El desarrollo emocional de los niños.

Quien soy
Robert Maurer
@robertmaurer
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

El desarrollo emocional de los niños.

La cultura regula la forma en que expresamos las emociones de diferentes maneras. Los niños aprenden estas reglas desde el principio a través del modelado y el aprendizaje indirecto.

Última actualización: 24 marzo, 2022

El desarrollo emocional de los niños les permite tomar conciencia del origen y manifestación de sus emociones. Empiezan a leerlos en las expresiones faciales de los demás ya interpretarlos según el contexto social. Los cambios y el crecimiento que se espera de ellos a nivel emocional derivan, por un lado, de las experiencias emocionales que se suceden a su alrededor, por otro, de su madurez.



Por ello, en el desarrollo emocional de los niños empiezan a surgir ciertas metas emocionales relacionadas con ellos mismos y con los demás, teniendo en cuenta el contexto. La forma en que los niños muestran diferentes emociones. varía mucho dependiendo del repertorio del que se extraen, así como del progreso del aprendizaje. Esto conduce a hitos en la comprensión, la regulación emocional y la respuesta empática.

En este artículo te mostraremos tres aspectos del desarrollo emocional de los niños que te permiten conocer específicamente sus habilidades.

Comprensión emocional

La comprensión juega un papel importante en el desarrollo emocional de los niños. Por un lado, se trata de entender tus emociones; por otro, la ambivalencia emocional y las reglas de expresión.

La comprensión de las emociones y el desarrollo de la propia perspectiva emocional comienzan a tomar forma en los primeros años. En la fase preescolar, los pequeños se enfrentan a situaciones cada vez más diferentes que despiertan en ellos distintas emociones. Un importante paso adelante en la comprensión de las emociones ocurre cuando el niño comienza a ver al otro como un sujeto con deseos y necesidades.



Por otro lado, la perspectiva emocional y el nivel de comprensión dependen mucho de la cultura en la que creces, así como de la relación con los padres. Finalmente, lo que los niños creen y esperan está ligado a factores contextuales ya su propia constitución personal.

La cultura regula la forma en que expresamos las emociones de diferentes formas. Los niños aprenden estas reglas desde el principio a través del modelado y el aprendizaje indirecto. El componente cultural, por tanto, pone límites y reglas a la expresión emocional definitiva. Comprender estas reglas de expresión emocional atañe a aspectos como:

  • La intensidad de la expresión.
  • La persistencia del mismo
  • su inhibición

Por otro lado, hay comprensión de la ambivalencia emocional, entendida como la capacidad que se adquiere para comprender, conocer y discriminar la presencia de diversas emociones opuestas. La capacidad de comprender este aspecto es fundamental para que los más pequeños puedan mantener relaciones estables y con una alta carga emocional.

La regulación de las emociones como parte del desarrollo emocional de los niños

Las emociones son formas de contacto con la realidad. Para ello, necesitan ser flexibles y coherentes con la situación, así como con sus objetivos.

El uso de diferentes estrategias para lograr niveles de autorregulación emocional varía según la situación. Poco a poco, los niños aprenden que ciertas estrategias son efectivas para ciertas situaciones y que estas dependen de las metas a las que aspiran. La flexibilidad en el manejo de los mismos y el desarrollo de niveles de interiorización permiten al niño encontrar comportamientos adaptativos y de ajuste socioemocional.


La empatía en el desarrollo emocional de los niños

La empatía es considerada como la capacidad de una persona para comprender la situación emocional de otra y emitir respuestas en relación con las mismas. La empatía se convierte así en un componente emocional que solo se puede alcanzar cuando los niños la alcanzan. los siguientes tres aspectos:



  • Su propia comprensión emocional
  • Comprensión emocional de los demás.
  • La capacidad de manejar las propias emociones.

Estos tres aspectos están dirigidos a situaciones sociales que permiten a los niños realizar un análisis del logro de metas, resaltar acciones afectivas y comprender por qué sienten diferentes emociones.


Como hemos visto, Hay muchos factores a considerar cuando se trata del desarrollo emocional de los niños. Sin embargo, es necesario recalcar que el entorno familiar y social son fundamentales y deben ser favorables para un óptimo desarrollo de la dimensión emocional y de las estrategias mencionadas.

Añade un comentario de El desarrollo emocional de los niños.
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.