Hábitos saludables según la ciencia

Quien soy
Joe Dispenza
@joedispenza
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Hábitos saludables según la ciencia

Tomando como referencia tres aspectos fundamentales, es posible esbozar algunos hábitos saludables 

Última actualización: 14 septiembre, 2019

Los estudios científicos realizados a lo largo del tiempo han permitido identificar una gran variedad de hábitos saludables. Estos son comportamientos que con la repetición mejoran nuestro bienestar y construyen la base de nuestro crecimiento.

Los hábitos saludables de los que hablamos se pueden encontrar en tres niveles: alimentación saludable, ejercicio constante y relaciones sociales saludables.



Tomando como referencia estos tres grupos, es posible esbozar algunos hábitos saludables, definidos así por la ciencia.

3 hábitos saludables según la ciencia

1. Fuente de alimentación

Uno de los pilares de un estilo de vida saludable es adoptar unos buenos hábitos alimentarios. Una de ellas se basa en las proporciones de los platos que preparamos. Cuando creamos un menú, debemos asegurarnos de saber la cantidad de calorías que necesitamos. Un truco es tomar nuestro puño como unidad de medida, las porciones no deben exceder el tamaño.

Por otro lado, la dieta mediterránea, por vaga que parezca, es uno de los planes de alimentación más saludables que existen. Comer cinco veces al día repartiendo las cantidades adecuadas y basar platos en ingredientes como verduras de calidad y aceite de oliva le ayudará a seguir una dieta más saludable.

Un tercer consejo relacionado con la nutrición es no compremos comida cuando tengamos hambre. De esta forma evitaremos caer en la tentación de comprar alimentos poco saludables solo por capricho, ahorrando además en términos de dinero.

Finalmente, Evitar las bebidas carbonatadas, ya sean light, zero o dietéticas, es un excelente hábito dietético. Estos productos están directamente relacionados con la obesidad, ya que los altos contenidos de azúcar son enemigos de una dieta equilibrada.



2. La importancia del ejercicio físico

Adoptar el hábito saludable de hacer ejercicio todos los días es fundamental para un estilo de vida saludable. Es uno de los hábitos de salud más recomendables por los efectos que tiene en el organismo:

  • Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, osteoporosis, diabetes y obesidad.
  • Mantiene las articulaciones, los tendones y los ligamentos flexibles, ayudándonos a movernos más fácilmente y reduciendo la probabilidad de lesiones.
  • Reduce los efectos del envejecimiento.
  • Promueve el bienestar mental al prevenir la depresión.
  • Baja tus niveles de estrés y ansiedad.
  • Aumentar la energía y la resistencia física.
  • Mejorar la calidad del sueño.
  • Acelera el metabolismo, permitiéndonos mantener un peso ideal a largo plazo.

Cualquiera puede beneficiarse de alguna actividad física regular, en todas las edades. Evidentemente hay que tener en cuenta tus límites y, en caso de duda, consultar a un especialista que te recomiende los mejores ejercicios. por sus características físicas y sus objetivos.

3. Relaciones sociales

Somos seres sociales, y un aspecto fundamental de nuestra vida es relacionarnos con los demás. Para disfrutar de relaciones sociales saludables, debe elegir a las personas con cuidado.

Una vida socialmente sana implica elegir amistades que nos permitan evolucionar a nivel personal. Una buena práctica puede ser buscar amigos en ambientes donde nos sintamos cómodos, como en el lugar donde se realiza una actividad que nos gusta. Esto nos permitirá conocer personas con las que compartimos intereses, aprender de ellos y desarrollar nuestras aficiones.


Un vínculo común será útil para establecer una mejor relación de amistad. Por otra parte, También es importante contar con personas que nos apoyen a nivel emocional. Un amigo debe ser capaz de ayudarnos en momentos de necesidad, para evitar caer en relaciones enfermizas o de codependencia.


Las relaciones laborales también son importantes para una vida social saludable. Tener una buena relación con nuestros compañeros. mejorará el ambiente de trabajo y nos ayudará a sentirnos más realizados y valorados profesionalmente. Esto, a su vez, nos dará más posibilidades de lograr el éxito y la promoción, aumentando nuestra autoestima. Las relaciones sociales son, por tanto, un pilar en la base de cualquier hábito saludable. Construir amistades profundas y saludables nos ayudará a generar confianza en nosotros.

Añade un comentario de Hábitos saludables según la ciencia
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.