como vivir en una eterna negatividad.

Si queremos que nuestro equilibrio emocional repercuta positivamente en nuestro bienestar, también debemos dejar que surjan las emociones negativas. Por supuesto, cada uno de nosotros es un caso único y diferente; sin embargo, debemos elegir nosotros mismos el canal por donde fluirlos, y hacerlo de manera inteligente.

Fuente de experiencia y estímulo para mejorar las propias habilidades

Las emociones negativas (no, por lo tanto, negativas) también son una fuente potencial de riqueza. Los hechos vividos nos ofrecen herramientas y conocimientos que pueden ser utilizados en el futuro para hacer frente a cualquier tipo de situación adversa.

También de la frustración y la situación que la generó. es posible aprender lecciones valiosas sobre nosotros mismos y las personas que amamos. Hablamos de ese autoconocimiento necesario para la propia inteligencia emocional, indispensable para elegir el canal que comentábamos antes.


"Con las lecciones pasa así: siempre hay algo que aprender, aunque no queramos"
-Cecelia Ahern-


Mejor resolución de conflictos

Las experiencias negativas son Ãºtil para descubrir nuevas técnicas de resolución de conflictos. Saber, por ejemplo, que eres fácil de enojar o que tienes poco control sobre lo que dices cuando estás enojado hará que te tomes un tiempo para expresarte cuando esta emoción te abrume. Esto facilita la resolución del conflicto. Pero esto solo sucede desarrollando la inteligencia emocional.

Por otro lado, muchas veces es la ira, esa emoción fuerte, la que nos informa que alguien nos está haciendo daño. Este alguien puede ser otros o nosotros mismos. En todo caso, la ira nos advierte que estamos en una situación que merece nuestra atención.


"La voluntad es la intención favorecida por las emociones"
-Raheel Farooq-

La ira es un motor de pensamientos analíticos.

Varios estudios han demostrado que la ira es un gran punto de partida y catalizador del pensamiento analítico. Es decir, ayuda a distinguir de una forma más racional y objetiva, siempre que no se exceda y se convierta en ira, con el efecto diametralmente opuesto.

El miedo aumenta la atención.

Como dijimos al principio, el miedo es un instrumento de alerta ante la presencia de un peligro. Una vez más, por supuesto, debe ser proporcionada y racional.


No todo es lo que parece y esto también es válido en el campo de las emociones, ¿no crees? Muchos gurús hoy en día ofrecen sus teorías sobre la positividad. Sin embargo, no debemos perder la siguiente perspectiva: si las llamadas emociones negativas siempre han estado presentes en el hombre es porque de alguna manera favorecen su supervivencia. Por eso es bueno darles el espacio adecuado, sin perder el control, pero escuchándolos.

Añade un comentario de Los beneficios de las emociones negativas
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.

End of content

No more pages to load