Ley de atracción centrada en el afecto

Ley de atracción centrada en el afecto

Hay un tipo de atracci√≥n que va m√°s all√° del aspecto f√≠sico: surge del cari√Īo y la complicidad diaria. Aqu√≠ es donde empezamos a compartir aficiones y aficiones con alguien, creando un v√≠nculo formado por valores, sue√Īos y pasiones... Aqu√≠, casi sin darnos cuenta, nace el amor.

Escrito y verificado por el psicólogo. GetPersonalGrowth.

Última actualización: 15 2022 noviembre

La ley de atracci√≥n centrada en el afecto fue definida por el psic√≥logo Donn Byrne en los ochenta. Seg√ļn este modelo, uno de los factores detr√°s del enamoramiento es el hecho de compartir intereses, valores y aficiones.



Dentro de estos espacios hechos de emociones y pasiones entrelazadas, poco a poco emerge el más sincero afecto y atracción; se establece así un vínculo especial.

Sabemos que el amor es un sentimiento fundamental para el ser humano. Sin embargo, a√ļn hoy, nos cuesta entender c√≥mo se manifiesta, por qu√© y qu√© factores la regulan. Campos como la neurociencia, la psicolog√≠a, la biolog√≠a o la antropolog√≠a llevan d√©cadas intentando darnos una explicaci√≥n.

Debe admitirse: el amor es un misterio psicológico, primitivo, mágico, espiritual e incluso gobernado por el azar. Numerosas teorías tratan de describir las diversas formas de amar.

Hay relaciones apasionadas y obsesivas, las que se basan en la intimidad y la amistad; hay amores interesados, los que se basan en el compromiso y los que integran cada una de estas din√°micas.

Luego hay un amor familiar para muchos de nosotros: aquel en el que el afecto surge a través del contacto diario, donde la complicidad crea raíces y una red de confianza en la que crecen la lealtad y la honestidad emocional.


‚ÄúAl principio, todos los pensamientos pertenecen al amor. Despu√©s de todo, el amor pertenece a nuestros pensamientos‚ÄĚ.

-Albert Einstein-

Ley de atracción centrada en el afecto

Cuando se trata de patrones de atracción en las relaciones interpersonales, es fácil pensar en la importancia que puede tener la apariencia física.


La atracción física es muy poderosa y genera una sensación placentera de la que es difícil escapar. Sin embargo, sabemos que hay sentimientos y emociones que van más allá de las apariencias.

La ley de la atracción centrada en el afecto enunciada por Donn Byrne, conocido psicólogo social y experto también en el campo de la personalidad, nos habla de una dimensión más profunda, delicada e interesante desde el punto de vista psicológico.

En uno de sus estudios, realizado en la Universidad de Texas, Byrne nos muestra que factores como la reciprocidad, el contacto diario, los intereses compartidos y las creencias comunes pueden generar un afecto intenso y sincero.

¬ŅSignifica esto, por ejemplo, que nos enamoraremos antes de un colega o compa√Īero de clase que vemos todos los d√≠as que de una persona que conocemos por casualidad? La respuesta es: no siempre.

Para que surja la atracción, debe haber varios factores. No es casualidad que no sintamos nada por muchas personas con las que compartimos tiempo y aficiones. En los siguientes párrafos enumeramos los factores contemplados en la ley de la atracción centrada en el afecto.

Factores de comportamiento

Todos crecemos y vivimos en escenarios donde interactuamos con un cierto n√ļmero de personas. El contacto diario no siempre desencadena atracci√≥n o afecto..


Estos, de hecho, aparecen solo hacia ciertas personas cuyos comportamientos de repente nos parecen positivos y atractivos.

  • Algunos comportamientos son m√°s agradables. Los ejemplos incluyen sentido del humor, sociabilidad, cercan√≠a, habilidades sociales, etc.
  • Tambi√©n atrae la propensi√≥n a comportamientos que aumentan nuestro bienestar. Por ejemplo, nos sentir√≠amos m√°s atra√≠dos por aquellos que ofrecen su ayuda o nos cuidan.
  • Compartir tu tiempo crea la magia del lazo. Perseguir las mismas aficiones y crear un entorno en el que nos sintamos √ļtiles y especiales siempre es muy positivo.

Fattori emotivi nella legge di attrazione incentrata sull’affetto

A partir de estas interacciones cotidianas con la persona con la que compartimos tiempo y actividades comunes, se activan una serie de mecanismos emocionales que alimentan la intensidad del vínculo. Entre estos:



  • Empat√≠a. Algunas relaciones comienzan con una amistad. Con el tiempo, sin embargo, se crea una conexi√≥n emocional en la que muchas veces un gesto es suficiente para saber c√≥mo se siente la otra persona o qu√© le preocupa.
  • Algunas parejas experimentan una especie de "magnetismo", que es una atracci√≥n de la que son v√≠ctimas inmediatamente. La ley de atracci√≥n centrada en el afecto no cubre este tipo de atracci√≥n. Viceversa, el amor crece lentamente a partir de la confianza que se crea en la vida cotidiana, desde la lealtad y la honestidad.

Cómo interpretamos cada sensación experimentada

La ley de atracción centrada en el afecto también nos recuerda que a veces el amor no proviene de lo que una persona hace por nosotros. Lo que realmente importa es cómo nos hace sentir. Asimismo, compartir espacios o cuidar a alguien no siempre enciende la llama de la atracción.


Entran en juego aspectos tan diversos como complejos: cognitiva, personalidad, emocional, etc. Incluso aquellos que muchas veces no tienen una explicación clara. Carl Jung lo llamó química. Hay personas con las que experimentamos ciertas emociones, mientras que con otras no. Es una alquimia placentera y misteriosa al mismo tiempo.

Como podemos ver, la ley de atracción centrada en el afecto explicaría muchos aspectos del amor. Muchas experiencias que han marcado nuestra vida y que nunca hemos podido comprender.

A√Īade un comentario de Ley de atracci√≥n centrada en el afecto
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.