¿Cómo se relacionan la asertividad y la autoestima?

Quien soy
Joe Dispenza
@joedispenza
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

¿Cómo se relacionan la asertividad y la autoestima?

Cómo nos relacionamos con los demás dice mucho del amor que sentimos por nosotros mismos. En este artículo explicamos cómo se conectan estos dos aspectos.

Última actualización: 24 marzo, 2022

La asertividad y la autoestima son dos conceptos que escuchamos a menudo, los cuales son esenciales para disfrutar de una buena salud emocional y relaciones satisfactorias.

¿Alguna vez te has preguntado qué tienen en común? ¿En cuál deberíamos empezar a trabajar para cambiar nuestra vida? Hoy hablamos de la interesante relación entre la asertividad y la autoestima.



Cuando decidimos trabajar sobre nosotros mismos, podemos sentirnos abrumados por la cantidad de información disponible. Parece que hay tanto que hacer que elegir por dónde empezar se vuelve imposible.

Muchas de estas variables están realmente relacionadas y la mejora de uno desencadena cambios a nivel global. Lo mismo ocurre con la asertividad y la autonomía.

¿Definición de asertividad y autoestima?

Comencemos por definir estos dos términos que, aunque conocidos por todos, no siempre se comprenden del todo. La autoestima se basa en la percepción que tenemos de nosotros mismos, en la evaluación que hacemos de nuestras características físicas y personales. A su vez, incluye las tendencias de comportamiento derivadas de esa evaluación.

Es, por tanto, el resultado de un proceso en el que nos analizamos, nos juzgamos positiva o negativamente y actuamos en consecuencia. En otras palabras, decidiremos si cuidar nuestro cuerpo y mente, mantener un sano diálogo interior y enfrentar los errores y adversidades como aliados o como enemigos de nosotros mismos.

Por otro lado, La asertividad es un modelo de comunicación interpersonal que se basa en el respeto. para ellos mismos y para los demás. Las interacciones asertivas nos permiten relacionarnos con los demás en el mismo nivel, sin someternos a su voluntad y sin imponer la nuestra.



Por lo tanto, podemos expresar opiniones, deseos y solicitudes personales teniendo en cuenta las de nuestro interlocutor.

¿Cuál es la relación entre la asertividad y la autoestima?

La relación entre asertividad y autoestima no es fácilmente perceptible de forma inmediata. La primera parece estar más ligada a las relaciones sociales, mientras que la segunda a la relación con uno mismo.

Sin embargo, ambos son pilares fundamentales de la inteligencia interpersonal e intrapersonal. Además de eso, se alimentan mutuamente constantemente.

Cuando una persona empieza a trabajar su autoestima, su autoimagen mejora y empieza a valorarse más positivamente. Es decir, se considera válido y digno de amor y respeto, independientemente de sus defectos o errores que pueda cometer. Vamos a hablar acerca de amor propio que también se refleja en las relaciones con los demás.

Quien se acepta, se respeta y se considera a sí mismo encuentra fácilmente el coraje de expresar sus preferencias y necesidades personales. No le teme al rechazo ni al abandono y esto lo hace libre para comunicarse con los demás.

La persona con autoestima sólida no tolera el desprecio ni el maltrato ni los imparte, ya que no necesita colocarse en una posición superior a los demás.

Asimismo, quien es capaz de comunicarse asertivamente, sin duda disfruta de una buena relación consigo mismo. Es su autoestima lo que le permite relacionarse con los demás de forma sana; además, las interacciones son mucho más satisfactorias para ambas partes.

Por la misma razón, su autoevaluación es cada vez más positiva. Cada vez que nos expresamos abiertamente, resolvemos un conflicto con calma o participamos en interacciones sociales satisfactorias, aumenta la autoestima.


¿Donde empezar?

Dada la estrecha relación entre asertividad y autoestima, es muy probable que las deficiencias en un nivel se encuentren también en el otro. Si este es tu caso y no sabes por cuál empezar, la respuesta es: autoestima.


Es cierto que ambos aspectos se potencian mutuamente, pero no se puede ser asertivo si no se tiene confianza en uno mismo. La inseguridad y los miedos llevarían a recaer en comportamientos complacientes o agresivos con los demás.


Tenemos que empezar a construir una relación sólida con uno mismo, amarse, respetarse y tratarse con amor y compasión. Sobre esta base será natural e inevitable reservar el mismo aprecio y respeto por las propias relaciones interpersonales. El cambio siempre viene desde dentro.

Añade un comentario de ¿Cómo se relacionan la asertividad y la autoestima?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.