Las reglas de la felicidad seg√ļn Schopenhauer

Las reglas de la felicidad seg√ļn Schopenhauer

Las reglas de la felicidad seg√ļn Schopenhauer

Última actualización: 30 agosto 2016

Arthur Schopenhauer fue un brillante fil√≥sofo alem√°n, profundamente ingenioso, cuya influencia caracteriz√≥ la segunda mitad del siglo XVIII y principios del XIX. Destac√≥ por su posici√≥n pesimista frente al mundo y la vida que relat√≥ en su obra principal El mundo como voluntad y representaci√≥n..

Su gran realismo y sabiduría le impidieron ver el mundo "todo rosa y flores". Sin embargo, Schopenhauer escribió un ensayo en el que ilustró 50 reglas para alcanzar la felicidad.



La felicidad es uno de esos conceptos imprecisos que, a lo largo de la historia, ha suscitado pensamientos opuestos y discordantes. Compartimos la idea de que es un sentimiento de plenitud y alegría, pero cada uno de nosotros llega a este estado por diferentes motivos.. De hecho, muchos afirman que ni siquiera es un estado, una condición, sino una percepción pasajera.

Schopenhauer desarroll√≥ un concepto de felicidad basado en la prudencia y la √©tica. Seg√ļn √©l, la felicidad tiene mucho m√°s que ver con la paz interior que con el j√ļbilo o la alegr√≠a. De sus 50 reglas para la felicidad, hemos seleccionado 10 que pueden resultarle invaluables.

Evitar la envidia, una regla b√°sica en el pensamiento de Schopenhauer

La envidia es una fuerza muy negativa que puede apoderarse de nuestro corazón y bloquear nuestra alegría de vivir.. Aquellos que están demasiado enfocados en lo que otros están haciendo o sintiendo, descuidan la tarea de construir su propia felicidad.

Separarse de los resultados


Simplemente es cuesti√≥n de poner todo el empe√Īo en lo que hacemos porque es lo √ļnico que depende de cada uno de nosotros. Debemos tener la satisfacci√≥n de haberlo hecho bien. El resto no importa.


Permítete animar

Muchos llegan a experimentar un sentimiento extra√Īo, casi un sentimiento de culpa, cuando est√°n felices. Esto es porque otras personas sufren o porque consideran el sufrimiento un sentimiento m√°s loable que la felicidad.. Es importante romper con estas ideas y poder sentir alegr√≠a, sin condicionamientos.

Revisa las fantasías

Goya dijo que "el sue√Īo de la raz√≥n engendra monstruos". Con nuestros miedos, as√≠ como con nuestras ambiciones, tenemos la tendencia a dejar volar la imaginaci√≥n.. Por ello, acabamos viendo peligros mayores de lo que realmente son o √©xitos magnificados que, sin embargo, no se concretan con s√≥lo so√Īarlos.

Evita la infelicidad

Si bien puede parecer obvio, no todos evitan la infelicidad.. De hecho, hay quienes la buscan y, por supuesto, la encuentran. Para Schopenhauer, es fundamental evitar o eliminar todas aquellas situaciones que provocan infelicidad porque, en esencia, no son necesarias y son sólo fuente de nuevas dificultades.

Valorando lo que tienes

Todos los días debemos despertarnos y pensar en lo que tenemos y por lo que debemos estar agradecidos.. Comenzando con un día extra de vida para tener un techo, una cama y una conciencia para valorar lo que tenemos y lo que otros no tienen.


Invol√ļcrese y aprenda

Tener planes y proyectos es una fuente de ilusi√≥n en la vida. No importa si el programa se trata de cultivar una planta o preparar un delicioso almuerzo. Estos peque√Īos esfuerzos son un tesoro. Asimismo, el aprendizaje siempre nos permite comprender que estamos creciendo y madurando y esto contribuye a la felicidad en la vida.


Cuida tu salud

Las enfermedades cambian por completo la perspectiva de la vida. Quienes han tenido que sufrir tanto dolor, malestar o limitaciones lo saben bien. La salud es un auténtico tesoro que hay que cuidar para poder disfrutar de cualquier otra cosa.

Se compasivo contigo mismo

La primera forma de bondad es la de uno mismo, dec√≠a Schopenhauer. Es importante autoevaluarse, reconocer los errores y aprender de ellos. En cambio, debemos evitar reprocharnos, criticarnos m√°s de lo necesario o castigarnos severamente. Al final es in√ļtil.


Prep√°rate para el paso del tiempo

Cuando somos j√≥venes tenemos la sensaci√≥n de que la vejez es algo que concierne a los dem√°s, nunca a nosotros. Esta fantas√≠a nos impide prepararnos para ese futuro en el que el paso de los a√Īos trae nuevos l√≠mites y una nueva vulnerabilidad. Quienes se preparan para la vejez vivir√°n mejor esa etapa de la vida.

A√Īade un comentario de Las reglas de la felicidad seg√ļn Schopenhauer
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.

×
Deja aqui tu email para recibir nuestra newsletter semanal, llena de ofertas y novedades de tu ciudad