Descansos activos en el trabajo: por qué es importante tomarlos

Quien soy
Joe Dispenza
@joedispenza
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Descansos activos en el trabajo: por qué es importante tomarlos

Las pausas activas son momentos de activación física que nos permiten variar la dinámica de trabajo y nos ayudan a prevenir problemas de salud como el estrés, la vista cansada y el dolor de espalda.

Última actualización: 14 octubre, 2019

Muchos de nosotros estamos acostumbrados a estar sentados gran parte del día. Bueno, por más cómodo que sea, el cuerpo necesita movimiento y actividad para mantener una salud física y psicológica óptima. Por eso es tan importante tomar descansos activos en el trabajo.



Las pausas activas consisten en la realización de unos sencillos ejercicios en los que intervienen diferentes grupos musculares, mediante la movilización y estiramientos articulares, a realizar en el puesto de trabajo. La duración en general es de unas y se recomienda ejecutarlas cada dos horas de trabajo.

La práctica de pausas activas en el trabajo te permite desconectar de las actividades rutinarias para reactivar el cuerpo y liberar el estrés acumulado, así como mejorar la productividad, entre otros beneficios.

¿Por qué debemos tomar descansos activos en el trabajo?

Tomar descansos activos después de varias horas de estar sentado en la misma posición ofrece varios beneficios tanto para el cuerpo como para la mente. Algunos de los más importantes son:

  • Mejora del tono muscular y la postura.
  • Reducción del estrés y aumento de la autoestima.
  • Aumento de los niveles de concentración.

Vamos a examinarlos con más detalle.

1- Mejora del tono muscular y la postura

Pasar varias horas sentado en la misma posición puede causar desgaste muscular, esto se debe a que los músculos necesitan ejercitarse. también es común no adoptar una postura óptima en la silla, lo que puede repercutir negativamente en el cuerpo.



Afortunadamente, tomar descansos activos en el trabajo puede ayudar a calmar esos problemas. Por ejemplo, hacer una sesión corta de yoga o hacer algunos estiramientos mejorará tanto la postura como la condición muscular. Además, favorecerá la desaparición del dolor de espalda.

2- Reducción del estrés y aumento de la autoestima

La falta de ejercicio está directamente relacionada con la ansiedad y el estrés. Si bien tomar descansos activos en el trabajo no es suficiente para reemplazar un programa de capacitación adecuado, aún puede ayudarnos a manejar los altos niveles de estrés y la acumulación de preocupaciones relacionadas con la sobrecarga de trabajo.

Ejecutar estos ejercicios también promueven la secreción de endorfinas en el cerebro, neurotransmisores vinculados a la sensación de bienestar y buen humor. Esto, a su vez, repercute en la autoestima ya que nos motiva, permitiéndonos también dejar atrás la monotonía ligada a la rutina del trabajo.

3- Aumento de los niveles de concentración

Nuestra atención no está diseñada para permanecer enfocada en la misma tarea por mucho tiempo. Esto es especialmente cierto si consideramos tener que pararnos frente a una pantalla durante largos períodos de tiempo. Por tanto, en estos casos es muy recomendable realizar pausas activas en el trabajo, ya que favorece la oxigenación y el descanso de la atención por unos pocos minutos.

Esto sucede porque, cuando nos levantamos de la silla y realizamos actividad física, una parte de nuestra energía mental se recarga. Aunque hagamos más descansos, y por tanto trabajemos menos, seremos más productivos. Los resultados seguirán siendo positivos y al final del día habremos realizado más actividades.


Cómo hacer pausas activas en el trabajo

Como acabamos de ver, las pausas activas son momentos de activación física que nos permiten variar la dinámica de trabajo y también nos ayudan a prevenir problemas de salud como el estrés, la vista cansada y el dolor de espalda.


Aquí hay algunos ejercicios para hacer durante los descansos activos.

1-Yoga

El yoga es un ejercicio extremadamente completo, que actúa no solo sobre los músculos, sino también sobre la concentración y la respiración. Esta disciplina juega un papel muy importante en la salud física y mental.

Si bien hay toneladas de recursos para comenzar con el yoga, le recomendamos que comience con un programa para aliviar el estrés.

2- Caminar

Caminar es el ejercicio físico más sencillo que existe, pero también uno de los más útiles. Si quieres aprovechar al máximo tus descansos en el trabajo, solo tienes que ponerte unos auriculares y dar un paseo por los alrededores de la oficina.

De esta manera, puedes despeja tu mente y activa tus músculos, promoviendo la secreción de varias sustancias beneficiosas en el cuerpo.

3- Ejercicios para cuello y hombros

El cuello y los hombros son las zonas que acumulan más tensión física y mental. Por lo tanto, es extremadamente importante realizar algunos ejercicios de alivio que se centren en estas áreas del cuerpo.


Para el cuello podemos realizar un masaje en la parte posterior con ambas manos y en la parte superior de la espalda durante 15 segundos, o bien inclinar la cabeza, intentando tocar el pecho con la barbilla y luego llevarla ligeramente hacia el lado derecho durante 10 segundos y luego hacia el lado izquierdo.

Si queremos centrarnos en los hombros para evitar sobrecargas de fatiga y posibles contracturas, podemos colocar ambas manos sobre él y formar grandes círculos de ida y vuelta. Otro ejercicio consiste en colocar los brazos extendidos a lo largo del cuerpo y al mismo tiempo levantar los hombros como si tratara de tocar las orejas. Haga esto durante 5 segundos y luego descanse.


4- Subir y bajar escaleras, la forma más fácil de hacer pausas activas en el trabajo

¿Qué pasa si no tenemos tiempo para aprender yoga? ¿Qué pasa si no podemos salir de la oficina para dar un paseo por el parque? En este caso, tenemos un as bajo la manga: bajar y subir escaleras.

Este ejercicio, aunque parece extremadamente simple, es uno de los mejores para quemar grasa y reactivar la circulación. Activarás los músculos en poco tiempo y notarás que la mente está más relajada, mientras recuperas algo de tu energía.

Hacer pausas activas en el trabajo es esencial para mantener una buena salud física y mental. Ahora te toca a ti: ¿qué actividad piensas practicar?

Añade un comentario de Descansos activos en el trabajo: por qué es importante tomarlos
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.