close
    search Buscar

    Las 3 mentiras que te dices todos los días

    Quien soy
    Joe Dispenza
    @joedispenza
    FUENTES CONSULTADAS:

    wikipedia.org

    Valoración del artículo:

    Advertencia de contenido

    No hay mentiras buenas ni mentiras malas, pero entre las diferentes mentiras las que nos contamos a nosotros mismos est√°n ciertamente entre las peores.

    "Si quieres tener éxito, debes cumplir con una sola regla: nunca te mientas a ti mismo".

    P. Conejo.

    ¬ŅAlguna vez te has preguntado cu√°ntas mentiras nos dicen en promedio en un d√≠a? 3, 10, 20? Seg√ļn el psic√≥logo social Jerald Jellison de la Universidad del Sur de California, el individuo promedio dice 200 mentiras al d√≠a. De los estudios m√°s recientes del profesor Robert Feldman, de la Universidad de Massachusetts, se desprende, en cambio, que se dicen aproximadamente de 2 a 3 mentiras en el transcurso de una charla de solo 10 minutos.



    Impresionantes n√ļmeros.

    En un post anterior les habl√© de 10 mejores pistas para exponer a estos mentirosos autorizados. Entre ellos, sin embargo, hay uno particularmente furtivo y ninguna de las estrategias vistas hasta ahora te ayudar√° a atraparlo con las manos en el atasco. Este tipo turbio es tan bueno que te ha estado enga√Īando durante a√Īos. Qui√©n sabe, tal vez lo conozcas. Te dar√© una pista: te encontrar√°s con √©l todas las ma√Īanas en el espejo tan pronto como te despiertes.

    Entre las mentiras que nos contamos, la mentiras que nos decimos a nosotros mismos tienen algo parad√≥jico. Casi todos lo hacemos, lo hacemos casi todos los d√≠as. Mentimos de mil maneras diferentes, pero en la base de todos estos auto-obst√°culos hay dos razones muy espec√≠ficas:

    • No queremos enfrentar la realidad. En este primer caso "mentimos sabiendo que mentimos", es decir, inventamos excusas que justifican nuestra falta de compromiso y los consiguientes fracasos. Continuamos haciendo promesas que fallamos regularmente, decepcion√°ndonos a nosotros mismos y a los dem√°s. La dilaci√≥n y la fuerza de voluntad inestable encuentran su humus favorito en este suelo.
    • No conocemos la realidad. En este segundo caso "mentimos sin saber que mentimos". Nos hemos acostumbrado tanto a las mentiras que esa vocecita que zumba en nuestras cabezas nos dice todos los d√≠as que ya no podemos distinguir nuestras creencias limitantes de la realidad. Este tipo de mentiras son a√ļn m√°s peligrosas que las primeras, porque minan nuestra autoestima.

    En el art√≠culo de hoy me gustar√≠a enumerar las 3 mentiras que nos decimos con m√°s frecuencia. Espero que verlos escritos en blanco y negro te ayude a conocerlos. Aqu√≠ est√°n las auto-balas que nuestro alter ego ‚ÄúLuigino Siprendeperilculino‚ÄĚ se dice a s√≠ mismo todos los d√≠as.



    Mentira # 1: sobre la felicidad

    "Si tan solo __________, mi vida sería grandiosa".

    Estamos profundamente convencidos de que nuestra vida sería el paraíso en la tierra si tan solo ... tuviéramos más dinero, un cuerpo perfecto, más amigos, una gran pareja, más libertad, un mejor trabajo, etc. Estamos tan concentrados en este futuro ideal e idealizado que nos olvidamos de vivir en el presente, el viaje que estamos haciendo, el quiedora.

    No me malinterpretes, no hay nada de malo en tener metas y ambiciones para nuestro futuro: el deseo de progresar está profundamente arraigado en nuestro ADN y es la base de nuestra ventaja como especie animal. La mentira es creer que solo seremos felices cuando se cumplan estas condiciones. Esta mentira que nos repetimos todos los días nos condena a un perpetuo sentimiento de frustración e, irónicamente, no nos ayuda a realizar ese futuro tan esperado.

    ‚ÄúEl √©xito no es la clave para ser feliz. Ser feliz es la clave del √©xito ‚ÄĚ.

    A. Schweitzer.

    Empiece a disfrutar del viaje, el sabor del desafío. Quién sabe, tal vez una vez que llegue a la cima, mire hacia atrás y comprenda que la cima en sí no es realmente tan importante, que lo que realmente importa es en quien te has convertido para llegar allí.

    Mentira # 2: ya era hora

    "Si tuviera más tiempo, finalmente podría ___________".

    ¬ŅSabes cu√°l es la diferencia en minutos entre nuestro d√≠a y el de una persona que ha logrado alcanzar los objetivos a los que aspiramos? CEROnisba nada.


    En promedio, pasamos cada día 4 horas y 34 metros frente al televisor (datos de Eurispes), 1 hora y 22 minutos navegando por Internet (datos de Audiweb) y el resto del tiempo enviando mensajes por Whatsapp. Seguir diciendo la mentira de que no practicamos nuestras buenas intenciones porque no tenemos suficiente tiempo es como culpar a la gravedad si estamos fuera de forma.


    No falta tiempo. Lo que realmente nos falta es Sisu finlandés, o esa voluntad inquebrantable de cumplir lo que nos prometimos, cueste lo que cueste.

    Oye, nadie aquí dice que no puedes (o no debes) relajarte, pero hay una gran diferencia entre perder el tiempo antes de completar tu agenda y disfrutar de un merecido descanso después de pasar el día como un verdadero guerrero. La calidad de un descanso sin remordimientos es incomparable. Piénselo la próxima vez que escriba www.Face ...

    Mentira # 3: sobre la procrastinación

    "Empezando ma√Īana."

    Esta paca es espectacular. Intenta imaginar la escena: te despertaste mal (y tarde), durante el día estás apático y realizar tus proyectos es terriblemente agotador. Tienes la impresión de que todo es en vano y que el día ya está "marcado". En cierto punto, un dulce y cálido pensamiento retro se cuela en tu mente, poco a poco va tomando forma, ya comienzas a sentir la culpa derritiéndose como escarcha bajo los rayos del tímido sol invernal.

    ¬°Has decidido! Hoy es un d√≠a para tirar, bien podr√≠amos rendirnos aefecto a quien le importa. Ya te sientes m√°s ligero y luego pronuncias las fat√≠dicas palabras: "El mundo se cae, Empezando ma√Īana ¬°seriamente!"


    ... llega el famoso "ma√Īana" y nada ha cambiado, salvo nuestra nariz que se ha alargado un par de cent√≠metros ;-)

    "Si hoy no est√°s viviendo tus sue√Īos es porque ayer decidiste posponerlo para ma√Īana".

    GetPersonalGrowth.

    Entre las p√°ginas de ¬°Comienzo! la gu√≠a anti-demora, Hablo extensamente del autoenga√Īo y los otros mecanismos mentales "refinados" desplegados por los procrastinadores en serie. En este art√≠culo, sin embargo, me gustar√≠a hacerte una pregunta simple: si no puedes comenzar ahora mismo, ¬Ņqu√© te hace creer que ma√Īana ser√° mejor?


    ¬ŅEres realmente tan ingenuo como para pensar que ma√Īana ser√° un d√≠a perfecto, que finalmente estar√°s motivado y lleno de energ√≠a? La verdad es que ni t√ļ ni yo sabemos c√≥mo nos despertaremos ma√Īana ni qu√© urgencias tendremos que afrontar. Deja de contarte la historia de "empezar ma√Īana" y, en cambio, trata de entender qu√© te bloquea hoy, en este mismo momento: observa esta emoci√≥n, m√≠rala directamente a los ojos y luego ... tomar acci√≥n.

    Demuéstrese a sí mismo y al mundo cuánto vales. Demuestre que está dictando las reglas y no el cansancio, la desmotivación, la frustración. Eres infinitamente más poderoso que tus pensamientos y emociones.

    Eres mas fuerte que esa vocecita

    "Eres infinitamente m√°s poderoso que tus pensamientos y emociones".

    ¬ŅSabes qu√© tienen en com√ļn estas tres mentiras que nos contamos todos los d√≠as y las otras decenas de mentiras que nos repetimos como un disco rayado? Nuestro dialogo interno. Esa vocecita que zumba en nuestras cabezas y que nos acompa√Īa de la ma√Īana a la noche suele ser nuestro peor enemigo. Un enemigo tan poderoso como para poder cuestionar la confianza que tenemos en nosotros.

    A√Īade un comentario de Las 3 mentiras que te dices todos los d√≠as
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.