Bajar de peso con pesas | ¿Es posible? ¿Igual que?

Quien soy
Robert Maurer
@robertmaurer
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autor y referencias

Por el escritor de healthiergang , entrenadora personal y licenciada en Ciencias del Ejercicio y el Deporte.

Pierde peso con pesas

Cuántas veces has escuchado: "No hago pesas porque luego hago al por mayor", "para adelgazar hay que hacer cardio durante mucho tiempo a baja intensidad", "cuando estaba en la sala de pesas estaba gorda! ! "?

Muchas veces, ¿verdad? Desafortunadamente, en gran parte del entorno físico todavía existe la regla de que el entrenamiento con pesas es el enemigo de adelgazar, mientras que las interminables y agotadoras sesiones de cardio representan el santo grial para todas aquellas personas (especialmente mujeres) que se identifican en el bilancia su peor enemigo.



Pero, ¿es cierto que las pesas no se utilizan para bajar de peso (de hecho, empeoran las cosas) mientras que el cardio sí?

La respuesta es obviamente no, pero vamos en orden.

1. ¿Cómo estamos hechos?

Nuestro cuerpo es un sistema increíblemente complejo, pero podemos identificar cuatro componentes principales en él: huesos, organi, músculo e panículo adiposo, a lo que el líquidos.

Los huesos y los órganos son componentes que, básicamente, podemos considerar fijos (es decir, no sometidos a oscilaciones), mientras que los músculos y el tejido adiposo son los dos. componentes variables al que podemos y debemos referirnos cuando hablamos de adelgazamiento.

2. ¿Qué es la pérdida de peso?

Por adelgazamiento entendemos la mejora de la relación entre la masa grasa e masa magraa medida que aumenta el segundo, el primero disminuirá y viceversa; y en todo este peso juega un papel marginal, si no nulo (excepto en condiciones particulares).


También hay que decir que la grasa y el músculo tienen dos densità completamente diferente para el mismo peso, lo que significa que si en un período de tiempo X entrenamos con pesas y perdimos 3 Kg. de masa grasa, a favor de 3 kg de masa magra, frente al espejo saldríamos mucho más secar, aunque siempre pesando lo mismo.


3. El peso

Enfadado y deleite de todo aquel que debería (o cree que debería) adelgazar, algunos vienen a consultar al bilancia incluso varias veces al día desesperado o disfrutando de fluctuaciones de unos pocos kilos, desperdiciando un tiempo y una energía preciosos. De hecho, nuestro peso es un valor suficiente en sí mismo. vacío, que indica la suma de todos nuestros tejidos, líquidos, etc. nos da una estimación cuantitativa, pero no cualitativa, de nuestra condición actual.

Entonces, a menos que caigas en la categoría de fuerte sobrepeso o el 'obesidad (condición en la que es necesario perder peso, al menos en la primera fase), puede consultar la báscula con seguridad no más de una vez a la semana, o incluso mejor cada dos).

4. Metabolismo, este desconocido

Nuestro cuerpo consume una cierta cantidad de caloría todos los días para mantener nuestras funciones vitales (metabolismo basal) y permitirnos realizar todas nuestras actividades diarias, desde el trabajo hastaallenamento; e ingerimos una cierta cantidad de calorías diariamente para asegurarnos de que todo funcione correctamente.


Cada tejido de nuestro cuerpo usa una cierta cantidad de calorías, y el tejido que más usa es el músculo; No hace falta decir que cuanto más músculo (masa magra) tengamos, más calorías utilizará nuestro cuerpo para sus funciones.

 

5. Cardio VS Pesi

En resumen, la pérdida de peso se considera comparando el porcentaje de la masa grasa con el porcentaje de masa magra, el peso no es un discriminante fundamental y el músculo es nuestro principal aliado para elevar el metabolismo y hacer más efectivo el proceso de adelgazamiento.


A partir de estas consideraciones, queda claro que trabajar con pesos (obviamente bien organizados y estructurados) es ciertamente preferible aentrenamiento cardiovascular (que aún se puede combinar), porque nos permite fortalecer y fortalecer aquellas estructuras que nos permitirán tener un metabolismo más eficiente y más rápido, en detrimento de la masa grasa.


Tener un mayor porcentaje de músculo también te permitirá comer más (no tarta de queso), porque es un sustrato más eficiente energéticamente.

En todo esto, no olvidemos que el entrenamiento cardiovascular puede ser un excelente aliado, si además se realiza con criterio; de hecho no se recomiendan interminable sesiones de caminata en alfombra que tienen el único resultado de hacerte morir de aburrimiento, mucho mejor una sesión más corta (incluso venti, treinta minutos máximo), pero organizados según intervalos de intensidad variable, lo que permitirá que tu cuerpo nunca se acostumbre a lo que estás haciendo, reaccionando y mejorando la respuesta metabólica.


Un consejo para no olvidar

Para concluir, la pérdida de peso es sin duda un proceso que hay que afrontar desde varios ángulos (nutrición, entrenamiento, integración), pero que se encuentra en elEntrenamiento con pesas su principal herramienta de éxito, y si puede superar todos leyendas y miti (en su mayoría mal) que lo rodean, te darás cuenta de cuántos y qué resultados positivos y duraderos puedes lograr a través de él.

Además, y esto es especialmente cierto para los mujeres, no te dejes engañar por la historia de que levantar pesas equivale a volverse como un hombre, porque el tuyo cuadro hormonal te lo impediría aunque quisieras, además la calidad muscular y la compacidad que puedes obtener con el entrenamiento de fuerza son inalcanzables siguiendo cualquier otra práctica, y mucho menos haciendo solo cardio.

¡El único riesgo que correrás al hacer pesas serias es que se convierta en una adicción!

Audio vídeo Bajar de peso con pesas | ¿Es posible? ¿Igual que?
Añade un comentario de Bajar de peso con pesas | ¿Es posible? ¿Igual que?
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.