Las emociones y el trastorno límite de la personalidad

Las emociones y el trastorno límite de la personalidad

Las emociones y el trastorno límite de la personalidad

Última actualización: 07 septiembre, 2017

Una de las características de las personas con trastorno límite de la personalidad es la dificultad para gestionar sus emociones. Por lo general, se sienten abrumados por ellos y no logran ser estables.

Pueden experimentar muchos altibajos emocionales que dificultan, y en algunos casos comprometen, sus relaciones con el mundo exterior. Precisamente por eso, necesitan una ayuda espec√≠fica que les dote de herramientas √ļtiles relacionadas con el comportamiento social.



Debe entenderse que una persona con trastorno límite de la personalidad (TLP) se comporta de forma rígida e inflexible. Estamos hablando de personas que no pueden relacionarse fácilmente con uno vida social desequilibrada, profunda inestabilidad emocional y una autoimagen muy negativa.

Pero, ¬Ņpor qu√© es tan dif√≠cil para las personas con este trastorno manejar sus emociones?  

La teoría biosocial del trastorno límite de la personalidad

La teor√≠a biosocial sostiene que el principal problema del TLP es la ausencia de regulaci√≥n emocional. Adem√°s, esta deficiencia podr√≠a tener varios or√≠genes: una determinada predisposici√≥n biol√≥gica, un contexto ambiental de invalidaci√≥n y la interacci√≥n de ambos factores. Seg√ļn esta teor√≠a, los desequilibrios emocionales ser√≠an consecuencia de la vulnerabilidad emocional y la falta de estrategias afectivas para regular las emociones.  

La vulnerabilidad emocional se define como una forma de hipersensibilidad a cualquier emoción, independientemente de su valor (positivo, negativo o neutro). Esta hipersensibilidad suele dar lugar a una respuesta muy intensa y variable por parte de la persona con TLP. Esta intensidad produce un desequilibrio que las personas con TLP difícilmente saben cómo remediar.

Por otro lado, la inestabilidad y falta de regulaci√≥n emocional, seg√ļn la teor√≠a biosocial, tiene una fase biol√≥gica, pero esto no significa que sea hereditaria. Esta predisposici√≥n biol√≥gica puede ser diferente en cada persona, por lo tanto a√ļn no se ha identificado un factor biol√≥gico com√ļn presente en todos los casos de trastorno l√≠mite de la personalidad.  



Un entorno familiar discapacitante perjudica la regulación emocional

Uno de los factores que inciden en la difícil regulación emocional de las personas con TLP, pero también de quienes no lo padecen, es el contexto y entorno familiar en el que crecieron. Por lo general, se trata de familias que no han validado las necesidades emocionales de sus hijos. Las emociones son vistas como expresiones sin importancia..

Una familia discapacitante puede socavar gravemente la autoestima de una persona, ya que se forma en la infancia. Si los padres ignoran o responden de manera extrema a las necesidades del ni√Īo, √©ste no se sentir√° importante, condici√≥n que generar√° en √©l rechazo e incomprensi√≥n. El ambiente cr√≠tico promueve las emociones de frustraci√≥n, ira, tristeza y miedo como caracter√≠sticas de la personalidad del ni√Īo.

Entonces, por ejemplo, si el beb√© llora, en lugar de lidiar con eso o tratar de ver qu√© le pasa, le dicen que es un llor√≥n y que debe dejar de llorar. De esta forma, el peque√Īo aprende que no se deben mostrar las emociones y que cuando las expresa, incluso se le rega√Īa. El ni√Īo aprende a expresar sus emociones de forma extrema, las inhibe o las desinhibe por completo; a medida que crece esta expresi√≥n disfuncional, se vuelve m√°s pronunciada.  

¬ŅC√≥mo responden las personas con TLP a las emociones?

Extrema intensidad y sensibilidad emocional

Las personas con trastorno límite de la personalidad son muy sensibles a las experiencias externas, porque temen el abandono. Por ello, reaccionan con gran intensidad ante cualquier emoción, ya sea ira o alegría. Sufren una inestabilidad emocional severa que les resulta difícil de controlar. Por ejemplo, a menudo tienen intensos episodios de ansiedad y frustración que se proyectan en otras personas a través de conductas irrespetuosas.


Dificultad para recuperar la neutralidad emocional.

Recuperar la calma, siguiendo la intensidad con la que se sienten las emociones, no es f√°cil. Pueden ser muy impulsivos y en presencia de algo que les molesta a menudo son incapaces de modular sus emociones. En muchas ocasiones incluso delegan involuntariamente el control de las acciones encomendadas a sus emociones.  


Además, esta gente está acostumbrada a tener opiniones temerarias, radicales y muy volubles. Su inestabilidad en este sentido también penaliza el círculo social de apoyo con el que cuentan. Este círculo suele ser menos sustancial que el de una persona sin TLP e quienes pertenecen a ella han entendido que muchas de las conductas impulsivas que adopta la persona son producto de la enfermedad.

Vacío y profunda tristeza inhibidos

La sensaci√≥n de vac√≠o es un sentimiento muy com√ļn entre las personas con trastorno l√≠mite de la personalidad. Nada les llena lo suficiente y esto les genera un gran vac√≠o inespec√≠fico, por lo que experimentan una tristeza tal que muchas veces no pueden explicar ni expresar. De esta forma llenan su mochila emocional de una melancol√≠a que acaban respirando y de la que no pueden librarse.  


Ira reprimida y autolesiones

Es muy dif√≠cil para estas personas regular su ira. Por esta raz√≥n, estallan fuera de control o inhiben la emoci√≥n hasta el punto de lesionarse. La autolesi√≥n es una forma de expresar la ira que no saben c√≥mo expresar de otra manera.   

En estos casos es fundamental aprender a gestionarla, eligiendo conscientemente c√≥mo descargar la energ√≠a que acompa√Īa a esta emoci√≥n, para no dejarla salir a trav√©s de un impulso inconmensurable con consecuencias de las que luego te arrepentir√°s.

¬ŅC√≥mo regular las emociones en el trastorno l√≠mite de la personalidad?

Un primer paso ser√° aprender a aceptar y validar tus emociones tal como son. Identifica qu√© emociones existen en tu horizonte antes de que tomen el control y ac√©ptalas como vienen, sin querer negar la realidad. En este sentido, ser√° importante aprende a tolerar tu malestar emocional con estrategias de regulaci√≥n emocional.  

Una de las terapias que mejores resultados ha mostrado es la DBT (Terapia Dial√©ctica Conductual) ideada por Marsha Linehan. Esta terapia se basa en ense√Īar habilidades sociales y motivacionales para reducir la conducta impulsiva y la ideaci√≥n suicida, de manera que las personas con TLP puedan ver el mundo como un lugar donde tambi√©n hay espacio para ellos.


Enriquecer las habilidades emocionales de las personas con trastorno límite de la personalidad es un aspecto muy importante para mejorar su adaptación social y personal. La terapia individual, los grupos terapéuticos y las actividades a realizar en el domicilio serán fundamentales para este fin, siempre que estén reguladas y dirigidas por un especialista.

A√Īade un comentario de Las emociones y el trastorno l√≠mite de la personalidad
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.

End of content

No more pages to load