De la matriz extracelular a la postura. ¬ŅEs el sistema conectivo nuestro verdadero Deus ex machina?

De la matriz extracelular a la postura. ¬ŅEs el sistema conectivo nuestro verdadero Deus ex machina?

 


2) Debajo de la fascia superficial se encuentra el fascia profunda, tambi√©n llamado c√©rvico-toraco-lumbar, que representa una capa cil√≠ndrica bastante cohesionada alrededor del cuerpo (tronco y extremidades). Est√° formado por tejido conectivo denso irregular, formado por fibras de col√°geno onduladas y fibras el√°sticas (dispuestas en patr√≥n transversal, longitudinal y oblicuo) y forma una membrana que recubre la parte muscular externa. Esta vaina, desarrollada alrededor de la notocorda (que forma el eje medio embrionario), recubre el cuerpo que se extiende desde el cr√°neo, al nivel del margen de la mand√≠bula y la base craneal con la que se fusiona (y a partir de la cual se forma el cr√°neo , que sin embargo forma parte de la capa men√≠ngea del mismo origen embriol√≥gico), desde aqu√≠ se dirige hacia los miembros superiores (hasta fusionarse con la fascia superficial a nivel de los retin√°culos de la palma de la mano) y pasa anteriormente por debajo de los m√ļsculos pectorales. , cubre los m√ļsculos intercostales y las costillas, la aponeurosis abdominal y se conecta a la pelvis. La fascia profunda gira posteriormente conect√°ndose a las ap√≥fisis transversas y luego a las ap√≥fisis espinosas formando as√≠ dos compartimentos (derecho e izquierdo) que contienen los m√ļsculos paravertebrales.
A nivel del sacro, esta fascia forma un "nudo" insoportable (ya que se fusiona con el hueso) en el que convergen los distintos compartimentos fasciales del cuerpo y del que parte la porción de la fascia profunda que atraviesa los miembros inferiores. fusionarse con la fascia superficial, al nivel de la planta del pie en los retináculos del astrágalo.
Una caracter√≠stica distintiva de la fascia profunda es la de formar compartimentos estructurales y funcionales, es decir, que contienen ciertos grupos musculares con inervaci√≥n espec√≠fica. El compartimento tambi√©n confiere caracter√≠sticas morfofuncionales espec√≠ficas al m√ļsculo: un m√ļsculo que se contrae dentro de una vaina desarrolla una presi√≥n que soporta la propia contracci√≥n. Los m√ļsculos transverso del abdomen constituyen la parte activa de la fascia toraco-lumbar.
A nivel del m√ļsculo √ļnico, la fascia profunda entra en contacto, a trav√©s de los septos, las aponeurosis y los tendones (formados por fibras de col√°geno paralelas y casi completamente inextensibles), con el epimisio (tejido conjuntivo fibroel√°stico que recubre todo el m√ļsculo). . El epimisio se extiende hacia el vientre muscular formando el perimisio (tejido conectivo laxo que recubre los fasc√≠culos de fibras musculares) y el endomisio (revestimiento delicado de la fibra muscular).
En condiciones fisiológicas, estos septos y recubrimientos permiten el deslizamiento de las fibras musculares así como su nutrición. Esta fascia está directamente relacionada tanto anatómica como funcionalmente con los husos neuromusculares y con los órganos tendinosos de Golgi (Stecco, 2002).
Al igual que la fascia superficial, la fascia profunda est√° poco vascularizada (a menudo se realizan incisiones quir√ļrgicas donde la fascia se superpone o se fusiona, ya que la fuerza de estas √°reas permite un anclaje seguro y reparaciones de cicatrices m√°s f√°ciles) y proporciona pasajes para nervios y vasos.
Como se detalla en el cap√≠tulo "Biomec√°nica de la fascia profunda", esta √ļltima es de enorme importancia desde el punto de vista postural.
El cilindro constituido por la fascia profunda contiene otros dos cilindros longitudinales colocados uno detrás del otro y formando, el anterior, la fascia visceral y el posterior, la meníngea.
3) El cilindro colocado anteriormente dentro de la fascia profunda, llamado banda visceral o espl√°cnica, es una columna fascial que forma el mediastino, que se extiende desde la boca hasta el ano a trav√©s de varias porciones con estructura y embriolog√≠a similares: comienza desde la base del cr√°neo, se extiende hacia abajo a lo largo del eje mediano (fascia endocervical, far√≠ngea), forma el pel√≠cula que cubre la pleura parietal de los pulmones (fascia endotor√°cica), cruza el diafragma, rodea varias √°reas de la cavidad abdominal que envuelve el saco peritoneal (fascia endoabdominal) y se extiende hasta la pelvis (fascia endop√©lvica). La mayor parte de esta fascia se localiza alrededor de los √≥rganos tor√°cicos, en el eje mediano, donde forma una columna, el compartimento mediast√≠nico del t√≥rax. El mediastino tor√°cico contin√ļa luego con el abdominal, actuando tambi√©n como un gran conducto para los fluidos. A nivel abdominal, la fascia endoabdominal se aparta de la columna axial para cubrir completamente los √≥rganos suspendidos y luego se reencuentra con ella (el mesenterio es rico en esta fascia). En algunos lugares, la fascia visceral tiende a especializarse (por ejemplo, se espesa alrededor de los ri√Īones para protegerlos).
Por tanto, esta banda tiene la gran ventaja de poder crear compartimentos pero, al ser tambi√©n un dep√≥sito de grasa, puede crear problemas de masa al deformar la cavidad corporal. P.ej. en el obeso puede producirse una alteraci√≥n estructural y por tanto funcional del diafragma: si el aumento de la masa endotor√°cica es tal que empuja las costillas hacia fuera, esto provoca un aplanamiento del diafragma de modo que al contraerse, en lugar de funcionar como un m√ļsculo vertical que baja levantando las costillas, tira de los bordes de las costillas hacia adentro, convirti√©ndose en un m√ļsculo espiratorio. En esta situaci√≥n ser√° imposible realizar una respiraci√≥n profunda fisiol√≥gica y ser√° necesario recurrir a respiraciones breves, superficiales y frecuentes con todas las consecuencias para la salud que se derivan de ello.
Algunos investigadores consideran que esta fascia es una con la profunda.
4) El cilindro posterior, contenido en la fascia profunda y ubicado detrás de la fascia visceral, representa la fascia meníngea que encierra todo el sistema nervioso central.
El hueso craneal, prácticamente suspendido sobre el material meníngeo, tiene un origen neuroectodérmico, desarrollándose desde la base del cráneo por diferenciación de las células de la cresta neural craneal; es por tanto parte de la capa meníngea (y no de la capa cérvico-toraco-lumbar que se detiene, como hemos visto, en la base del cráneo). La extracción del hueso occipital conduce a la duramadre, el punto de partida superior de la fascia meníngea que se extiende hasta aproximadamente la segunda vértebra sacra a través del saco dural (que contiene aracnoides, piamadre, médula espinal, médula sacra, raíces espinosas y nervios de la cola de caballo y el líquido cefalorraquídeo). La fascia meníngea tiene una función protectora y nutritiva del sistema nervioso central.






Otros artículos sobre 'Fascia profunda - Tejido conectivo'

  1. Tejido conectivo y matriz extracelular
  2. La matriz extracelular
  3. Col√°geno y elastina, fibras de col√°geno en la matriz extracelular
  4. Fibronectina, glucosaminoglicano y proteoglicano
  5. Importancia de la matriz extracelular en los equilibrios celulares
  6. Alteraciones de la matriz extracelular y patologías
  7. Mecanorreceptores fasciales y miofibroblastos
  8. Biomec√°nica profunda de la fascia
  9. Postura y equilibrio din√°mico
  10. Tensegridad y movimientos helicoidales
  11. Extremidades inferiores y movimiento corporal.
  12. Soporte de nalgas y aparato estomatogn√°tico
  13. Casos clínicos, alteraciones posturales
  14. Casos clínicos, postura
  15. Evaluación postural - Caso clínico
  16. Bibliograf√≠a: de la matriz extracelular a la postura. ¬ŅEs el sistema conectivo nuestro verdadero Deus ex machina?
A√Īade un comentario de De la matriz extracelular a la postura. ¬ŅEs el sistema conectivo nuestro verdadero Deus ex machina?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.

×
Deja aqui tu email para recibir nuestra newsletter semanal, llena de ofertas y novedades de tu ciudad