Expresión emocional: cuando nos hacen daño

Quien soy
Louise Hay
@louisehay
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Expresión emocional: cuando nos hacen daño

Cuando se lesionan, algunos usan una falsa máscara de seguridad, mientras que otros eligen la expresión emocional que les ayudará a mejorar su autoestima.

Escrito y verificado por el psicólogo. ObtenerCrecimientoPersonal.

Última actualización: 15 2021 noviembre

Si nos lastimamos a menudo y con frecuencia, y no reaccionamos, nos separamos un poco más cada día. No es fuerte quien resiste y aguanta todo indefinidamente, quien lucha contra sí mismo para calmarse y contener lo que siente. En reversa, fuerte es el que se siente libre de usar su propia expresión emocional. Es decir, aquellos que logran expresar sus emociones y necesidades, poniendo límites. Obviamente, no es fácil, pero proteger tus sentimientos es un ejercicio real y saludable que le hará bien a tu ego.



Ser adulto suele ser lo más difícil del mundo. Es una etapa de la vida donde, casi de repente, aspectos como el trabajo, la economía, la familia y la realización personal son poco más que un caos tratando de mantenerse a flote. Al mismo tiempo, olvidamos que, en realidad, el ciclo vital más relevante del ser humano coincide con la juventud. Justo en la niñez, y más tarde en la adolescencia, la expresión emocional toma forma y crece. Como uno de esos buenos hábitos que nos han enseñado los padres o los abuelos.

Es en estas primeras etapas de la vida que se desarrollen los rasgos más importantes de la personalidad y el enfoque de la vida. Una de las lecciones más importantes es, sin duda, la relativa a las habilidades emocionales. Piénsalo un momento: ¿de niños te enseñaron a distinguir una emoción de un sentimiento? ¿Te dijeron cómo ser asertivo, reconocer tus necesidades emocionales y saber comunicarlas de manera efectiva?



Lo cierto es que, en la mayoría de los casos, se descuida este tipo de enseñanza. Y es un problema grave, dado que las consecuencias de esta omisión recaerán sobre el individuo en la fase más delicada de su existencia. Por eso hay muchos "adultos a medio hacer" que se pierden, que son vulnerables, muy sensibles a la dinámica de un entorno que no siempre es fácil. En el que incluso las personas más importantes para nosotros pueden herir nuestros sentimientos.

Pero entonces, ¿qué hay que hacer? ¿Cómo debes comportarte? En este artículo descubriremos juntos la importancia crucial de la expresión emocional.

“Una emoción no causa dolor. Resistencia o represión de una emoción, las que provocan dolor.”

-Frederick Dodson-

Ser asertivo, fundamental para la expresión emocional

Cuando alguien hiere nuestros sentimientos, solemos reaccionar de dos formas: permaneciendo en silencio o respondiendo instantáneamente con ira, agresión e indignación.. Todo se vuelve un poco más complicado cuando quienes cruzan la línea del respeto pertenecen al grupo de figuras cercanas o familiares. La pareja, un familiar, un amigo o incluso nuestro jefe.

En estas situaciones surgen muchas dudas. "Te equivocaste, sin duda, pero ¿qué te digo?" o “¿Cómo puedo decirle que hirió mis sentimientos sin perder los estribos? ¿Sin ser agresivo y hablando claro?”.

La expresión emocional es sin duda la única herramienta que tendremos a nuestra disposición para responder a estas y otras preguntas. Pero para que esta comunicación de emociones sea efectiva y lineal, será necesario trabajarla.


Descifrar las emociones para poder defendernos con asertividad

En un estudio publicado en la revista Nature, el célebre neurofisiólogo Antonio Damasio recuerda la importancia de saber distinguir una emoción de un sentimiento.

Empezar, una emoción es toda una colección de respuestas químicas y neuronales que experimentamos en presencia de un estímulo. El cuerpo humano es el primero en sentir el impacto de algo que altera su homeostasis, su "equilibrio" interno. En segundo lugar, es la mente la que traduce esa emoción en un sentimiento. En el momento en que seas capaz de traducir lo que sientes en pensamientos, aparecerá la sensación.


Cuando notes el famoso “nudo en el estómago” o la aceleración de los latidos del corazón que parece a punto de estallar, detente un momento y traduce, interpreta esa emoción. No lo ignores, no te digas que no pasó nada. Trata de nombrar lo que escuchas. Identifícalo y también podrás esclarecer el valor del sentimiento conectado a él.

La valentía de expresar los sentimientos en la comunicación asertiva

Después de dar también un nombre a los sentimientos (desencadenados por la emoción) que están dentro de ti (humillación, indignación, dolor, desilusión, tristeza, sensación de engaño...), el siguiente paso será proceder a la comunicación, a la expresión emocional. Para hacer esto, deberá tener en cuenta el pronombre personal "yo".

Quizás en nuestra rutina diaria sea difícil comenzar nuestras oraciones con "yo". Sin embargo, en la comunicación asertiva y emocional es muy necesario. Entonces, cuando se sienta decepcionado o frustrado, lo alentamos a usar estas dos frases simples:


  • “Me sentí honrado por el comentario que hiciste. Tal vez hablaste fuera de lugar, sin saberlo. De todas formas, toma en consideración lo que te he dicho y por favor no lo repitas.”
  • “Me siento muy decepcionado con la elección que ha hecho. No tomaste en consideración lo que te pude haber dicho ni me preguntaste qué pensaba”.

Si te lastiman, aprovecha la expresión emocional

Si hieren tus sentimientos, necesitas tener una idea en mente: defiéndete, aclara tu punto de vista y sentarás las bases para que este tipo de incidentes no vuelvan a ocurrir. Para ello, invitarás a la otra persona a ejercer contigo la responsabilidad emocional.

Que significa

  1. Establecerás un acuerdo de responsabilidad emocional contigo mismo. Si hieren tus sentimientos, la responsabilidad es del otro, pero si lo vuelven a hacer y te has defendido, la responsabilidad ahora recae en ti. Una responsabilidad, pero eso no te hace culpable.
  1. Tendrás que concienciar a la otra persona de su mala actitud. Le harás entender que una relación, sea de la naturaleza que sea, requiere respeto y responsabilidad. Lo que pasó no se puede repetir. Ambas partes aprenderán de lo sucedido y se esforzarán por crear interacciones más empáticas, humanas y significativas.

Te invitamos a tomar en cuenta un último aspecto: estos procesos toman tiempo. Aprender a ser asertivo y manejar tus emociones para comunicarte de manera efectiva es algo que viene con la práctica. No te olvides, por tanto, de aplica estas estrategias siempre que alguien hiera tus sentimientos. Inmediatamente notará un cambio de rumbo.


Añade un comentario de Expresión emocional: cuando nos hacen daño
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.