Las decepciones te ayudan a crecer y a salir del lugar equivocado

Quien soy
Joe Dispenza
@joedispenza
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autor y referencias

Tarde o temprano, las decepciones tambi√©n llamar√°n a tu puerta. Puede ser una decepci√≥n en la relaci√≥n. Una decepci√≥n en el trabajo. Un proyecto que no ha tenido √©xito. Algo que te enga√Īaste y no pudiste hacer. La p√©rdida de algo o alguien importante para ti ...

De hecho, ¬Ņsab√≠as que las personas que continuamente se sienten decepcionadas tienen un mayor riesgo de sufrir problemas f√≠sicos y / o emocionales? Estas personas suelen sufrir con m√°s frecuencia dolores de cabeza y malestar gastrointestinal, as√≠ como estr√©s cr√≥nico y depresi√≥n.



La buena noticia es que las decepciones, como todo en la vida, tienen dos caras: pueden llevarte a la tristeza m√°s profunda o ayudarte a aprender la lecci√≥n y seguir adelante. Si lo deseas, las decepciones te ayudan a crecer. ¬°T√ļ decides!

Las decepciones son alimentadas por la brecha entre sus expectativas y la realidad.

La decepción es una forma de tristeza, un sentimiento de pérdida producido por la dolorosa brecha entre tus expectativas y la realidad. Se siente decepcionado cuando sus esperanzas no se reflejan en la realidad. Al respecto, el filósofo Eric Hoffer dijo: "La decepción es una especie de fracaso: el fracaso de un alma que se ha gastado demasiado en la esperanza y la espera".

Si te preparas para sacar lo mejor y todo marcha sobre ruedas, los contratiempos que encuentres en el camino te desanimarán y decepcionarán. Cuando cree que necesita algo para ser feliz o para sentirse satisfecho, está preparando el escenario para la decepción. Cuando tienes demasiadas expectativas, te estás preparando para una gran decepción.

Por supuesto, no siempre podemos evitar la decepción porque nuestro cerebro está programado para anticipar eventos y, a menudo, esperamos lo mejor. Estamos seguros de que el proyecto que tanto nos ilusiona y en el que hemos invertido tanto tiempo y esfuerzo, se hará realidad. Confiamos en que los demás se comportarán de manera justa con nosotros. Confiamos en que nuestro socio nos apoyará ...



Sin embargo, a veces las cosas salen mal, por lo que sigue la decepción. No podemos evitarlo, pero podemos decidir cómo reaccionar. Si bien las decepciones no son agradables, nos ofrecen información valiosa sobre nosotros mismos, nuestras expectativas y otras personas. Cada decepción viene con una lección, depende de nosotros aprovecharla.

Obviamente, quedarse atrapado en la decepción no es una buena idea. El hecho ya sucedió. Se fue. No puedes volver a cambiarlo. Puedes reflexionar sobre lo sucedido, y es conveniente hacerlo para que aprendas algo, pero no puedes olvidar que estás mirando por un espejo retrovisor. Mientras conduce, debe mirar por el espejo retrovisor de vez en cuando, pero la mayoría de las veces debe seguir mirando hacia adelante, hacia el futuro. Si mira hacia atrás con demasiada frecuencia, corre el riesgo de provocar un accidente con graves consecuencias.

La decepción también es una gran maestra de la vida, simplemente te está diciendo que, por alguna razón, terminaste en el lugar equivocado. La decepción que estás viviendo en una situación que no te gusta y, por tanto, debe convertirse en un estímulo para el cambio, un motivo para reaccionar y salir de ese lugar donde no te sientes cómodo. En lugar de quejarte, debes preguntarte por qué terminaste allí y, lo que es más importante, qué puedes hacer para no regresar a ese lugar.

Los 4 jinetes del apocalipsis de la decepción

  1. ¬ŅCosa? Creer que solo una cosa puede traer felicidad

La exposición constante a la publicidad nos da la idea de que solo podemos ser felices si tenemos ciertas cosas. A menudo, las mismas cosas que otros ya han comprado. De esta manera, podemos comenzar a subordinar nuestra felicidad al nivel adquisitivo. Sin darnos cuenta, dejamos que las cosas determinen cuán felices somos. Y cuando no obtenemos lo que queremos, nos sentimos decepcionados e infelices.



Sin embargo, curiosamente, conseguir cosas no es garantía de felicidad. De hecho, a menudo, cuando llegamos a poseer muchas cosas, pronto nos damos cuenta de que no nos devuelven el gozo y la satisfacción que esperábamos. La satisfacción que nos dan las cosas es muy efímera. Por el contrario, las experiencias que vivimos y disfrutamos nos brindan una felicidad más duradera. Por tanto, es un error pensar que solo podemos ser felices si poseemos ciertas cosas.

  1. ¬ŅQui√©n? Creer que solo hay una persona que puede satisfacer nuestros deseos.

Las mayores decepciones suelen provenir de las relaciones interpersonales. Cuando esperamos que los dem√°s se comporten de cierta manera y no lo hacen, nos sentimos decepcionados. El problema, por supuesto, radica en nuestras expectativas.

En muchos casos, somos v√≠ctimas del "Efecto Halo", mediante el cual atribuimos arbitrariamente cualidades positivas o negativas a las personas seg√ļn nuestras primeras impresiones. En la pr√°ctica, derivamos inferencias de caracter√≠sticas aisladas sobre c√≥mo se comportar√°n estas personas. Cuando esas expectativas no se cumplen, nos sentimos decepcionados. Cuando ponemos nuestra esperanza en una persona y esto no la satisface, nos decepcionamos.

No podemos escapar del efecto halo, pero podemos ser conscientes de su existencia. En lugar de pensar "deber√≠a preocuparse por m√≠" y sentirnos mal si eso no sucede, deber√≠amos preguntarnos: "¬ŅQu√© puedo hacer para que esa persona se preocupe por m√≠?" B√°sicamente, se trata de tomar el control de la situaci√≥n, sabiendo que hay lugar para la decepci√≥n, en lugar de solo alimentar las expectativas.

  1. ¬ŅCu√°ndo? Establecer un l√≠mite de tiempo para conseguir lo que queremos

Tenemos expectativas no solo de lo que queremos lograr, sino también del marco de tiempo en el que queremos lograrlo. Lamentablemente, una sociedad que gira a una velocidad vertiginosa, donde las necesidades se satisfacen rápidamente en cuanto aparecen, nos lleva a pensar que debemos tenerlo todo, de inmediato. Si no alcanzamos nuestras metas rápidamente, nos sentimos desilusionados, creemos que hemos fallado.



No nos damos cuenta de que muchas veces la vida no nos dice "no", sino simplemente "espera". Todos tenemos nuestro propio ritmo, compararnos con los dem√°s es totalmente contraproducente. No deber√≠amos establecer l√≠mites de tiempo demasiado estrictos, especialmente cuando nuestros sue√Īos son muy ambiciosos. La vida no es una carrera r√°pida, es una marat√≥n. Por lo tanto, no te preocupes por los l√≠mites de tiempo arbitrarios y poco realistas. Aprenda a aplicar el concepto tao√≠sta de Wu-Wei.

  1. ¬ŅIgual que? Aclarar nuestras ideas sobre c√≥mo organizar todo

Quiz√°s la expectativa m√°s dif√≠cil a la que debemos renunciar para evitar la decepci√≥n se relaciona con c√≥mo debemos hacer las cosas, c√≥mo debemos sentirnos y pensar, y c√≥mo deben comportarse los dem√°s. Es com√ļn que cuando establecemos ciertos objetivos o nos comprometemos con una relaci√≥n, tambi√©n planificamos una hoja de ruta. Esta hoja de ruta predice c√≥mo ir√° todo.

Pero la vida se encargará de hacernos saber que no podemos controlarlo todo. Si tiene patrones muy elaborados y se aferra a ellos, es más probable que se sienta decepcionado. Hay varias formas de lograr un mismo objetivo, debemos permanecer abiertos a todas las posibilidades. Si la vida no sigue tu guión, no significa que no puedas conseguir lo que quieres, solo que tienes que cambiar tu estrategia.

De hecho, Abraham Maslow explicó que una de las características de las personas autorrealizadas es la capacidad de distinguir los medios de los fines. Estas personas pueden mantenerse enfocadas en sus metas, estando abiertas a diferentes medios para lograrlas. La vida cambia constantemente las reglas del juego, la clave es saber adaptarse y aprovechar todas las oportunidades.

 

A√Īade un comentario de Las decepciones te ayudan a crecer y a salir del lugar equivocado
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.