La tristeza dura m√°s que otras emociones

La tristeza dura m√°s que otras emociones

Hay momentos en que la tristeza se convierte en la emoci√≥n que parece prevalecer sobre todo. Podemos pasar semanas, incluso meses sintiendo su presencia y, por supuesto, sus efectos. ¬ŅPor qu√© persiste durante tanto tiempo?

Escrito y verificado por el psicólogo. ObtenerCrecimientoPersonal.

Última actualización: 15 2021 noviembre

¬ŅPor qu√© la tristeza dura m√°s que otras emociones? Muchos de nosotros habremos tenido este sentimiento. Cuando aparece, la tristeza se instala en nuestra mente como la peor de las compa√Ī√≠as.



Nos envuelve con su velo color ceniza que lo opaca todo, con sus tonos grises, invitándonos a escondernos durante días o semanas en el caparazón de nuestra introspección.

Antoine de Saint-Exupéry decía que la tristeza no es más que una vibración y que cuando resuena nos recuerda que estamos vivos. Tal vez sea así. Puede que haya pocas emociones que nos muestren tan claramente lo que es la existencia: tener que lidiar con más de una decepción, afrontar pérdidas, disgustos y el eco de lo que nunca vuelve.

Al mismo tiempo, hay un aspecto del que somos conscientes: no es f√°cil pasar p√°gina, salir corriendo o intentar guardar un regalo no deseado en un caj√≥n. La tristeza dura mucho m√°s que emociones como la sorpresa, la alegr√≠a, el aburrimiento, el asco e incluso la ira. Sin embargo, este aspecto tiene una explicaci√≥n. 

Razones por las que la tristeza dura m√°s que otras emociones

La tristeza, como muchas otras emociones, tiene mala reputaci√≥n. No sabemos qu√© hacer cuando lo vivimos; nos gustar√≠a deshacernos de √©l como si fuera el peor de nuestros enemigos. Es m√°s, muchas veces, si alguien percibe nuestro des√°nimo y nuestra expresi√≥n desconsolada, no duda en repetir la frase habitual e incorrecta: ‚ÄúVamos, no vale la pena quedarse as√≠. La vida est√° hecha de momentos‚ÄĚ.



En el imaginario colectivo, todav√≠a asociamos esta emoci√≥n con la debilidad y quiz√°s por eso seguimos manejando este estado emocional de una manera tan equivocada. Pues bien, un aspecto que nos se√Īala Paul Ekman, psic√≥logo pionero en el estudio de las emociones, es que nuestro universo psicol√≥gico estar√≠a m√°s equilibrado si conoci√©ramos mejor los estados psicofisiol√≥gicos que lo pueblan.

Un aspecto que el propio Ekman explica en letras como Knowing Our Emotions, coescrita con Daniel Goleman, es que la tristeza dura m√°s que otras emociones por un hecho muy concreto: est√° formada por muchas otras emociones.

Es decir que es una emoción que nunca llega por sí sola. Como cuando descorchamos una botella y descubrimos que en su interior hay rabia, rabia e incluso miedo.

Disecarlo, saber ‚Äúde qu√© est√° hecho‚ÄĚ nos ayudar√≠a a entenderlo mucho mejor, y por tanto a superarlo. Sin embargo, factores adicionales explican por qu√© este estado emocional es m√°s persistente.

La tristeza es proporcional al acontecimiento que la provoca y a la forma en que la interpretamos

Llevas cinco a√Īos de relaci√≥n afectiva por la que lo has dado todo. Te comprometiste a hacer que las cosas funcionaran, pero al final lo aceptaste. Lo mejor es dejar a tu pareja.

Tras la ruptura y tras mucho tiempo luchando por ese amor, sientes una tristeza infinita. Y este estado ha estado contigo durante meses, o incluso a√Īos.

Ahora, otra persona en la misma situaci√≥n que t√ļ puede tomar la ruptura como un alivio. Este peque√Īo ejemplo nos muestra un aspecto muy simple. La tristeza dura m√°s que otras emociones porque los desencadenantes son m√°s intensos.


Porque est√°n asociados a hechos que pueden ser traum√°ticos. Pero todo depende de c√≥mo se viva esta experiencia. Adem√°s de c√≥mo filtramos estos hechos, tambi√©n entran en juego las estrategias adaptativas.


Algunas personas tienen un enfoque más resistente a la forma en que manejan los obstáculos. Otros, en cambio, se encuentran desamparados en terreno fértil por la persistencia de ese malestar.

El peligro de cavilar: cuando los pensamientos alimentan la tristeza

La Universidad de Lovaina realiz√≥ un estudio para comprender mejor las emociones. El objetivo era definir cu√°ntas horas, en promedio, duran realidades psicofisiol√≥gicas como la felicidad, el miedo, la verg√ľenza. Bueno, result√≥ que la felicidad est√° lejos de ser un estado duradero como pensamos. 

  • Las emociones como el miedo, la sorpresa, el aburrimiento o el disgusto fueron muy breves. Sin embargo, en el panorama analizado hab√≠a un estado que siempre fue percibido como duradero: la tristeza.
  • Los investigadores quer√≠an investigar las causas subyacentes de esta evidencia. ¬ŅQu√© provoca que la tristeza se asiente durante semanas o meses en nuestra vida? La respuesta est√° en nuestros patrones de pensamiento.
  • Rumiar y pensar constantemente en el est√≠mulo desencadenante. dificultar su desaparici√≥n. No dejar de pensar en el evento que provoc√≥ nuestra desilusi√≥n, nuestra p√©rdida o sufrimiento, no solo contribuye a la persistencia de la tristeza, sino que la intensifica.
  • Finalmente, hay otro aspecto. En algunos casos podemos experimentar esta emoci√≥n sin que exista un desencadenante espec√≠fico. Sin embargo, nuestro pensamiento sigue siendo ese fusible que alimenta la desesperaci√≥n, que eleva la temperatura del sufrimiento y la negatividad.

¬ŅPor qu√© la tristeza dura m√°s que otras emociones? La resistencia

Una de las razones por las que la tristeza dura más que otras emociones radica en nuestra resistencia. Negarnos a aceptar la emoción que sentimos dificulta su gestión.


La salud también significa validar cada emoción, comprender que las emociones complejas son normales en situaciones anormales. Comprenderlos, aceptarlos y saber gestionarlos nos da equilibrio y nos permite afrontar mejor tanto los días de tranquilidad como los llenos de obstáculos.


Por lo tanto, es hora de reformular muchos de los esquemas que nos han inculcado. No es fuerte quien soporta y quien todo lo puede. Valiente es el que se permite caer para levantarse, llorar para encontrar alivio, refugiarse en su propia introspección para tomar mejores decisiones.

Resistir, demostrar fuerza y ‚Äč‚Äčactuar como si la vida no nos doliera, contagia la herida, magnifica y prolonga el sufrimiento. Como se√Īala Antonio Damasio, las personas no son seres racionales que se emocionan, son criaturas hechas de emociones y raz√≥n. Ser expertos en comprender las emociones nos permite llevar una vida m√°s plena y saludable.

A√Īade un comentario de La tristeza dura m√°s que otras emociones
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.