Empezar la vida después de la cuarentena

Empezar la vida después de la cuarentena

Recuperar nuestra vida después de meses de confinamiento solitario no será fácil. Habrá que salir venciendo los miedos, adaptándonos a los cambios y desarrollando una visión crítica pero también creativa. Todo esto nos ayudará a transitar hacia esta nueva realidad de la mejor manera posible.

Escrito y verificado por el psicólogo. ObtenerCrecimientoPersonal.

Última actualización: 15 2021 noviembre

Pocas cosas nos parecen tan inciertas como empezar de nuevo la vida después de la cuarentena. Nuestra mente va imaginando múltiples escenarios posibles y, aunque unos nos gusten más que otros, hay un elemento que casi siempre permanece invariable: sabemos que nada volverá a ser igual y que seguiremos estando obligados a convivir con el Coronavirus.



Desde un punto de vista evolutivo, los psicólogos y antropólogos nos invitan a centrarnos en las oportunidades y el lado positivo de las cosas. La humanidad nunca deja de avanzar y la pandemia ha sido testigo de los esfuerzos coordinados de toda la comunidad científica para encontrar una vacuna. La nuestra es una sociedad cooperativa que siempre ha sobrevivido creando alianzas.

La crisis actual abre la puerta a una sociedad más compasiva. Como nos explica Juan Luis Arsuaga, gran conocedor de la evolución humana, esta crisis nos ha obligado a entender que no tenemos control sobre nuestro futuro. Es hora de pensar como adultos y afrontar el cambio con responsabilidad y optimismo.

Después de todo, el pesimista no hace más que justificarse y permanecer impotente. Solo mirando al futuro con optimismo entenderemos que para cambiar la situación debemos asumir la responsabilidad. En este momento, tenemos una responsabilidad inmediata: volver lentamente a la vida. Aquí hay algunos consejos sobre cómo empezar de nuevo la vida después de la cuarentena.



Empezar de nuevo la vida después de la cuarentena: ¿cómo hacerlo?

Para entender cómo será la vida después de la cuarentena, podemos apoyarnos en lo que está pasando en países que ya están en esta fase.

Sabemos que la actividad tanto laboral como escolar se ha reanudado en China con estrictas medidas de seguridad, distanciamiento social y estándares de higiene. En Alemania y Suecia, sin embargo, a pesar de que los bares, restaurantes y tiendas están abiertos, la gente ha reducido drásticamente tanto las compras como las salidas.

Hay miedo económico y cautela. Los gastos son menores, el turismo es mínimo y surge otro factor no menos importante: el desempleo. El paisaje es complejo y los hábitos de vida de las poblaciones que ya se encuentran en estadios más avanzados han cambiado casi por completo.

¿Qué podemos hacer entonces? ¿Cómo puede la vida empezar de nuevo después de la cuarentena? Aquí hay algunos puntos para pensar.

El fin de la cuarentena es solo un proceso dentro de la pandemia

El fin de la cuarentena no es el fin de la pandemia. Pasaremos por varias etapas que progresarán (o no) dependiendo de qué tan bien se controle el brote. Esto no quiere decir que el riesgo de infección haya desaparecido: al contrario, tendremos que aprender a convivir con el virus.

Con esto claro en mente necesitamos abrir nuestra mente a una perspectiva diferente. Reanudaremos nuestra vida, sí, pero de forma lenta y progresiva.

Estas condiciones nos obligan a considerar tres aspectos psicológicos: paciencia, adaptación al cambio y manejo del estrés. Cualquier cambio de estilo de vida puede generar alarma, angustia y miedo. Tendremos que estar preparados para hacer frente a estas variables emocionales.


La forma de reaccionar ante el fin de la cuarentena varía para cada persona

En los últimos días hemos visto a la gente llenar las calles llena de ansiedad, alegría y, muchas veces, cierta sensación de normalidad. En la otra cara de la moneda están quienes tienen miedo de salir a la calle. Estas diferencias son absolutamente normales.


No hay que preocuparse si sentimos más ansiedad, si sentimos que no estamos al ritmo de los demás y si el miedo nos frena más de lo que nos gustaría.

No es un problema: cada uno tiene sus propios ritmos, su propia forma de reaccionar y afrontar nuevas situaciones. Tomemos todo el tiempo que necesitemos. Lo importante es ir avanzando poco a poco con el objetivo de salir al mundo y diseñar lo que será nuestra nueva vida.

Continuaremos sobre quién va allí: debemos aceptar el distanciamiento social

Cuando la vida comience de nuevo después de la cuarentena, tendremos que aceptar un factor esencial: el distanciamiento social seguirá siendo el protagonista en cualquier escenario. Esta es la única forma de mantener a raya el riesgo de infección.

Esto significa que tendremos que reformular nuestra forma de trabajar, de relacionarnos, de divertirnos… Todos estos son elementos a aceptar cuanto antes.

Del miedo a la creatividad: reformulando lo que queremos para nuestro futuro cercano

El miedo es una emoción de mil caras que hay que entender. No sólo garantiza nuestra supervivencia al obligarnos a ser precavidos, inmóviles y a defendernos. Esta inmovilidad nos sitúa a su vez en una nueva línea de partida, un nuevo comienzo.


Es una emoción con la que todos vivimos. ¿Quién no camina por la vida con un equipaje lleno de miedos? Miedo a estar contagiado, miedo a quedarme sin trabajo, a no saber qué pasará mañana... Lo importante es seguir actuando a pesar del miedo, desarrollando nuevos mecanismos de acción.

Si tengo miedo de infectarme, tomaré medidas para protegerme. Si tengo miedo de quedarme sin trabajo, pensaré en un cambio, una estrategia y una nueva carrera para adaptarme y reaccionar. La supervivencia va de la mano con la creatividad.


Desarrollar el pensamiento crítico para reiniciar la vida después de la cuarentena

La vida después de la cuarentena requerirá la aplicación de un buen pensamiento crítico. La nueva etapa que nos espera nos obliga a reformular muchos aspectos que antes nos definían y que quizás habrá que cambiar. En este sentido, hay que prestar mucha atención a la sobrecarga cognitiva.

Habrá que ser cautos, intuitivos y críticos para no caer en bulos, en falsedades y en aquellas conductas que a la larga resultaran negativas para todos. Si nuestros vecinos, familiares y amigos ignoran las medidas de distanciamiento social, no significa que debamos hacer lo mismo.

Es hora de ser responsables, valientes e inteligentes. Cualquier reto requiere lo mejor de nosotros y, sin duda, lo haremos bien. Pensemos en ello y actuemos en consecuencia.

Añade un comentario de Empezar la vida después de la cuarentena
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.