Curiosidades sobre el punto G

Curiosidades sobre el punto G

5 minutos ¬ŅCrees que sabes todo sobre el punto G? Presentamos varias curiosidades e informaci√≥n cient√≠fica al respecto.

Última actualización: 12 de marzo de 2022

Millones de hombres y mujeres en todo el mundo se jactan de conocer su ubicaci√≥n exacta, pero solo unos pocos exploradores la han encontrado. El punto G es sin duda uno de los mayores enigmas de los √ļltimos siglos, a√ļn muy debatido por los cient√≠ficos. Te invitamos a descubrir, por tanto, algunas curiosidades sobre el punto G.



En la cultura popular ha sido protagonista de miles de libros, monólogos cómicos y referencias en películas y series de televisión. Muy pocos, sin embargo, reflejan la realidad de los hechos.. Las siguientes curiosidades sobre el punto G te sorprenderán.

5 curiosidades sobre el punto G

Tómalo con el nombre de Ernst Grafenberg, médico y científico alemán especializado en ginecología y obstetricia. Grafenberg realizó estudios de las zonas erógenas femeninas sobre la base de otros investigadores antes que él. Ya en el siglo XVII, Regnier de Graaf había descrito la eyaculación femenina y una zona erógena en la pared vaginal.

El término punto G se hizo popular a raíz de un artículo publicado en 1980 que describía un caso de eyaculación femenina relacionado con la estimulación de un área en la pared de la vagina. Desde entonces, la citada zona recibe el nombre de punto G. y sirvió de inspiración para miles de artículos, libros, ensayos y otras producciones.

Lo anterior sirve para aclarar dos aspectos: primero, siempre se ha hablado de un punto exacto, particularmente erógeno en la vagina; segundo, hablar del punto G se ha convertido en un fenómeno comercial. Por supuesto, todos quieren saber dónde está, cómo se siente y cómo encontrarlo; por eso se publican videos, artículos, libros y demás material al respecto.


En las siguientes líneas, por tanto, solo reportaremos curiosidades sobre el punto G avaladas por científicos. Te invitamos a descubrir lo que es verdad.


El punto G sigue siendo un misterio ya que no hay consenso entre los expertos.

1. Su existencia no está probada por científicos

Comenzar una colección de trivias sobre el punto G negando su posible existencia es el ejemplo perfecto de por qué este problema es más complicado de lo que piensas.

Los expertos e investigadores coinciden en que no hay pruebas concluyentes que respalden la existencia del punto G. No hay consenso sobre la ubicaci√≥n, el tama√Īo o la extensi√≥n, por lo que esta √°rea sigue siendo un misterio en la actualidad..

Ante las opiniones vertidas al respecto, algunos especialistas proponen descartar el término punto G y sustituirlo por complejo clitouretrovaginal. Esto se refiere a un área funcional, dinámica y dependiente de hormonas que incluye el clítoris, la uretra y la pared vaginal.

La discusi√≥n no est√° del todo cerrada, ya que cada a√Īo se publican art√≠culos defendiendo su existencia.

2. La estimulación es en parte psicológica

La evidencia indica que alrededor del 50% de las mujeres no creen en la existencia del punto G. Este porcentaje corresponde a quienes tienen una mayor percepción de sus genitales, relaciones sexuales más frecuentes y una valoración saludable de su función sexual.

Los expertos han descubierto que las mujeres que creen en su existencia a menudo, paradójicamente, no pueden localizarlo de manera oportuna. A la luz de esto, se plantea la hipótesis de que la estimulación generada en las paredes de la vagina es en parte subjetiva.


Esto no quiere decir que no existan zonas erógenas en estas paredes, sino que el componente subjetivo juega un papel importante. El grado de excitación, comodidad y placer es fundamental para "encontrar" y estimular el punto G.

3. La eyaculación femenina es un fenómeno real

Aunque también se puede conseguir a través de la estimulación del clítoris, La eyaculación femenina a menudo se asocia con la estimulación del punto G. Si bien es controvertido, los expertos lo clasifican como un fenómeno real. El líquido producido difiere de la orina en cuanto a la concentración de urea y creatinina, por lo que es una sustancia diferente.


La función específica de este fluido no se conoce (el semen del hombre tiene una función, por ejemplo). Dado que tiene una concentración significativa de PSA, probablemente tenga propiedades antibacterianas contra la uretra femenina.

Se cree que la eyaculación proviene de las glándulas parauretrales de Skene., descrita por primera vez por el ginecólogo escocés Alexander Skene.

4. Curiosidad del punto G: la estimulación se asocia con orgasmos más intensos

Ya hemos establecido que todo orgasmo depende en gran medida de variables subjetivas o psicol√≥gicas. A esto tambi√©n hay que a√Īadir que cada cuerpo es diferente, por lo que no es posible generalizar. Aun as√≠, hay evidencia de que estimular las paredes vaginales puede provocar orgasmos m√°s intensos.

Por ejemplo, un estudio publicado en The Journal of Sexual Medicine en 2020 encontró que la El 62 % de las mujeres encuentran más placenteros los orgasmos obtenidos a través de la estimulación vaginal. que los obtenidos por la estimulación del clítoris.


Este √ļltimo, sin embargo, se puede activar m√°s r√°pidamente. A pesar de esto, algunos expertos son reacios a usar la etiqueta de orgasmo vaginal y orgasmo del cl√≠toris.

Las mujeres que creen en la existencia del punto G tienen dificultad para localizarlo.

5. Curiosidad por el punto G: se puede agrandar, pero no es recomendable

Desde hace varias décadas se ha propuesto un procedimiento para agrandar el punto G y con él el placer que se experimenta durante su estimulación.

Este es un resultado temporal y consiste en inyectar col√°geno por debajo de la superficie donde se cree que est√° la zona en cuesti√≥n. Como se√Īalan los expertos, no se recomienda la cirug√≠a, tambi√©n porque no se ha comprobado la existencia del punto G.

Los mitos relacionados con este ámbito suelen generar una dependencia excesiva del mismo. Muchas parejas evitan otros canales de estimulación, y al no obtener placer en esta zona, su intimidad se reduce a insatisfacción, inseguridades y angustia.


Es por ello que podría optar por procedimientos como el descrito, que, sin embargo, pueden causar más de una complicación: infecciones, disfunción sexual, dispareunia (dolor) y otras.

Conclusiones

Las curiosidades del punto G presentadas en este artículo apuntan a varias conclusiones. La primera es que no debe excluirse la estimulación de esta zona., pero no todos los esfuerzos deben centrarse en ello.

Los juegos previos y la estimulación en otras áreas son igual o más importantes para obtener placer. Elegir de otra manera es ser reduccionista.

La segunda conclusión es que debemos dejar de lado la presión social, cultural y mediática en torno al punto G. Esto incluso puede causar disfunción sexual. Lo más importante es explorar tu cuerpo y estimular aquellas zonas donde cada persona encuentra mayor excitación.

A√Īade un comentario de Curiosidades sobre el punto G
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.