Hormona paratiroidea PTH | Vínculos con el deporte

Por el escritor de healthiergang , Licenciada en Ciencia y Tecnología de Alimentos, con especialidad en Nutrición y Alimentos Funcionales.

Paratormona PTH

lahormona paratiroidea o La hormona paratiroidea (hormona paratiroidea PTH) es un polipéptido compuesto por 84 aminoácidos, sintetizados y secretados por las glándulas paratiroideas. La PTH puede considerarse la hormona en la base de la regulación del metabolismo del calcio, involucrada tanto en los procesos de catabolismo como en el anabolismo óseo.


Varios informes en la literatura han descrito cómo la acción de esta hormona puede verse influenciada por la actividad físicaPor tanto, en este artículo intentaremos describir de forma general la importancia de la homeostasis del calcio y su regulación en deportistas o individuos que simplemente practican actividad física a diario.


Le variaciones en la PTH en relaci√≥n a la actividad f√≠sica parecen estar influenciadas tanto por su duraci√≥n como por su intensidad, con un probable ‚Äúumbral de est√≠mulo‚ÄĚ ligado a alteraciones de esta hormona.

Obviamente, la regulación de PTH está influenciada por la estado de mineralización ósea inicial sujeto, edad, sexo, estado de entrenamiento e interacción con otras hormonas o factores metabólicos como vitamina D, calcitonina, concentración plasmática de calcio, fosfato, magnesio, catecolaminas, ácido láctico, pH, etc.

Antes de abordar los aspectos relacionados con el deporte, describimos de forma general la acción de esta hormona.

Cuando la concentraci√≥n de calcio en la sangre sufre una disminuci√≥n (hipocalcemia), aunque sea peque√Īa, las c√©lulas de la gl√°ndula paratiroidea aumentan los impulsos para liberar esta hormona.

Una vez en circulaci√≥n, la PTH actuar√° directamente aumentando la acci√≥n y el n√ļmero de osteoblastos. (movilizaci√≥n de calcio √≥seo) y osteoclastos, en el ri√Ī√≥n siempre directamente aumentando la reabsorci√≥n de calcio inhibiendo la de fosfato e indirectamente estimulando la formaci√≥n de calcidiol y calcitriol (forma activa de vitamina D3) en el ri√Ī√≥n. absorci√≥n intestinal de calcio. resultante de la dieta.



PTH E Deporte

Varios estudios han confirmado la importancia de la actividad física para una buena salud ósea, como factor preventivo de la osteoporosis y reducciones en la densidad mineral ósea (DMO) en la edad adulta y como factor capaz de aumentar la masa ósea máxima en la adolescencia (Bradney et al., 1998).

De hecho los efectos anab√≥licos del ejercicio f√≠sico no solo se expresan en atletas competitivos cuyo objetivo puede ser principalmente aumentar la fuerza y ‚Äč‚Äčla masa muscular pero comparando sujetos sedentarios con sujetos que practican actividad f√≠sica diaria simple se ha informado que la DMO, especialmente en sujetos ancianos, fue significativamente mejor que los sujetos sedentarios o por alguna raz√≥n inmovilizados (Marcus, 1996) .

También se reporta como actividad física como herramienta preventiva. hacia elOsteoporosis, está particularmente indicado en el período de la adolescencia, de hecho la densidad mineral ósea (DMO) alcanza el 90% de su pico máximo al final de la segunda década y aproximadamente una cuarta parte de la masa ósea adulta se "acumula" en el período que " rodea el "pico de masa ósea" (Baily, 1997).

Por ejemplo, un estudio de 2006 (Maimoun et al.) Informó cómo los individuos sedentarios sometidos a entrenamiento en bicicleta de 50 minutos al día informaron aumentos en los niveles séricos de fosfatasa alcalina ósea (B-ALP) y osteocalcina, marcadores de síntesis de hueso nuevo, lo que sugiere un efecto "anabólico" inmediato ejercido por el ejercicio físico.

La hormona paratiroidea PTH se considera la principal regulador del metabolismo óseo, en particular al mantener las concentraciones fisiológicas de calcio y fosfato en los fluidos extracelulares, también es uno de los principales determinantes de los niveles de calcio intracelular.


Sus √≥rganos diana son los ri√Īones, en los que aumenta la reabsorci√≥n de calcio en el t√ļbulo proximal, la excreci√≥n de fosfato y la formaci√≥n de calcitonina (forma activa de vitamina D3) y el esqueleto en el que estimula la mineralizaci√≥n (acci√≥n osteobl√°stica) y el hueso. reabsorci√≥n. (acci√≥n osteocl√°stica), finalmente contribuye a la homeostasis del calcio tambi√©n de forma indirecta a nivel de absorci√≥n intestinal aumentando el nivel de vitamina D3 activa, factor esencial para la absorci√≥n "activa" de este mineral.


Como se mencionó, en el hueso la PTH tiene un efecto considerablemente "bifásico", catabólico cuando la exposición es continua (hipercalcemia) y anabólico cuando la exposición es el resultado de pulsos secretores (niveles normales de calcio) (Qin et al., 2004).

Hay varios estudios que han informado cómo diferentes tipos de ejercicio físico (en particular combinaciones de alta intensidad, volumen y% VO2max alto en diferentes tipos de ejercicio físico) han aumentado las concentraciones de PTH: ejercicio hasta la falla, 85%, 70% del VO2max o vía HIIT (Bouassida et al., 2003).

En reversa ejercicio de mínima intensidad o en cualquier caso de muy corta duración han informado cambios casi inconsistentes en las concentraciones de PTH (Brahm et. al., 1997).

En cuanto a los efectos anabólicos de la PTH sobre el hueso, los mecanismos que subyacen a la acción reguladora de esta hormona parecen estar contenidos en 3 pasos principales, estimulación de la proliferación de PRE-osteoblastos, promoción posterior de la diferenciación en osteoblastos maduros e inhibición de su apoptosis (Qin et. al., 2004).


En un estudio de 2004 semanas (Miki et al., 48), los investigadores destacaron cómo Las inyecciones semanales intermitentes de hPTH pudieron aumentar el volumen óseo. trabecular y mejorar su microestructura en sujetos con osteoporosis primaria.

En reversa la acción catabólica se asocia con la liberación continua de PTH por ejemplo en casos de disfunción renal o hiperparatiroidismo y posterior degradación ósea pero también en caso de hipercalcemia, esto debido a mecanismos moleculares bastante complejos capaces de involucrar mecanismos receptores (ODF-RANKL) y posterior estimulación de la osteoclastogénesis y acción posterior (Locklin et al., 2003).

Centrémonos ahora en la actividad física. Como se mencionó anteriormente, existen varios datos reportados en la literatura que atestiguan correlaciones sobre las concentraciones de PTH y por lo tanto su acción y el nivel de actividad física en particular ligado a su intensidad y duración.


Un ejemplo es el estudio antes mencionado, en el que Maimoun et al, (2006) informaron cómo ciclistas sometidos a 50 minutos de entrenamiento respectivamente al 15% por encima del umbral aeróbico o al 15% por debajo (umbral de ventilación VT), observaron que solo en el primer caso hubo un aumento neto de PTH al final y en el período de recuperación posterior al entrenamiento. Los mismos investigadores también demostraron en un estudio anterior (2005) cómo el ejercicio incremental máximo podía estimular una respuesta anabólica en el tejido óseo.

Otro experimento en el que se comparó un protocolo de entrenamiento de carrera continua dividido en dos fases: 21 minutos al 75% y 21 minutos al 85% del VO2máx, y un segundo consistente en correr a niveles intermitentes o 40 minutos de recuperación entre las dos fases.

Los resultados mostraron que ambos produjeron aumentos de PTH en los individuos examinados, pero al igual que en el protocolo continuo, las concentraciones fueron m√°s altas y se acompa√Īaron de disminuciones de calcio en forma ionizada.

Otro estudio (Brahm et al.) Confirmó el hecho de que La intensidad del ejercicio juega un papel muy importante en la liberación de PTH., los investigadores evaluaron a 20 sujetos sometidos a ejercicio físico a un nivel incremental de intensidad comenzando desde el 30% del VO2máx pasando al 47%, al 76% y luego realizando 5-6 minutos hasta el fracaso.

Se demostró que las concentraciones de PTH aumentaron en proporción al nivel de intensidad y en los sujetos que más resistieron a la máxima intensidad, los niveles de PTH se mantuvieron altos incluso en las siguientes 24 h, así como los niveles de calcio sérico.

Varios investigadores han sugerido que estos niveles de PTH también se elevan en las 24 horas posteriores a la actividad física intensa. puede ser sinónimo de un efecto anabólico de esta hormona sobre el hueso en respuesta al ejercicio físico (Salvesen et al., 1994).

Otras variables

Como dijimos Existen otros factores que pueden afectar la liberación de PTH y el metabolismo del calcio., incluso durante la actividad física: catecolaminas, acidosis, etc. Por ejemplo, un estudio realizado en ratones mostró cómo la acidosis debida a la producción de ácido láctico provocaba aumentos en el nivel de PTH, aunque no en condiciones de hipocalcemia (Bichara et al., 1990).

Podemos decir sumando lo dicho hasta ahora cambios en la PTH en respuesta al ejercicio Dependen de la intensidad y duración de la misma, alta intensidad y larga duración o media intensidad pero en rendimiento resistencia o ultra resistencia (> 5h).

Un estudio bastante reciente (Moghdasi y Siavashpour, 2013) mostró cómo un programa de entrenamiento de 12 semanas en la sala de pesas produjo aumentos en los niveles de PTH, testosterona, estrógeno y GH en comparación con el grupo control que no realizaba actividad física, sugiriendo que el entrenamiento dirigido a la fuerza-hipertrofia de alguna manera estimuló una respuesta anabólica incluso a nivel óseo.

Layne y Nelson (1999) ya informaron estas consideraciones en una revisión en la que afirmaron que ya existían varios estudios que atestiguaban que el ejercicio de alta intensidad en la sala de pesas era uno de los mejores enfoques preventivos para mantener la salud ósea, particularmente en adultos.

Conclusiones

En conclusión, está claro cómo Las vías hormonales y bioquímicas de nuestro organismo están formadas por redes de interacción entre moléculas y factores. y por lo tanto variables muy diferentes, y por lo tanto, a menudo es difícil hacer declaraciones definitivas aplicables a cada individuo.

En este caso, las evidencias que muestran c√≥mo el ejercicio f√≠sico puede tener diferentes efectos sobre los mecanismos reguladores relacionados con el metabolismo √≥seo son m√ļltiples.

Audio vídeo Hormona paratiroidea PTH | Vínculos con el deporte
A√Īade un comentario de Hormona paratiroidea PTH | V√≠nculos con el deporte
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.