Dieta y nutrición para hemorroides

Hemorroides: ¬Ņqu√© son?

Las hemorroides son dilataciones varicosas de las venas del ano y el recto. Dependiendo de si est√°n afectadas las venas del plexo hemorroidal superior y medio o las del plexo hemorroidal inferior, se distinguen las hemorroides internas y externas.

La congestión de las venas que rodean el recto y el ano es una dolencia bastante frecuente, que afecta principalmente a hombres en edad madura.



Las hemorroides se deben a factores de car√°cter constitucional (debilidad y elasticidad reducida de las paredes venosas, problemas circulatorios) y ambientales (suministrar excesiva y desordenada, dieta baja en fibra, estre√Īimiento, embarazo y trabajo o deportes particularmente pesados).

Las hemorroides generalmente se acompa√Īan de s√≠ntomas como: picaz√≥n, eczema, proctitis, fisuras, sangrado y dolor al defecar. Por este motivo es necesario intentar contenerlos con las mismas precauciones que se utilizan para combatir el estre√Īimiento: dieta saludable y movimiento.


Dieta y nutrición para hemorroides

Nutrición hemorroides

La dieta para hemorroides est√° dirigida sobre todo a la prevenci√≥n del estre√Īimiento; por otro lado, en algunos casos, las hemorroides tambi√©n pueden ser causadas por diarrea persistente.

Ambas condiciones, si están asociadas con el colon irritable, pueden controlarse asegurando la ingesta constante de fibra dietética y agua.
NB. En caso de diarrea NO debida a colon irritable, en ocasiones puede ser necesario identificar la causa desencadenante (enfermedad celíaca, intolerancia a la lactosa, etc.).




Las fibras contenidas en la dieta deben elaborarse sobre todo con alimentos, procurando favorecer sobre todo las solubles; alternativamente, existen varios complementos dietéticos específicos a base de fibra soluble.
La dieta para hemorroides debe incluir una buena dosis de microorganismos probióticos (bacterias fisiológicas) y moléculas prebióticas (polisacáridos y fibras dietéticas).

Recuerda que la actividad de la flora bacteriana intestinal favorece la liberación de moléculas que nutren los enterocitos y mejoran la salud de la mucosa intestinal (ácido butírico y poliaminas). Los probióticos también se pueden tomar a través de suplementos y medicamentos específicos.


El equilibrio bioquímico de la dieta hemorroides debe respetar plenamente el equilibrio nutricional, con gran atención a las cantidades de proteínas y lípidos. Siendo parcialmente responsables del pH fecal, en las dosis adecuadas forman una sustancia ligeramente ácida (nunca alcalina); con la misma flora bacteriana, recuerde que el pH fecal disminuye con el aumento de moléculas de grasa y aumenta con el aumento de proteínas.
Además, las grasas cumplen una función protectora adicional contra las hemorroides; de hecho, en el porcentaje adecuado (25-30% de la energía), realizan una acción fuertemente emoliente sobre las heces y favorecen su expulsión.


La dieta para hemorroides evita someter al intestino a cualquier forma de estrés químico-farmacológico, evitando irritaciones, inflamaciones y por tanto vasodilataciones (que contribuirían al inicio o agravamiento de las hemorroides). Se deben evitar las moléculas picantes como: capsaicina, piperina, gingerol, isotiocianato y alicina (guindilla, pimienta, rábano picante, mostaza, jengibre, wasabi, rábano, ajo, cebolla, chalota, etc.). Además, las moléculas nerviosas como: alcohol etílico, cafeína, teína, teobromina (bebidas alcohólicas, tés fermentados, café, cacao, chocolate) están completamente contraindicadas.
Ciertos medicamentos también deben ser limitados (si es necesario, consultar el prospecto o al farmacéutico) y laxantes osmóticos (lactulosa, sorbitol, etc.) y / o irritantes (antraquinonas, fenolftaleína, etc.).
La dieta para hemorroides tambi√©n limita la ingesta de mol√©culas "extra√Īas" o no naturales; entre estos reconocemos: cloruro de sodio y sacarosa a√Īadida (sal y az√ļcar), aditivos alimentarios etc.
En caso de estre√Īimiento, se deben evitar todos los alimentos astringentes, como los taninos del t√© fermentado, el caqui verde, el pl√°tano verde, etc.



Dieta y hemorroides

Lucha contra el estre√Īimiento

Los esfuerzos realizados para eliminar las heces duras, secas y de tama√Īo modesto aumentan enormemente la presi√≥n intraabdominal y el flujo sangu√≠neo a los vasos anales, favoreciendo su dilataci√≥n y rotura.

También se ha adelantado la hipótesis de que el esfínter anal externo, al no estar habitualmente dilatado por heces voluminosas, sufre gradualmente un estrechamiento, lo que impide una adecuada circulación sanguínea en la zona.

Por tanto, la terapia de las hemorroides debe hacer uso, en primer lugar, de medidas higiénico-dietéticas destinadas a regular la colmena. Para ello, se recomienda una dieta libre de alimentos irritantes y bebidas alcohólicas, así como rica en fluidos vegetales y fibra.

Los residuos de alimentos no digeribles tienden a absorber agua, estirando las paredes del colon y evitando su contracción nerviosa. Precisamente por su capacidad de retener agua, los alimentos vegetales deben asociarse a una dieta rica en líquidos (al menos un par de litros de agua al día), que ablanden el contenido fecal facilitando la evacuación y reducción de dolores y gases.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que una dieta demasiado rica en fibras vegetales provoca, en algunos sujetos, un agravamiento del estre√Īimiento, mientras que en otros provoca ataques de diarrea.


En caso de diarrea

Adem√°s del estre√Īimiento, la diarrea con episodios repetidos tambi√©n tiende a empeorar las hemorroides al irritar qu√≠micamente el ano y hacer que se inflame.


Pimienta y guindilla

La influencia de alimentos potencialmente irritantes, como el alcohol, las especias (pimienta, guindillas, pimientos, pimentón) y el chocolate, varía de persona a persona.

En sujetos predispuestos, estos alimentos pueden favorecer la exacerbación de los síntomas y, por tanto, deben limitarse.

 

Alimentos no recomendados

Alimentos recomendados

Alcohol y licores, café y té, chocolate y cacao, refrescos carbonatados, alimentos demasiado salados (embutidos, quesos, conservas ...), vinagre y limón, especias, alimentos picantes, alimentos grasos y grasas animales.

frituras y salsas, mariscos y mariscos, ajo y cebolla, berenjenas, r√°banos y trufas

Alimentos ricos en fibra

Avena, caldo de carne, remolacha, casta√Īa, repollo, c√°rtamo, salvado, levadura, lim√≥n (en caso de diarrea), mel√≥n, ar√°ndano, patata, polen, puerro, salvia, diente de le√≥n, yogur

Suplementos y Fitoterapia

Ver también: tés de hierbas para hemorroides y otros remedios naturales

En las formas leves, son √ļtiles numerosos remedios fitoterap√©uticos que encuentran terreno f√©rtil en el tratamiento de las hemorroides.

Estos incluyen extractos o decocciones a base de milenrama, pi√Īa, cipr√©s, casta√Īo de indias, malva, gordolobo y tormentilla.

Para estimular la evacuaci√≥n natural, puede ser √ļtil tomar uno o dos vasos de agua tibia al final de una comida.

El estre√Īimiento puede mejorar considerablemente incluso si una dieta regular va acompa√Īada de un suplemento de glucomanano.

En el caso de las hemorroides, las unciones locales tambi√©n son √ļtiles con una oleita a base de scrophularia, morella, linaria y linaiolo. El ung√ľento de base aceitosa que consiste en tintura de cipr√©s, cinquefoglio, agracejo y casta√Īo de indias, en cambio, est√° indicado por sus propiedades analg√©sicas.

Tambi√©n se utilizan varios ung√ľentos a base de aceite de h√≠gado de tibur√≥n, levadura, casta√Īo de indias y hamamelis en el tratamiento de las hemorroides.

 

No debemos olvidar, sin embargo, que las hemorroides pueden curar espontáneamente y que en muchos casos la conexión entre curación y comida, dieta y medicamentos es pura coincidencia.


Estilo de vida

Un estilo de vida sedentario es a menudo una de las causas que contribuyen al estre√Īimiento y las hemorroides. Por tanto, es fundamental asociar un adecuado ejercicio f√≠sico con una correcta alimentaci√≥n.

Un simple paseo, sin contraindicaciones para la mayoría de las personas, es por tanto un fármaco eficaz, que debe tomarse día a día, de forma habitual. La bicicleta, en cambio, podría causar problemas en sujetos en los que la patología hemorroidal ya sea manifiesta o recidivante.

Por √ļltimo, es fundamental una adecuada higiene local, por la ma√Īana y por la noche o, en cualquier caso, despu√©s de cada evacuaci√≥n.



Otros artículos sobre 'Dieta y nutrición para las hemorroides'

  1. Hemorroides: medicamentos para el tratamiento de las hemorroides
  2. Hemorroides
  3. Síntomas de hemorroides
  4. Hemorroides: causas, tratamiento y prevención.
  5. Ejemplo de dieta para hemorroides
  6. Hemorroides: remedios naturales
  7. Té de hierbas para hemorroides
A√Īade un comentario de Dieta y nutrici√≥n para hemorroides
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.