Dieta antiinflamatoria


Editado por Doctr Simone Marata


La dieta antiinflamatoria

El consumo de frutas y hortalizas se ha relacionado con la reducci√≥n de la morbilidad y mortalidad por enfermedades cr√≥nico degenerativas. A√ļn no est√° claro c√≥mo los componentes de la dieta son responsables de esta asociaci√≥n, pero parece que los antioxidantes desempe√Īan un papel m√°s importante en la realizaci√≥n de este efecto protector [1]. La cantidad de un solo antioxidante (por ejemplo, vitamina E o tocoferol, vitamina C o √°cido asc√≥rbico, etc.) contenida en un alimento no refleja necesariamente su capacidad antioxidante total (capacidad antioxidante total TAC) [2]; en cambio, esto depende de la sinergia y las interacciones redox entre las diferentes mol√©culas presentes en el alimento [3]. La capacidad antioxidante total (TAC) es la capacidad de un alimento antioxidante para eliminar los radicales libres preformados. La tomograf√≠a computarizada se ha sugerido como una herramienta para investigar los efectos sobre la salud de los antioxidantes presentes en la dieta mixta, informando una correlaci√≥n inversa entre la tomograf√≠a computarizada de la dieta y los marcadores de un estado de inflamaci√≥n sist√©mica (PCR de prote√≠na reactiva C y leucocitos) [4]. Por tanto, en la elaboraci√≥n de la dieta antiinflamatoria, las tablas de composici√≥n de alimentos no son una herramienta del todo fiable, ya que solo tienen en cuenta la cantidad de mol√©cula √ļnica con poder antioxidante, sin tener en cuenta la sinergia e interacci√≥n que se crea entre los otras sustancias contenidas en los alimentos, tengan o no poder antioxidante. Para solventar esta limitaci√≥n, contamos con la ayuda de numerosos estudios, a nivel mundial y en su pa√≠s, que se han ocupado de evaluar, mediante m√©todos validados, el TAC (capacidad antioxidante total) de alimentos individuales. As√≠, en los √ļltimos a√Īos, el concepto de dieta antiinflamatoria se ha establecido como una dieta capaz de contrarrestar los procesos inflamatorios y el estr√©s oxidativo que caracteriza a muchas enfermedades cr√≥nico-degenerativas como la diabetes, enfermedades cardiovasculares, etc., pero tambi√©n a la actividad f√≠sica intensa y Lesiones musculo-tendinosas relacionadas con el deporte. Por tanto, antes de entrar en los detalles de la dieta antiinflamatoria, es necesario revisar los conceptos de inflamaci√≥n y estr√©s oxidativo que se comentar√°n a continuaci√≥n.





[1] Pellegrini N., Serafini M, Colombi B., et al. "Capacidad antioxidante total de alimentos, bebidas y aceites vegetales consumidos en Espa√Īa, evaluada mediante tres ensayos in vitro diferentes". J Nutr. 2003, 133: 2812-2819.

[2] La Vecchia, C., Altieri, A. y Tavani, A. (2001) "Verduras, frutas, antioxidantes y cáncer: una revisión de sus estudios paeseos". Eur. J. Nutr. 40: 261-267.

[3] Pellegrini N., Serafini M, Colombi B., et al. "Capacidad antioxidante total de alimentos, bebidas y aceites vegetales consumidos en Espa√Īa, evaluada mediante tres ensayos in vitro diferentes". J Nutr. 2003, 133: 2812-2819.

[4] Brighenti F, Valtuena S, Pellegrini N, et al. "La capacidad antioxidante total de la dieta está inversa e independientemente relacionada con la concentración plasmática de proteína C reactiva de alta sensibilidad en sujetos adultos il tuo paesean". Br J Nutr 2005; 93: 619-25.

Inflamación

Por inflamaci√≥n o flogosis entendemos el conjunto de cambios que se producen en un distrito del organismo afectado por da√Īos de tal intensidad que no afectan al vil pa√≠s de todas las c√©lulas de ese distrito. Este da√Īo puede ser causado por agentes f√≠sicos (trauma, calor, etc.), por agentes qu√≠micos (compuestos t√≥xicos, √°cidos, etc.) y por agentes biol√≥gicos (bacterias, virus, etc.). La respuesta al da√Īo, inflamaci√≥n de hecho , viene dado por las c√©lulas que han sobrevivido a su acci√≥n y por lo tanto es principalmente una reacci√≥n local que la terminolog√≠a m√©dica indica agregando el sufijo -ite al nombre del √≥rgano en cuesti√≥n (por ejemplo, los t√©rminos tendinitis, hepatitis indican inflamaci√≥n, respectivamente , a un tend√≥n y al h√≠gado). Se dice reacci√≥n predominantemente local y no exclusivamente local ya que diferentes mol√©culas que son sintetizadas y liberadas por las c√©lulas que participan en el fen√≥meno de la inflamaci√≥n pasan a la sangre y act√ļan sobre los √≥rganos a distancia, en particular sobre el h√≠gado, estimulando las c√©lulas hep√°ticas. para liberar otras sustancias que son responsables de la respuesta de fase aguda a la inflamaci√≥n. La aparici√≥n de fiebre y leucocitosis (aumento del n√ļmero de leucocitos que circulan en la sangre) representan otras manifestaciones sist√©micas de inflamaci√≥n. En s√≠ misma, la inflamaci√≥n es un proceso √ļtil para el organismo, ya que permite neutralizar (si est√° presente) el agente causante del da√Īo y restaurar la condici√≥n normal preexistente al evento da√Īino. En el caso de una lesi√≥n muscular, por ejemplo, el proceso inflamatorio resultante ser√° necesario sobre todo para activar un proceso de reparto del da√Īo en s√≠ (en este caso, el agente que caus√≥ el da√Īo ser√° un agente f√≠sico, p. Ej. trauma, por lo que no ser√° necesario eliminar el agente causante del da√Īo, como ocurre en otros casos) .Los s√≠ntomas de inflamaci√≥n m√°s conocidos son el aumento de la temperatura local, hinchaz√≥n, enrojecimiento, dolor y deterioro funcional. Los fen√≥menos que causan estos s√≠ntomas se deben principalmente a eventos que involucran la microcirculaci√≥n sangu√≠nea. A una vasoconstricci√≥n inicial muy r√°pida le seguir√° la relajaci√≥n de las c√©lulas musculares lisas presentes en las paredes de las arteriolas terminales, con la consiguiente vasodilataci√≥n y mayor flujo sangu√≠neo en la zona del traumatismo (de ah√≠ la aparici√≥n del aumento de temperatura local y enrojecimiento). Posteriormente, el mayor flujo de sangre "se estanca" en la zona del traumatismo, aumentando as√≠ la viscosidad de la sangre (debido a la agregaci√≥n de gl√≥bulos rojos y la salida hacia las uniones intracelulares de la parte "l√≠quida" del sangre); los leucocitos tambi√©n comenzar√°n a salir de la sangre al compartimento extravascular donde son recuperados por determinadas citocinas. De esta forma se forma el exudado, causante de la hinchaz√≥n en la zona del traumatismo, formado por una parte l√≠quida y una parte de c√©lulas suspendidas en ella.
El conjunto de procesos que acabamos de describir est√° mediado por numerosas mol√©culas que desencadenan, mantienen e incluso limitan las modificaciones de la microcirculaci√≥n. Estas mol√©culas se denominan mediadores qu√≠micos de la inflamaci√≥n y pueden tener diferentes or√≠genes y diferentes destinos. Son histamina, serotonina, metabolitos del √°cido araquid√≥nico (prostaglandinas, leucotrienos y tromboxanos), enzimas lisosomales, citocinas (tipo 1 y tipo 2), √≥xido n√≠trico, el sistema quinino y el sistema del complemento. En cambio, las c√©lulas involucradas en los procesos inflamatorios est√°n formadas por mastocitos, granulocitos bas√≥filos, neutr√≥filos y eosin√≥filos, monocitos / macr√≥fagos, c√©lulas asesinas naturales, plaquetas, linfocitos, c√©lulas plasm√°ticas, endoteliocitos y fibroblastos. La inflamaci√≥n es, por tanto, un proceso temporal de regeneraci√≥n y reintegraci√≥n de la condici√≥n normal despu√©s de un da√Īo; sin embargo, si los agentes que causan el da√Īo persisten o hay una producci√≥n preferencial de citocinas tipo 1, puede volverse cr√≥nica. En este caso se produce ante todo una reducci√≥n progresiva de los procesos descritos anteriormente en la microcirculaci√≥n -como ocurre en la cicatrizaci√≥n-, mientras que al mismo tiempo el infiltrado celular est√° progresivamente constituido por macr√≥fagos y linfocitos que frecuentemente se disponen alrededor de la pared vascular como una manga que induce su compresi√≥n. Como consecuencia de esto, se produce un estado de sufrimiento tisular, determinado tanto por la presencia del infiltrado como por la reducci√≥n del riego sangu√≠neo provocada por el compromiso vascular. Posteriormente, se puede estimular la proliferaci√≥n de los fibroblastos con la consecuencia de que muchas inflamaciones cr√≥nicas culminan en una formaci√≥n excesiva de tejido conjuntivo que constituye la denominada fibrosis o esclerosis. Por ejemplo, este es el caso de la celulitis, una imperfecci√≥n est√©tica que afecta a muchas mujeres, provocada por el aumento del volumen de c√©lulas grasas en determinadas partes del cuerpo (muslos, gl√ļteos, etc.) con falta de drenaje de l√≠quidos e inflamaci√≥n local. procesos que pueden conducir, en las etapas m√°s avanzadas, a la fibrosis y esclerosis con la formaci√≥n de micron√≥dulos que dan a la piel el cl√°sico aspecto de "piel de naranja".



Estrés oxidativo

Los radicales libres son moléculas o fragmentos de moléculas caracterizados por la presencia de uno o más electrones desapareados y con existencia independiente; tienen un fuerte poder oxidante o reductor y son muy inestables, por lo que dan lugar a una serie de efectos redox con una clara prevalencia de oxidativos. La formación de radicales libres es un proceso que se da en muchas reacciones bioquímicas celulares - por ejemplo se pueden formar durante la cadena respiratoria - pero también debido a la acción física que ejerce la energía radiante sobre nuestro organismo; entre los radicales libres más conocidos, merecen mención el anión superóxido y el peróxido de hidrógeno.
El estr√©s oxidativo est√° vinculado a un desequilibrio entre la producci√≥n de especies reactivas (radicales libres) y las defensas antioxidantes. En la pr√°ctica, el estr√©s oxidativo se puede definir como una alteraci√≥n en la relaci√≥n entre las mol√©culas prooxidantes y las mol√©culas antioxidantes, capaz de causar un da√Īo celular potencial. De hecho, el estr√©s oxidativo est√° implicado en la etiolog√≠a de muchos trastornos cr√≥nico-degenerativos, como enfermedades cardiovasculares, diabetes, c√°ncer y procesos neurodegenerativos (por ejemplo, Alzheimer [1]). En la actividad f√≠sica intensa, el estr√©s oxidativo es un factor que puede afectar el rendimiento deportivo. Se sabe que el ejercicio f√≠sico intenso provoca un aumento de las reacciones bioqu√≠micas relacionadas con la necesidad de producir la energ√≠a necesaria para realizar el trabajo muscular y, en consecuencia, tambi√©n provoca un aumento en la producci√≥n de radicales libres de ox√≠geno, que pueden contribuir al da√Īo directo del m√ļsculo. y la aparici√≥n de s√≠ntomas de dolor muscular despu√©s del entrenamiento.



[1] FrlichI, Riederer P (1995) "Mecanismos de radicales libres en la demencia de tipo Alzheimer y el potencial de tratamiento antioxidante". Drug Res 45: 443-449.

Composición de la dieta antiinflamatoria.

Dijimos al comienzo de este breve art√≠culo que la cantidad de un solo antioxidante (por ejemplo, vitamina E o tocoferol, vitamina C o √°cido asc√≥rbico, etc.) contenida en un alimento no refleja necesariamente su capacidad antioxidante total (capacidad antioxidante total TAC) [ 1], pero que esto depende en cambio de la sinergia y las interacciones redox entre las diferentes mol√©culas presentes en el alimento [2]. Ya que los compuestos antioxidantes in vivo act√ļan con diferentes mecanismos, por lo tanto, no se puede utilizar un solo m√©todo para evaluar el TAC de un comida [3]. Las tres herramientas propuestas por el estudio mencionado son: capacidad antioxidante equivalente de Trolox (TEAC) [4], par√°metro antioxidante de captura total de radicales (TRAP) [5] y poder antioxidante reductor f√©rrico (FRAP) [6]. Su pa√≠s [7 ] se ha encargado, por tanto, de determinar estos tres par√°metros para los principales alimentos, frutas, bebidas y aceites vegetales consumidos en su pa√≠s, creando as√≠ una base de datos de la que es posible extraer una dieta antiinflamatoria. Otros estudios en todo el mundo tambi√©n han realizado estas determinaciones, y entre los muchos cabe mencionar el estudio titulado "El contenido total de antioxidantes de m√°s de 3100 forrajes, bebidas, especias, hierbas y suplementos utilizados en todo el mundo" que apareci√≥ en el Nutrition Journal en 2010. [8]. En la redacci√≥n de la dieta antiinflamatoria es necesario tener en cuenta que no ser√° un solo alimento el que ser√° efectivo, ya que nunca ser√° un Complemento Alimentario, sino que ser√° la sinergia entre alimentos que aporten diferentes mol√©culas antioxidantes. - para contrarrestar los procesos inflamatorios que se producen, por ejemplo, tras una lesi√≥n muscular, o para contrarrestar la acci√≥n de los radicales libres, por lo que un ejemplo de plan de alimentaci√≥n antiinflamatorio debe incluir:


  • 5 porciones de frutas y verduras con alto poder antioxidante (por ejemplo, frutos rojos, ciruelas rojas, espinacas, br√≥coli, etc.);
  • 2 porciones de bebidas calientes como caf√©, t√© y chocolate;
  • 1 raci√≥n de 200 ml de una bebida como zumo de naranja, mix de zumos (naranja, zanahoria, lim√≥n) etc.;
  • 1-2 vasos de vino tinto;
  • Aceite de oliva virgen extra.

Se ha demostrado que una dieta de este tipo puede reducir un marcador sistémico de inflamación como la proteína reactiva C [9].


[1] La Vecchia, C., Altieri, A. y Tavani, A. (2001) "Verduras, frutas, antioxidantes y cáncer: una revisión de los estudios il tuo paesean". Eur. J. Nutr. 40: 261-267.

[2] Pellegrini N., Serafini M, Colombi B. y col. "Capacidad antioxidante total de alimentos, bebidas y aceites vegetales consumidos en Espa√Īa, evaluada mediante tres ensayos in vitro diferentes". J Nutr. 2003, 133: 2812-2819.

[3] Pellegrini N., Serafini M, Colombi B. y col. "Capacidad antioxidante total de alimentos, bebidas y aceites vegetales consumidos en Espa√Īa, evaluada mediante tres ensayos in vitro diferentes". J Nutr. 2003, 133: 2812-2819.

[4] Pellegrini, N., Re, R., Yang, M. & Rice-Evans, CA (1999) "Detección de carotenoides dietéticos y extractos de frutas ricos en carotenoides para actividades antioxidantes aplicando el 2, 2_-azobis (3- ensayo de decoloración de catión de radicales de ácido etilenobenzotiazolina-6-sulfónico) ". Métodos Enzymol. 299: 379-389.

[5] 13. Ghiselli, A., Serafini, M., Maiani, G., Azzini, E. y Ferro-Luzzi, A. (1995) "Un método basado en fluorescencia para medir la capacidad antioxidante total del plasma". Radic libre. Biol. Medicina. 18: 29-36.

[6] Benzie, IFF & Strain, JJ (1999) "Ensayo del poder antioxidante reductor férrico: medida directa de la actividad antioxidante total de fluidos biológicos y versión modificada para la medición simultánea del poder antioxidante total y la concentración de ácido ascórbico". Métodos Enzymol. 299: 15-27.

[7] Pellegrini N., Serafini M, Colombi B. y col. "Capacidad antioxidante total de alimentos, bebidas y aceites vegetales consumidos en Espa√Īa, evaluada mediante tres ensayos in vitro diferentes". J Nutr. 2003, 133: 2812-2819.

[8] Carlsen y col. "El contenido total de antioxidantes de m√°s de 3100 forrajes, bebidas, especias, hierbas y suplementos utilizados en todo el mundo". J Nutr 2010, 9: 3.

[9] Valtuena S, Pellegrini N, Franzini L y col. "La selección de alimentos basada en la capacidad antioxidante total puede modificar la ingesta de antioxidantes, la inflamación sistémica y la función hepática sin alterar los marcadores de estrés oxidativo". Soy J Clin Nutr 2008; 87: 1290-7.

Dieta antiinflamatoria en el deporte

Durante el ejercicio muscular, se producen altos niveles de ROS (especies reactivas de ox√≠geno), los llamados radicales libres de ox√≠geno, que se asocian con un aumento del da√Īo muscular con p√©rdida de la funci√≥n muscular. Por ello, a lo largo de los a√Īos se ha puesto mucho √©nfasis en la posibilidad de apoyar el sistema de defensa antioxidante con sustancias ex√≥genas, con el fin de prevenir lesiones musculares y mejorar el rendimiento deportivo. Hay muchos art√≠culos publicados sobre este tema y el resultado constante es que la suplementaci√≥n con antioxidantes aten√ļa el estr√©s oxidativo inducido por el ejercicio. Por el contrario, existe un creciente cuerpo de evidencia que apunta a los efectos perjudiciales de la suplementaci√≥n con antioxidantes sobre los beneficios para la salud y el rendimiento del ejercicio. Una revisi√≥n reciente [1] sobre el tema concluy√≥ que "se necesita m√°s investigaci√≥n para producir pautas basadas en la evidencia sobre el uso de suplementos antioxidantes durante el ejercicio. Se recomienda una ingesta adecuada de vitaminas y minerales. Minerales a trav√©s de una dieta variada y equilibrada, ya que esto sigue siendo el mejor m√©todo para mantener el estado √≥ptimo de antioxidantes en las personas que practican deportes ".


[1] Peterlenj TT, Coombes JS "La suplementaci√≥n con antioxidantes durante el entrenamiento f√≠sico: ¬Ņbeneficiosa o perjudicial?" Sports Med. 2011; 41 (12): 1043-69.


Audio vídeo Dieta antiinflamatoria
A√Īade un comentario de Dieta antiinflamatoria
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.