¿Cómo conciliar familia y trabajo?

Quien soy
Joe Dispenza
@joedispenza
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

¿Cómo conciliar familia y trabajo?

La vida familiar y el trabajo son compatibles. Lo importante es darles a ambos el espacio adecuado y adoptar estrategias que ayuden a conciliarlos y que garanticen una mejor calidad de vida.

Última actualización: 13 de enero de 2022

A veces tenemos tantas cosas que hacer que pasamos por alto algunos aspectos importantes. Conciliar familia y trabajo muchas veces no es fácil, sobre todo si se tienen en cuenta los numerosos compromisos a cumplir. Parece un asunto complicado.



A veces las jornadas laborales son más largas de lo necesario, las vacaciones no duran lo suficiente y en algunos casos nos vemos obligados a realizar más de un trabajo para poder disfrutar de los recursos económicos suficientes.

Tanto el contexto laboral como la vida familiar parecen pedirnos cada vez más, por lo que nos encontramos en tierra de nadie; no sabemos conciliar familia y trabajo. Aún así, es posible. Aquí está cómo hacerlo.

Siempre deje algo de tiempo en su vida para hacer algo que lo haga feliz porque eso afectará su bienestar financiero más que cualquier otro factor.

-Paul Hawken-


Cómo conciliar familia y trabajo

Conciliar significa "hacerlos compatibles". El trabajo y la familia a menudo parecen incompatibles, pero es posible conciliarlos. Vamos a ver cómo.

Para empezar, es importante vivir el presente. Se trata de no quedarnos estancados en el pasado al analizar los hechos, porque esto nos hará sentir abrumados al alimentar pensamientos negativos como “¿Y si yo actuara diferente…?”, “¿Por qué no…?”, etc.

Por supuesto, también se trata de no anclarse a las expectativas, es decir, de evitar pensar en todo lo que puede pasar a continuación. Si no, podemos alimentar la ansiedad y la frustración. Nunca podemos estar seguros de lo que sucederá, entonces, ¿por qué molestarse?



Vivir el momento presente es vivir el "aquí y ahora", es aprovechar al máximo lo que está sucediendo en cada momento, segundo a segundo. Significa disfrutar de nuestros hijos ya sea que estemos con ellos, nuestra pareja o la salida familiar, pero también las obligaciones laborales durante la jornada laboral.

Pensar en el trabajo mientras jugamos con nuestros hijos es pasado o futuro, pero no presente. Es robar tiempo de nuestra vida familiar por problemas laborales que difícilmente podemos solucionar en ese momento. Vivir el momento presente nos ayuda a conciliar familia y trabajo.

Aprende a delegar

A veces pensamos que somos todopoderosos y ponemos todo sobre nuestros hombros. Al hacerlo firmamos nuestra sentencia e con el tiempo nos sentimos abrumados porque no podemos hacer todo. La frustración aumenta y, a veces, explotamos a nivel emocional.


aprender a delegar, a asignar unas tareas a otros para facilitarnos la vida

Puede parecer complejo al principio, pero una vez que empieces, será más fácil. Algunos datos útiles al respecto son los siguientes:

  • Adaptar responsabilidades.
  • Pedir ayuda si lo consideramos necesario.
  • Conozca a los compañeros para saber qué responsabilidades asignar a cada persona. Lo mismo ocurre con la familia.
  • Confiar en las personas en las que hemos delegado responsabilidades.
  • Distribuir tareas y actividades de forma realista.

Para saber delegar, necesitas conocerte a ti mismo. Conocerte a ti mismo significa conocer tus límites.

Establecer rutinas para conciliar familia y trabajo

Las rutinas pueden parecer aburridas, pero sin duda tienen una virtud: ayúdanos a organizar nuestro tiempo! Gracias a ello, será más fácil conciliar la vida familiar con la laboral



Por otro lado, también es útil establecer prioridades. Para ello conviene preguntarse qué hay que hacer y eliminar en la medida de lo posible aquello que nos quita energía y no nos hace felices.

Sin embargo, es importante ser realista, por lo que no debemos pensar que seremos capaces de hacer todo y ponernos metas inalcanzables.


Aprende a manejar las emociones.

La gestión de las emociones es fundamental para conciliar familia y trabajo. No te dejes llevar por los impulsos y comprende cómo nos sentimos es crucial en nuestras relaciones. Porque a menudo no es cómo nos sentimos lo que determina nuestro bienestar, sino lo que hacemos con nuestras emociones, cómo respondemos a ellas.


James Gross, director del laboratorio de psicofisiología de la Universidad de Standorf, afirma que aprender a manejar las emociones puede prevenir enfermedades como la depresión o el trastorno límite de la personalidad. Aquí hay algunos consejos para manejar mejor las emociones:

  • Alivia la tensión a través del ejercicio o de una actividad artística.
  • Practica la escucha activa.
  • Recurrir a técnicas de respiración.
  • Busque ayuda profesional.
  • Relegar las preocupaciones a un solo momento del día.
  • Reflexionar y encontrar solución a nuestros miedos.

No es el estrés lo que nos hace colapsar, es la forma en que respondemos a las situaciones estresantes.

-Wayde Goodall-

Manejar la esfera emocional puede ser un buen aliado contra el estrés, la frustración y el nerviosismo. Otras formas de conciliar familia y trabajo pueden ser cambiar de profesión o buscar un trabajo más cerca de casa, informarse sobre la normativa para saber si tenemos derecho a más vacaciones, etc.


Los psicólogos Andrés Jiménez Figueroa y Emilio Moyano Días destacan que la conciliación de la vida familiar y laboral garantiza una mejor calidad de vida. ¿Qué podemos hacer cuando este equilibrio parece imposible de lograr? La respuesta es simple: buscar alternativas.

Conciliar dos esferas distintas como son la familia y el trabajo no es imposible. Marcar prioridades, dedicar tiempo a uno mismo, conocerse, disfrutar de cada momento, establecer rutinas y, sobre todo, cuidar de los demás y de uno mismo es fundamental.

Añade un comentario de ¿Cómo conciliar familia y trabajo?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.