El miedo nos enseña a conocernos mejor

Quien soy
Louise Hay
@louisehay
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autor y referencias
El miedo nos enseña a conocernos mejor

Última actualización: 18 de marzo de 2016

El miedo es una emoción protectora y nos advierte de los peligros. Cuando el peligro no es real, el miedo se vuelve patológico. Aun así, sigue siendo una emoción que nos enseña mucho sobre nosotros mismos y, si sabemos entenderla, seremos capaces de superarla y podremos conocernos más profundamente.

Si lo piensas bien, en todos los miedos que has atesorado, a los que te has enfrentado, seguro que has sacado una conclusión clara: no daban tanto miedo. Gran parte de su fuerza no fue más allá de la apariencia de un fantasma.



¿Qué es el miedo?

El miedo es una reacción de nuestro cuerpo, en particular de nuestra mente, frente a una determinada situación, animal o persona que percibimos como peligrosa o desagradable. Es originalmente una emoción de supervivencia, porque nos protege del riesgo y el peligro. Sin embargo, a menudo no existe un peligro real y sentimos miedo de todos modos.

El miedo puede convertirse en una reacción limitada para nuestra vida, pues puede llegar a bloquearnos hasta el punto de no poder reaccionar. Pero, por otro lado, nos inclinamos a aumentar su tamaño cuando no lo comparamos con la realidad.

"Solo hay una cosa que nos hace pensar que un sueño es imposible: el miedo al fracaso".

-Paulo Coelho-

Quienes somos

Desde el día que nacemos, vivimos observando y sintiendo emociones, ya sean positivas o negativas, entre ellas también se encuentra el miedo. Según las experiencias vividas, el miedo puede desarrollarse como una reacción protectora para evitar que suceda una situación previamente desagradable.


Siendo una de nuestras emociones primarias, trae consigo información importante sobre nosotros y sobre todas aquellas situaciones desagradables que hemos vivido y que no quieres que vuelvan a suceder.


Todas nuestras emociones quedan registradas en nuestro subconsciente y, por tanto, no somos conscientes de la información de hechos pasados ​​que se guarda.

Abordar, no evitar

A medida que el miedo aparece en nuestra vida, tendemos a evitar las situaciones que tememos para no volver a vivirlas. Esta no es una buena decisión, porque mientras evitemos estas situaciones, no aprenderemos nada. Por el contrario, el miedo se hará más fuerte y más difícil de disipar.

Al evitar el miedo, lo estamos alimentando. En la nuestra a medida que nos hacemos más y más pequeños en su presencia, y cada vez parece tener más y más armas y puntos para atacarnos. Esto no solo se nota en nuestro nivel de miedo, sino también en la forma en que afecta nuestra vida.

"El miedo es natural en los prudentes, y saber vencerlo significa ser valiente".

-Alonso de Ercilla y Zuñiga-

Eliminar miedos, conocernos

Para vencer los miedos, no hay otro remedio que enfrentarlos, vencerlos y así obtener la satisfacción resultante. Al mismo tiempo, para enfrentarlos es bueno descubrir algo más sobre nosotros mismos, es decir, conocernos a nosotros mismos a través de los miedos, su origen, significado y nuestra interpretación del peligro.

Por ello, descubriremos en nosotros mismos habilidades y capacidades que no creíamos tener, y que ahora desmotivan nuestros miedos; nos damos cuenta de que podemos contar con estrategias para enfrentar la situación temida, probablemente originadas en la niñez, cuando aún no teníamos los medios para enfrentar la vida.


Por otro lado, para algunos miedos resistentes que nos sentimos incapaces de afrontar, sería recomendable consultar a un especialista. Buscará la estrategia más adecuada para que los miedos nos afecten lo menos posible y también para poder superarlos.

“En la vida, nada hay que temer, sólo comprender. Ahora es el momento de entender más, de temer menos".


-Marie Curie-

Presta atención a las emociones

Siempre interesa prestar atención a todas nuestras emociones y, así, ser conscientes de la información que, inconscientemente, queda registrada para cada una de ellas.


Cualquier emoción nos ayuda a conocernos, porque nos dice cómo nos vemos, qué nos gusta y qué no, qué nos duele o nos alegra y qué situaciones nos recuerdan experiencias pasadas, sean más o menos positivas.

Ser consciente de ello siempre nos proporcionará información válida sobre nosotros mismos, trabajar los aspectos personales más débiles o poco realistas en relación con el presente que estamos viviendo.

Crecer y sentirse más seguro

En muchas ocasiones, al no ser conscientes de nuestro crecimiento y maduración personal, sentimos emociones que corresponden a experiencias pasadas, normalmente de la infancia. Ciertamente crecemos con ellos y seguimos interpretando las situaciones presentes con el mismo peligro que cuando éramos pequeños. Este relato de J. Bucay refleja perfectamente esta circunstancia.


Conocernos a través de los miedos significa ser conscientes de lo que nos bloquea y nos limita, reinterpretar situaciones aparentemente peligrosas y transformarlas en nuestra mente en situaciones capaces de afrontar; ahora hemos crecido y tenemos estrategias para enfrentarlos con éxito.

Reconocer nuestras capacidades nos permite sentirnos más seguros para enfrentar cualquier miedo, desde el momento presente, borrando las huellas que el pasado ha dejado en nosotros.

"El miedo es el principio de la sabiduría"

-François Mauriac-

Añade un comentario de El miedo nos enseña a conocernos mejor
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.