Autoempleo y perplejidad

Autoempleo y perplejidad

Las preocupaciones sobre la oportunidad de trabajar por cuenta propia generalmente se deben a la falta de autonomía y la intolerancia a la incertidumbre. Sin embargo, superar estas barreras podría ser el comienzo de una vida laboral más próspera y gratificante.

Última actualización: 11 de diciembre de 2021

El autoempleo es una opción atractiva para cualquier persona. Sin embargo, son muchos los que muestran dudas, aunque lleven mucho tiempo en el paro o carezcan de unos ingresos que les permitan vivir con cierta tranquilidad.



Ser parte de una empresa establecida y tener un jefe da mucha más tranquilidad, seguridad o bienestar psicológico. Esto a pesar de que el trabajo no les ofrece la oportunidad de crecer profesionalmente y de obtener un mayor equilibrio económico.

Si bien es cierto que el trabajo por cuenta propia implica riesgos, también es cierto que estos los riesgos se pueden prevenir y gestionar perfectamente.

"Lo bueno de trabajar por tu cuenta es poder decidir por ti mismo".

-Juan Ignacio Jiménez-

Las preocupaciones sobre la oportunidad de trabajar por cuenta propia a menudo están vinculadas a la percepción del trabajo por cuenta propia como una fuente de limitaciones. Esta forma de pensar está influida, sobre todo, por aspectos de carácter psicológico y cultural.


El dilema del autoempleo

La decisi√≥n de trabajar por cuenta propia implica resolver un dilema: autonom√≠a vs. incertidumbre. La mayor√≠a de las personas aprecian la autonom√≠a laboral.. Es com√ļn pensar que puedes sacar m√°s provecho de tu trabajo, de tu tiempo o de tu vida dirigiendo tu trabajo. De hecho, esto les permitir√≠a gestionar sus propios programas, establecer sus prioridades, etc.


Al trabajar por cuenta propia, esa autonomía ya no es un deseo, sino una realidad. Por otro lado, sin embargo, el autónomo está expuesto a una gran incertidumbre.


Ning√ļn negocio garantiza el √©xito a largo plazo. Asimismo, mientras se gana una mayor independencia, los niveles de responsabilidad y compromiso tambi√©n aumentan.

Este √ļltimo aspecto es quiz√°s el que m√°s influye en las perplejidades ante la oportunidad de trabajar por cuenta propia. Siempre es m√°s f√°cil cuando alguien m√°s decide por nosotros y asume las consecuencias de esas decisiones.

También es más fácil cuando alguien más lleva el peso de la incertidumbre. En cualquier caso, cualquier empresa, por bien establecida que esté, puede fracasar. Incluso las grandes industrias, los grandes bancos, etc.

La "seguridad" del trabajo asalariado

El sue√Īo de muchos es conseguir un buen trabajo asalariado, en una empresa consolidada que prospera y garantiza un futuro a largo plazo.

Este esquema paternalista es una opción a la que solo puede acceder una minoría de la población. No son necesariamente "los mejores", ya que esto suele estar influenciado por el azar y la suerte.

Los que vienen de una familia millonaria o van a círculos donde hay mucho dinero tienen más posibilidades de conseguir un gran trabajo asalariado, gracias a los contactos y no necesariamente a la formación o al talento.

Del mismo modo, los mecanismos de selección a veces no son justos. Por ejemplo, una empresa puede preferir personas más jóvenes (o mayores o mayores) porque esto coincide con sus políticas. De hecho, alguien con gran talento puede no ser adecuado para ellos.


Así que buscar un buen trabajo asalariado puede ser una opción muy limitada. Asimismo, incluso si logramos conseguirlo, la economía mundial es inestable.

El despido de trabajadores es una medida muy com√ļn, especialmente cuando hay una crisis. Por lo tanto, incluso en la mayor√≠a de los trabajos asalariados no existen certezas definitivas.



El independiente y el emprendedor

Está claro que para ser emprendedor se necesita el espíritu adecuado. No todo el mundo tiene que ser un gran emprendedor para ser autónomo.


El emprendedor trata de crecer, expandirse, capitalizar. El autónomo no quiere necesariamente esto. Más bien, trate de generar ingresos de forma independiente. Este es un modo de negocio, pero no implica la fundación de una nueva entidad como tal.

Idealmente, una persona decide trabajar de forma independiente por placer y convicci√≥n, no por necesidad. Desafortunadamente, muchos se enfrentan a esta opci√≥n solo despu√©s de mucha investigaci√≥n y no han encontrado el trabajo de sus sue√Īos.

Este es otro factor importante que implica perplejidad y resistencia. Se supone que es una alternativa disponible solo para un momento de inseguridad, cuando no lo es.


A veces solo aprendemos a nadar cuando nos caemos al río. Descubrimos entonces que es un aprendizaje definitivo y al final hasta nos gustó. Lo mismo ocurre con el trabajo por cuenta propia. Es una opción real, que puede abrir muchas vías.

Cuando no tenemos trabajo, pero a√ļn tenemos dudas sobre la oportunidad de trabajar por nuestra cuenta, ser√≠a bueno preguntarnos si el miedo, los prejuicios y la falta de confianza en uno mismo nos est√°n frenando.

A√Īade un comentario de Autoempleo y perplejidad
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.