¿Eres Batman o Joker? Cómo los personajes determinan la violencia

Quien soy
Louise Hay
@louisehay
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autor y referencias

Desde hace algunos años se cuestionan los videojuegos con contenido violento. Numerosos estudios sugieren que esta forma de entretenimiento genera agresiones y comportamientos violentos, mientras que otros consideran que el vínculo no es tan evidente y que, efectivamente, este tipo de juegos también podrían reducir la violencia al servir como una especie de salida.

Un estudio muy interesante realizado recientemente podría acabar definitivamente con esta diatriba: según investigadores de la Universidad de Luxemburgo, los efectos de los videojuegos violentos dependen del papel que asuma el jugador.



Estos investigadores reclutaron a 60 personas, incluidas 20 mujeres, para jugar un videojuego particularmente violento durante 15 minutos. A algunos se les asignó el papel del bueno, Batman, mientras que otros tomaron el papel del villano, el Joker. Antes de que comenzara el juego, los investigadores se aseguraron de que las personas estuvieran familiarizadas con los rasgos de su carácter y que sintieran un poco de empatía por él.

Para lograr este grado de identificación se les pidió que leyeran un resumen que indicaba que Batman provenía de una familia que lo amaba mientras que el Joker de una familia disfuncional que abusó de él durante su infancia. Después de jugar, los participantes debían mirar una serie de caras que aparecían en la pantalla de la computadora y debían indicar si se veían hostiles.

Algunas de las caras eran en realidad hostiles, mientras que otras eran neutrales. El hecho interesante fue que las personas que interpretaron el papel del Joker tendían a percibir más hostilidad en los rostros, incluso en las filas dementes.

Pero eso no es todo. A estas personas también se les aplicó lo que se conoce como "la técnica de la letra perdida". Al salir del laboratorio, se les mostró una carta en el suelo con una dirección que indicaba el nombre de uno de los investigadores. Quienes interpretaron el papel de Batman mostraron seis veces mayor disposición a entregar la carta a los investigadores, mientras que quienes personificaron al Joker la ignoraron en la mayoría de los casos.



Por supuesto, estos resultados son muy interesantes porque indican más allá de toda duda que estamos infectados con el personaje que personificamos. Por tanto, el impacto de los videojuegos en nuestro comportamiento no depende tanto de las acciones cometidas durante el juego sino de los objetivos del mismo.



Añade un comentario de ¿Eres Batman o Joker? Cómo los personajes determinan la violencia
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.