Emociones difíciles: traducirlas, expresarlas

Emociones difíciles: traducirlas, expresarlas

Emociones difíciles: traducirlas, expresarlas

Última actualización: 26 de marzo de 2020

Le emociones dificiles combinan sensaciones que parecen contradictorias. Sin embargo, al precisarlos y tratar de expresarlos, favorecen la comunicaci√≥n con nosotros mismos y con los dem√°s.

Cuando hablamos de emociones difíciles, nos referimos a aquellas que no se manifiestan en estado puro, es decir, la mayoría. Como cuando sentimos amor y odio al mismo tiempo (que casi siempre sucede), o cuando la compasión se mezcla con la ira o la ira con la tristeza.



En ocasiones todo se manifiesta de forma global como malestar, pero no es posible precisar qué emociones provocan un determinado estado emocional.

En algunos casos, sobre todo si no estamos acostumbrados, hay que hacer un arduo trabajo para clarificarlos, traducirlos en pensamiento y expresarlos en voz alta. Cada uno de estos pasos se vuelve muy complejo en ocasiones, incluso si es la salida de un estado emocional no deseado.

En rigor, no hay palabras suficientes ni exactas para expresar emociones difíciles. Quizás por eso existe precisamente la poesía, un lenguaje polisémico que refleja la imprecisión característica de los sentimientos y emociones que nos envuelven.

Más allá de las manifestaciones artísticas, a veces tenemos que, de una forma u otra, encontrar la manera de comunicarnos.

"La inteligencia se puede confundir, pero los sentimientos nunca mienten".

-Roger Ebert-

Emociones difíciles y sus expresiones.

Encontramos un reflejo de lo complicado que puede ser el proceso de calibrar y expresar estas emociones palabras intraducibles de un idioma a otro.

No hay forma de traducir el significado de un idioma a otro, precisamente porque son complejos o est√°n relacionados con un determinado contexto social.


Veamos algunos ejemplos:


  • estr√©s de ocio. Una palabra alemana para el estr√©s experimentado al participar en actividades solo para llenar el tiempo libre.
  • Literalmente. Palabra checa que indica el sentimiento que surge cuando nos damos cuenta de que somos miserables y esto nos parece irremediable.
  • Gigil. T√©rmino filipino que significa querer "agarrar" o "aferrarse" a algo, por la ternura que nos infunde.
  • Sukha. Expresi√≥n en s√°nscrito que define el tipo de felicidad que no se siente como pasajera. Una felicidad profundamente feliz y duradera.

En varias ocasiones, en el ejercicio de traducción, no encontramos la manera de transferir términos extranjeros de un idioma a otro sin perder algunos matices de significado.

No encontramos formas de identificar, ni de hacer o expresar emociones difíciles. No conocemos la palabra que logra especificarlos. Esto nos desanima porque la posibilidad de nombrar algo es lo que nos permite enfrentarlo.

La forma de identificar las emociones.

Generalmente estamos acostumbrados a clasificar las emociones en cinco grupos básicos: alegría, tristeza, ira, miedo y asco.. A veces, en realidad, lo que sentimos corresponde a una de estas emociones básicas.

Sin embargo, también hay ocasiones en las que todas estas emociones son demasiado generales para que podamos ser específicas. Nuestro miedo es disgusto o la ira es miedo.

Lo que caracteriza a este tipo de emociones es la fusión con otras emociones, aparentemente muy diferentes entre sí.. Para identificarlos, la primera habilidad que entra en juego es flexibilizar nuestro pensamiento. Entender que no podemos encontrar una forma categórica para nombrarlos, ya que no corresponden a sentimientos categóricos.


También debemos liberarnos de la tentación de evaluar las emociones desde un nivel ético: no hay emociones buenas o malas. De hecho, potencialmente, con respecto a las consecuencias, una emoción puede ser muy buena o muy mala.


En √ļltima instancia, es el manejo de la emoci√≥n y la energ√≠a asociada lo que decide. En otras palabras, una emoci√≥n no puede ser un precedente de nuestras acciones, pero tampoco puede justificarlas.


Por otro lado, es importante abandonar la idea de reconciliar lo irreconciliable. La alegría triste es alegría triste y no es obligatorio que una de las dos predomine sobre la otra.

La importancia de definir y expresar

La libre expresión, como su opuesto, limita y tensiona. Expresar con palabras lo que sentimos enriquece la comunicación con los demás, mejorando también la calidad de nuestro diálogo interior. Además, promueve la comprensión, la disponibilidad, la empatía y la paz, interna y externa.

Para dar voz a estas emociones, se necesita un ejercicio análisis que nos permite separar las emociones que indujeron el estado general, así como la influencia de cada una.

Si se trata de alegría enojada, entonces estamos hablando de alegría e ira. Cuando se trata de tristeza asqueada y temerosa, están involucradas tres emociones básicas.


Seguro que cada uno de estos conceptos se puede especificar mejor. La ira puede ser irritación, ira, fastidio y mil matices más. Lo importante es encontrar la palabra que mejor se adapte a lo que sentimos.

Un ejercicio que ayuda a completar este proceso de identificación, traducción y expresión de emociones es el siguiente.

  • Intente construir una oraci√≥n que comience con "Me siento ... cuando ..."
  • Trate de asociar la oraci√≥n con todas las emociones involucradas.
  • Al final haz un resumen de lo que has escrito e intenta integrarlo.

Un ejercicio interesante que a veces se traduce en poesía y siempre en una mejor comprensión del estado emocional.

A√Īade un comentario de Emociones dif√≠ciles: traducirlas, expresarlas
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.