De una dieta restrictiva a h√°bitos saludables

De una dieta restrictiva a h√°bitos saludables

¬ŅSon saludables las dietas restrictivas? ¬ŅHay otras formas de perder peso? Puede que no lo sepas, pero hacer los cambios adecuados en tus h√°bitos diarios puede ayudar mucho. ¬°Saber m√°s!

Última actualización: 07 de junio de 2020

Vives en el eterno dilema: ¬Ņestar a dieta o no? ¬ŅSientes que has pasado la mitad de tu vida en este estado y no puedes sentirte bien contigo mismo? Comienza una dieta restrictiva y poco despu√©s se siente abrumado por sentimientos negativos, como culpa o frustraci√≥n.?



Te vamos a dar algunas herramientas para entender qué hay detrás de la cultura dietética y cómo distinguir las famosas dietas milagrosas de algunos hábitos de vida saludables. Decir adiós a las dietas restrictivas y optar por cuidarse es el primer paso para romper este círculo vicioso.

¬ŅQu√© hay detr√°s de la cultura de la dieta?

Desde el punto de vista etimol√≥gico, el significado de la palabra "dieta" proviene del griego dayta y se puede definir como ‚ÄúEl conjunto de alimentos que una persona ingiere habitualmente‚ÄĚ.

Con los a√Īos, esta palabra ha ampliado su significado: se ha convertido en un concepto no solo relacionado con la nutrici√≥n, sino tambi√©n con el estilo de vida lo que, en ocasiones, se aleja del de una existencia sana y adquiere un valor negativo para la salud f√≠sica y mental.

Es f√°cil ver c√≥mo la palabra "dieta" afecta directamente a nuestro estado emocional. A nivel cultural, su significado se ha construido a partir de una polaridad: ‚Äúla dieta es prohibitiva, si no lo soy, como lo que se me pasa por la cabeza‚ÄĚ.

Esta polaridad, aunque ha sido impuesta por los medios y la cultura diet√©tica, puede afectar negativamente nuestras emociones y nuestra vida. impidi√©ndonos cambiar o mantener h√°bitos alimenticios saludables, as√≠ como un estilo de vida saludable. ¬ŅPero por qu√©?



Cuidarse es m√°s que elegir alimentos saludables

Cuidarse no solo significa elegir alimentos saludables, también implica disciplina, armonía y la capacidad de entender la dimensión física y emocional como dependiente, a nivel general y específicamente de los hábitos alimentarios.

Por ejemplo, cuando una persona tiene sobrepeso y quiere adelgazar, instintivamente lo primero que hace es limitar la ingesta de alimentos, porque cree que las porciones m√°s peque√Īas equivalen a alcanzar su objetivo m√°s r√°pido. Sin embargo, seguir una dieta restrictiva, adem√°s de ser perjudicial para la salud, no tiene en cuenta aspectos importantes, propios del individuo, como son las emociones.

Varios estudios recientes han demostrado que en casos de pérdida de peso necesaria, los resultados son mejores cuando se integran elementos psicológicos, como una pauta alimentaria, a la dieta, en comparación con cuando se trabaja solo con una dieta restrictiva.

Así, en los programas combinados se observa una mejora no solo en la autoestima, sino también en la percepción del propio cuerpo y la autoeficacia (Villaalba, 2016); también mejoran los niveles de motivación y aceptación del cambio.

Características de la mentalidad de dieta restrictiva

Para acabar con esta creencia errónea que reduce la pérdida de peso a la simple restricción de alimentos, lo primero que hay que saber es cómo funciona la cultura dietética, pero también conocer el conjunto de pensamientos y emociones negativas que pueden surgir; es decir, lo que son las características de la mentalidad dietética. A continuación, te presentamos los más comunes:

  • Presenta fecha de inicio y finalizaci√≥n.
  • Requiere encogerse, eliminar o prohibir el consumo de ciertos alimentos, que induce estados de ansiedad y sentimientos negativos, como culpa o frustraci√≥n.
  • Incompatibilidad con eventos sociales. El ser humano es un ser social. Cualquier plan de alimentaci√≥n que sea incompatible con la vida social actuar√° como un parche y no podr√° durar mucho tiempo.
  • Favorece la p√©rdida r√°pida de peso, que no equivale a la grasa corporal, sino a otros aspectos f√≠sicos, como la masa muscular.

Además…

  • √ą eficaz a corto plazo.
  • En muchos casos, la dieta que sigues tiene un efecto boomerang.
  • El peso corporal es el √ļnico indicador del progreso realizado.
  • Provoca sentimientos negativos y baja autoeficacia cuando no logras tu objetivo, que generalmente es un cierto peso corporal en un per√≠odo de tiempo espec√≠fico.

De una dieta restrictiva a h√°bitos saludables

Desde hace un tiempo, el concepto de salud ha dejado de estar asociado a la ausencia de enfermedad, y ha adquirido el significado de un estado de bienestar general, tanto físico como psíquico. Siguiendo esta línea, podemos definir un hábito saludable como ese patrón de comportamiento que hacemos nuestro y que, si se repite en el tiempo, producirá un efecto positivo sobre nuestra salud.



Las principales características que definen los hábitos alimentarios saludables son las siguientes:

  • Se gu√≠an por objetivos concretos, que ayudan a potenciar los peque√Īos √©xitos alcanzados.
  • implican cambios graduales en la dieta y el estilo de vida.
  • Implican una p√©rdida de peso gradual, siendo esta √ļltima una de las consecuencias, y no el √ļnico objetivo.
  • No hay restricciones ni imposiciones alimentarias., pero a trav√©s de la adquisici√≥n de conocimientos adecuados, poco a poco aumenta el sentido com√ļn en la elecci√≥n de los alimentos.
  • Permiten llegar objetivos rentables para la salud, que se mantienen en el tiempo.
  • Los niveles de bienestar f√≠sico y psicol√≥gico aumentan.
  • La culpa y la frustraci√≥n ya no predominan.
  • Son compatibles con la vida social.

Reflexiones finales: de una dieta restrictiva a h√°bitos saludables

Una vez repasadas las principales diferencias entre las características de la cultura dietética y el cambio de hábitos alimentarios, pueden surgir fácilmente dudas sobre el tiempo y la eficacia inmediata.



Es importante tener en cuenta que cambiar los h√°bitos lleva tiempo. Antes de que las prisas se apoderen de ti y empieces a seguir de nuevo alguna dieta restrictiva, es bueno detenerse y reflexionar sobre los a√Īos invertidos en este ciclo de comienzo-abandono o final-comienzo de nuevo.

¬ŅEs posible cuidarnos enfoc√°ndonos solo en lo que vemos, castig√°ndonos con prohibiciones y ciclos interminables de dietas restrictivas, que no pueden durar en el tiempo y que afectan nuestra autoestima?

La respuesta es clara: no, o al menos no de forma saludable. Entonces, ¬Ņqu√© piensas sobre cambiar la lente? e invertir en algo diferente, como aprender a cuidarnos sin dietas? 

A√Īade un comentario de De una dieta restrictiva a h√°bitos saludables
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.