Las actividades roban tiempo: qué son y cómo evitarlas

Quien soy
Robert Maurer
@robertmaurer
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Las actividades roban tiempo: qué son y cómo evitarlas

Última actualización: 17 de abril de 2020

El tiempo es uno de los recursos más preciados que tenemos y uno de los mejores regalos que podemos dar a los demás. No podemos recuperar ni recuperar el tiempo perdido. Precisamente por eso debemos aprender a darle la importancia que se merece. Una forma de hacer esto es evitar el actividad roba tiempo.


Por "robar tiempo" nos referimos a todas aquellas actividades que llevan mucho tiempo y no aportan ningún beneficio. En el pasado no eran muy comunes, pero hoy en día están muy extendidos. El problema es que nuestra mente no está nada preparada para evitarlos, por lo que es muy fácil ser víctima de ellos.


Si queremos tener una vida plena, debemos saber reconocer las actividades que nos roban el tiempo para combatirlas, evitarlas o al menos limitarlas. A continuación te hablamos de las más comunes y por qué son tan peligrosas. ¿Estás listo?

¿Son realmente peligrosas las actividades que roban tiempo?

Las siguientes actividades son consideradas normales por la mayoría de la población. Puedes pensar que es una exageración considerarlos lentos, pero son peligrosos precisamente porque pasan desapercibidos. Ocupan gran parte de nuestra vida y no aportan nada significativo a la consecución de nuestros objetivos.

Pasemos a analizar el negocio principal roba el tiempo de nuestra era.

1. Navegar en las redes sociales

¿Quién no ha notado que ha perdido la noción del tiempo navegando en Facebook o Twitter? Dependencia de las redes sociales se ha convertido en un problema real en las sociedades civilizadas. Cada día pasamos más y más horas en nuestro teléfono en lugar de prestar atención al mundo que nos rodea.


El principal problema es que navegar en las redes sociales roba la energía que necesitamos para todo lo demás. Según algunas investigaciones, pasar demasiado tiempo en estos portales tiene un efecto directo en ciertas áreas del cerebro. Concretamente en la zona tegmental ventral, una de las partes que más influye en nuestras motivaciones y en nuestro estado de ánimo.


El exceso de información y estímulos que provienen de las redes sociales nos hacen menos sensibles a otros estímulos positivos. La idea es que cuanto más tiempo pasemos en Facebook, Instagram o Twitter, más difícil será sentirnos motivados para hacer otras tareas en la vida real.

2. Ver series de televisión

¿Alguna vez abriste Netflix con la idea de ver un solo capítulo de una serie y poco a poco, sin darte cuenta, te quedaste ahí por horas? Este es el principal peligro de una de las actividades de robo de tiempo más comunes de nuestra era: ver series de televisión.

Se hace muy difícil dejar de ver un episodio tras otro de una historia que nos involucra y emociona. Es muy difícil para nuestro cerebro controlar el bombardeo de estímulos que recibimos cada día. Precisamente por eso, cuando nos detenemos a ver más de uno o dos episodios, nuestra energía decae.

3. Preocuparse demasiado

La última actividad de robo de tiempo que analizamos no tiene relación con la tecnología, sino con nuestra propia mente. Precisamente por eso es uno de los más peligrosos. Si pensamos constantemente en nuestros problemas, nuestros niveles de ansiedad se dispararán y nos sentiremos mal con nosotros mismos. Mientras tanto, descuidaremos las tareas que tenemos que hacer.


Preocuparnos demasiado puede llevarnos a procrastinar. Esto se debe a un fenómeno llamado "parálisis por análisis". Si hay un problema que no sabemos cómo resolver, pasamos mucho tiempo pensando en posibles soluciones que terminamos sin hacer nada.

Preocuparse por horas no es una estrategia válida para resolver un problema. La próxima vez que caiga en esta actividad que consume mucho tiempo, intente actuar a pesar de no saber todas las respuestas, o rompa el ciclo de razonamiento prestando atención a otros asuntos.


Cómo lidiar con estas actividades lleva mucho tiempo.

Los efectos negativos de estas tres actividades son muy similares: pérdida de motivación, fuerza de voluntad y conocimiento del tiempo. Afortunadamente, la solución es muy simple.


Si lo desea, puede combatir incluso las peores consecuencias de estas actividades que consumen mucho tiempo. la mejor manera es limite el tiempo que dedica a cada una de estas actividades. Para hacer esto, simplemente configure una alarma que le avise cuando haya pasado una cierta cantidad de tiempo. La cantidad de tiempo que dedicas a estas actividades depende de ti, siempre que no afecte todo tu día.

No tiene nada de malo ver series de televisión o navegar por las redes sociales de forma controlada y programada. El problema surge cuando estas actividades nos hacen llegar tarde a las citas, nos aíslan o reducen nuestra productividad. Por otro lado, recuerda que la ansiedad alimenta este tipo de actividades, como cuando atacamos la heladera.


Cuando la ansiedad nos vence por un problema, en lugar de dejarlo ir, tenemos que posponer la preocupación hasta que llegue el momento adecuado para pensar en ello. Al hacerlo, estos sentimientos negativos interferirán en menor medida con los asuntos diarios.

Añade un comentario de Las actividades roban tiempo: qué son y cómo evitarlas
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.