El olvido es una palabra desconocida para el corazón

Quien soy
Robert Maurer
@robertmaurer
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autor y referencias
El olvido es una palabra desconocida para el corazón

Última actualización: 30 de enero de 2016

El verdadero amor en pareja deja una huella imborrable; un recuerdo de sentimientos y momentos vividos que quedar√°n anclados en nosotros para siempre, dejando poco espacio para el olvido.

Nuestra percepci√≥n de la duraci√≥n del amor es siempre subjetiva. Una historia puede haber durado mucho tiempo, pero nos deja la sensaci√≥n de haber durado muy poco, y esto sucede porque nos hubiera gustado tener m√°s tiempo y porque la intensidad del amor nos atrapa como una droga, haci√©ndonos adictos.



 

El amor lleva al hombre a sentir tal éxtasis que todo le parece maravilloso; la vida toma tonos más vivos y uno se siente lleno de ímpetu y alegría.

En este estado de gracia, la distancia y los límites no existen; todo parece mágico.

Cuando la desafección o el rechazo llama a nuestra puerta, aquí surge la idea de dejarlo todo en el olvido, como solución para seguir adelante y dejar de sufrir. Sin embargo, no podemos elegir racionalmente olvidar.

Este es el concepto que expresan perfectamente las palabras de Pablo Neruda en su ‚ÄúPoema XX‚ÄĚ, extra√≠das del libro ‚ÄúVeinte poemas de amor y una canci√≥n desesperada‚ÄĚ, en el que reflexiona sobre su imposibilidad de olvidar: Ya no la amo, es verdad, pero tal vez todav√≠a la amo. Es tan corto el amor y tan largo el olvido.

Poesía en Pablo Neruda

A través de este hermoso poema, Pablo Neruda ilustra de manera brillante la dificultad y el dolor de tener que olvidar, donde una vez amamos:

"Puedo escribir las líneas más tristes esta noche"
(Ella no est√° conmigo)


Escribe, por ejemplo: La noche est√° estrellada,
y las estrellas azules parpadean en la distancia.


El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir las líneas más tristes esta noche.
La amo, y a veces ella me ama también.

En noches como esta la sostenía en mis brazos.
La besé muchas veces bajo el cielo infinito.

Ella me amaba, a veces yo también la amaba.
Cómo no amar sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir las líneas más tristes esta noche.
Pensar que no tengo. Sentir que lo he perdido.

Oyendo la noche inmensa, m√°s inmensa sin ella.
Y el verso cae sobre el alma como sobre la hierba cubierta de rocío.

Qué importa que mi amor no pudo guardarlo.
La noche est√° estrellada y ella no est√° conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. En la distancia.
Mi alma no se resigna a haberla perdido.
Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo
La misma noche que blanquea los mismos √°rboles.
Nosotros los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la amo, es cierto, pero cu√°nto la amaba.
Mi voz buscó el viento para tocar su oído.

En el otro. Ser√° otra cosa. Como antes de sus besos.
Su voz, su cuerpo p√°lido. Sus ojos infinitos.

Ya no la amo, es cierto, pero tal vez la amo.
Es tan corto el amor, y tan largo el olvido.


Porque en noches como esta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se resigna a haberla perdido.

Aunque este es el ultimo dolor que ella me causa
y estas son las √ļltimas l√≠neas que te escribo.‚ÄĚ


 

Vivimos impregnados de los recuerdos que nos ha dejado nuestro amor. Ni el tiempo, ni el enfado, ni nuestro malestar, ni el estar con otra persona podr√°n jam√°s llevarnos al olvido.


De hecho, sucede con frecuencia intentar olvidar un amor iniciando una nueva relaci√≥n, pero los resultados casi nunca son satisfactorios. De hecho, al hacerlo, se enga√Īa a s√≠ mismo y al otro.

La solución no está en el olvido

Seguir con tu vida después de los hechos ocurridos no significa tener que olvidar todo lo vivido. Más bien, se trata de aceptar el hecho de que cada período de la vida nos deja marcas imborrables.

La √ļnica dimensi√≥n cierta es la de nuestro presente, y en ella encontraremos la soluci√≥n en funci√≥n del lugar que elijamos para ubicarnos; nos tocar√° integrarlo con los elementos del pasado que nos puedan servir para la vida de hoy.


Cualquier evento pasado, ya sea positivo o negativo, no se puede eliminar; por ello es importante aprovechar la posibilidad de extrapolar de cada uno de ellos tantas ense√Īanzas como sea posible, enriqueciendo nuestra experiencia personal.

 

Cuando vives una fase negativa del amor y el √ļnico deseo es dejarlo caer en el olvido, en realidad tienes la oportunidad de conocerte m√°s profundamente, para no repetir los mismos errores, los mismos sentimientos no resueltos.

 

A√Īade un comentario de El olvido es una palabra desconocida para el coraz√≥n
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.