Estrés y depresión en la búsqueda de empleo

Quien soy
Joe Dispenza
@joedispenza
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autor y referencias
Estrés y depresión en la búsqueda de empleo

La ansiedad y el estrés relacionados con la búsqueda de empleo pueden conducir a una depresión mayor. En este caso, la terapia cognitivo conductual es la que más nos ayuda a cambiar de actitud.La ansiedad y el estrés relacionados con la búsqueda de trabajo pueden derivar en una depresión mayor. En este caso, la terapia cognitivo conductual es la que más nos ayuda a cambiar de actitud.

Escrito y verificado por el psicólogo. ObtenerCrecimientoPersonal.



Última actualización: 15 2021 noviembre

En ocasiones el simple hecho de elaborar el Curriculum Vitae produce ansiedad. El estrés de la búsqueda de empleo no es desmotivado, muchas veces no recibir ningún feedback o respuesta nos hace caer en un estado de completa indefensión. Las bajas expectativas y la incertidumbre amplifican este sufrimiento.

Al buscar información sobre el estrés y la ansiedad relacionados con el desempleo, es común encontrar consejos sobre cómo pasar con éxito una entrevista. Los buenos consejos que ayudan a mantener los nervios al seleccionar siempre son útiles, sin embargo, hay un aspecto que se pasa por alto pero que se siente mucho.

Hablamos de depresión u otros trastornos del estado de ánimo relacionados con el desempleo o la incapacidad para encontrar trabajo.

Esto no es demasiado sorprendente. Estudios como el realizado por Barbara J. Jefferis del University College London así lo confirman El desempleo y la búsqueda frustrada de empleo como causa directa de la depresión mayor.

La primera campana de alarma de esta condición ocurre cuando el simple hecho de tener que rellenar nuestros datos se convierte en motivo de estrés. Veamos en detalle qué es.

Ansiedad y estrés en la búsqueda de empleo, una realidad común

Es normal que buscar trabajo provoque cierta ansiedad y estrés. Los que acaban de terminar sus estudios les avisan y se encuentran rellenando un Curriculum Vitae en el que prima la formación que la experiencia. Incluso aquellos que, más maduros y con más experiencia, se ven arrojados a un escenario caótico, agobiante y lleno de incertidumbre, los ponen a prueba.



La prisa por los pocos trabajos disponibles nos hace detenernos muchas veces en eternas antesalas, esperando que se nos ofrezca una oportunidad. La Universidad de Chicago realizó un estudio de varios años sobre una muestra de 282 personas. Los datos que surgieron confirman que lo que sabes o puedes hacer "importa menos que" a quién conoces "para conseguir un trabajo.

Esta triste realidad por sí sola es capaz de arrojarnos al desamparo y la desesperación. Por ello, es muy habitual que la búsqueda de un puesto de trabajo, independientemente de la edad o formación del candidato, se viva con una elevada carga de estrés. El paso del tiempo, el teléfono que no suena y los fracasos alimentan la frustración e intensifican la ansiedad. 

Indicadores asociados al estrés de búsqueda de empleo

Veamos qué comportamientos, pensamientos o situaciones caracterizan a quienes padecen ansiedad y estrés por búsqueda de empleo:

  • Falta de confianza en cualquier oferta de trabajo, escrita o recibida.
  • Sensación de incertidumbre cada vez más difícil de afrontar o soportar.
  • Tendencia a posponer el envío del Curriculum.
  • Ansiedad en el llenado de formularios de solicitud de empleo.
  • Desmotivación a la hora de participar en un proceso de selección, por fracasos anteriores.
  • Uno comienza gradualmente a dudar de sus habilidades profesionales y personales.
  • A menudo, ni siquiera el medio ambiente ayuda. La familia y los amigos pueden proyectar poca esperanza y negatividad en las personas que buscan trabajo.

¿Cómo superar el estrés de la búsqueda de empleo?

Partimos del principio de que todos somos competentes, válidos y merecemos no solo un trabajo, sino un buen trabajo. Ciertamente podríamos decir que necesitamos ser creativos, que en lugar de buscar trabajo debemos ofrecer nuestros recursos y nuestra capacidad de innovar, que necesitamos crear trabajo y no buscarlo. Todas buenas ideas, que sin embargo chocan con una realidad muy diferente.



¿Cómo es posible dar lo mejor de nosotros mismos si no estamos bien psicológicamente? Las constantes decepciones se suman y crean un túnel del que es difícil ver la luz. En estos casos, las fórmulas mágicas no se aplican: la ayuda profesional y especializada cuenta más.


La Terapia Cognitivo Conductual nos permite reenfocar nuestro diálogo interior, romper con el pesimismo y aliviar la sensación de fracaso. También nos ayuda a desarrollar las mejores habilidades para crear nuevos comportamientos, actitudes con las que afrontar el mercado laboral con más ideas, fuerza y ​​espíritu de lucha.

Junto con el apoyo psicológico, siempre es bueno interiorizar algunas ideas simples pero poderosas:

  • Los pensamientos negativos frenan las oportunidades.
  • Es necesario cambiar tu actitud mental.
  • Necesitamos cuidarnos, nutrirnos: el deporte, la lectura, la buena alimentación son fundamentales.
  • Es igualmente fundamental poder contar con un buen apoyo social, evitando a las personas que nos oprimen con su pesimismo y derrotismo.
  • El mindfulness también puede ser una buena herramienta para desarrollar la atención plena, para gestionar mejor nuestras emociones.

Por último, pero no menos importante, para combatir el estrés de la búsqueda de empleo, debe ser creativo y proactivo. A veces, en los momentos más oscuros nacen las ideas y proyectos más brillantes.


Añade un comentario de Estrés y depresión en la búsqueda de empleo
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.