close
    search Buscar

    Aprender a estudiar: 8 técnicas que funcionan

    Quien soy
    Joe Dispenza
    @joedispenza
    FUENTES CONSULTADAS:

    wikipedia.org

    Valoración del artículo:

    Advertencia de contenido

    En la escuela, antes que nada, debería ser aprender a estudiar.

    Y debe hacerse mediante un método inteligente, eficiente y consolidado.

    Un poco como en el deporte, donde alcanzar niveles de excelencia ¬°no basta con ir al campo y practicar!

    En cambio, necesitas un profesor que te ense√Īe las t√©cnicas, que evite los errores m√°s comunes, que te d√© retroalimentaci√≥n para mejorar.

    Pero en la escuela te ense√Īan matem√°ticas, historia, biolog√≠a, literatura ... pero no te ense√Īan a estudiarlos.



    Te toca entonces aprender a estudiar completamente autodidacta, como ‚Äúo nuoti o anneghi‚ÄĚ.

    Seg√ļn algunos, esto deber√≠a formar car√°cter.

    Tengo serias dudas de que este sea realmente el caso y, en cualquier caso, es un enfoque que nunca me ha gustado.

    De hecho, la vida ya tiene suficientes lecciones, no hay necesidad de hacer que todo sea difícil y desagradable.

    Entonces, si no estás satisfecho con tu método, en el artículo de hoy veremos 8 consejos que te ayudarán a estudiar mejor.

    1. Planifique su tiempo y energía

    Levanten la mano si el alumno que nunca pasó a decir "Llego tarde" o "Perdí mucho tiempo".

    Y de hecho gestión del tiempo es el primer gran problema al que te enfrentas si quieres aprender a estudiar.

    Especialmente a la hora de preparar ex√°menes o concursos universitarios es importante:

    • Tener un plan a largo plazo indicando, semana a semana, las distintas fases del estudio (primera lectura, esquemas, revisi√≥n general, segunda revisi√≥n, etc.). De esta forma siempre sabr√°s si est√°s al d√≠a con la preparaci√≥n.
    • Ten un plan diario decirte a qu√© hora estudiar√°s y qu√© temas abordar√°s. De esa manera, comenzar√° cada d√≠a sabiendo qu√© hacer y resistir√° la tentaci√≥n de posponer las cosas.

    Se pueden utilizar muchas herramientas para planes a largo plazo, pero al final una hoja de Excel es m√°s que suficiente.



    Si bien la planificaci√≥n del d√≠a siguiente se puede simplificar a√ļn m√°s, utilizando un diario o incluso una simple publicaci√≥n, como en el m√©todo Ivy Lee. 

    Para aquellos que están horrorizados con la planificación porque creen que mata su creatividad y espontaneidad, aquí hay una cita sorpresa:

    Nuestros objetivos solo pueden alcanzarse mediante una buena planificaci√≥n en la que debemos creer absolutamente y sobre la que debemos actuar. 

    Sorprendentemente, porque Pablo Picasso dijo esta frase, no un burócrata gris de un libro de Kafka. Si incluso un genio como él hizo el esfuerzo de planificar, no puede evitar hacerlo también.

    2. Aprenda a estudiar "en capas"

    Muchos estudiantes cometen el error de poner toda la información en pie de igualdad desde la primera lectura.

    Tienen miedo de no comprender, de olvidar, de descuidar, por lo que, desde el principio, invierten una enorme energía en cada detalle.

    El resultado es que muchas de estas energ√≠as se desperdician en √ļltima instancia, porque:

    • Sin entender primero los aspectos generales, es m√°s dif√≠cil comprender los detalles. Entonces, hacer ambas cosas al mismo tiempo es ineficaz.
    • Muchos detalles se repiten en un momento posterior, o resultan irrelevantes. Entonces todo el esfuerzo hecho para memorizarlos es en vano
    • Los detalles normalmente no son todos esenciales para aprobar un examen, por lo que no tiene sentido que tengan la misma prioridad que la informaci√≥n m√°s importante.

    Por todas estas razones, organiza tu estudio en capas o "círculos concéntricos".


    Primero, es decir, estudiar y memorizar los conceptos m√°s importantes; luego pasa a la secundaria; luego a los terciarios; finalmente a los detalles.


    De esta manera, desarrollará la descripción general del tema mucho más rápidamente, y cada círculo será una base sólida para el siguiente.

    3. Aprenda a estudiar reduciendo el material a lo esencial.

    Es pr√°cticamente imposible aprender todo de inmediato, por lo tanto es inevitable que todo deba revisarse.

    Sin embargo, esto plantea un problema: si cada vez que tiene que revisar tiene que repasar TODO el material de estudio de nuevo, la revisión será muy larga.

    Aquí entonces, a la vista de las revisiones, es fundamental reducir el material a lo esencial.

    ¬ŅC√≥mo?

    • Subrayar y resaltar solo lo que necesita revisar (Nota: un buen subrayado no debe involucrar m√°s del 30% del libro)
    • Anotando las palabras clave en los m√°rgenes del libro (Nota: las palabras clave por s√≠ solas deben recordar conceptos completos, y normalmente no deber√≠a poner m√°s de una docena por p√°gina).
    • Hacer patrones que simplifican e integran el libro, notas, transcripciones u otras fuentes de estudio

    Hacer patrones lleva mucho tiempo en la primera fase, pero si se hacen bien te ahorra mucho para siempre (Todav√≠a uso esquemas que hice hace 20 a√Īos).

    Y por esquemas me refiero a los esquemas tradicionales en cascada que explico en este enlace, no mapas mentales o mapas conceptuales, que son √ļtiles para muchos prop√≥sitos pero muy escasos de estudio.


    ¡Pero cómo! - me dirás - ¡Pinco y pallo, en sus blogs, dicen que los mapas son muy buenos para estudiar!

    Sí, porque así tienen la excusa de vendértelas en sus métodos de estudio.

    Pero mire los ejemplos de mapas mentales y conceptuales que hacen para usted, y se dar√° cuenta de que tal vez se usen para estudiar en la escuela primaria y secundaria, y ciertamente no cuando se trata de temas complejos, largos y articulados.


    (Nota: los mapas mentales y los mapas conceptuales no son in√ļtiles, pero se utilizan para otros fines que no sean el estudio riguroso y puro).

    4. Aprenda a repetir

    Seguro que t√ļ tambi√©n has estudiado muchas veces repitiendo en voz alta, todos lo hemos hecho.

    Y lo hiciste bien, porque es una gran estrategia para:

    • Mejorar la memorizaci√≥n
    • Aclara la comprensi√≥n del texto (cuando repites algo que no entendiste, inmediatamente lo notas)
    • Prep√°rate para el examen oral

    Sin embargo, existen dos estrategias científicamente probadas que hacen que la repetición sea 10 veces más efectiva:

    • El recordatorio activo: muchos estudiantes repiten mirando continuamente el libro o las notas para ayudarse a s√≠ mismos. Esto los hace ir m√°s r√°pido, pero es malo para el almacenamiento. En su lugar, aprenda a estudiar un texto corto y luego, cierre el libro o cubra los patrones, repita sin mirar. Har√°s m√°s esfuerzo, y el esfuerzo ayuda a tu memoria.
    • La repetici√≥n espaciada: entre repetir lo mismo 3 veces al d√≠a o 3 veces a la semana, el tiempo es el mismo pero la segunda estrategia da mucho mejores resultados. El psic√≥logo Ebbinghauss descubri√≥ hace m√°s de 100 a√Īos que, para que la memorizaci√≥n sea m√°s eficiente, el intervalo de tiempo entre una repetici√≥n y otra es fundamental. Un patr√≥n excelente es 0-1-3-8-20 (es decir, repite lo que viste en clase el mismo d√≠a, el siguiente, luego 3, 8 y 20 d√≠as despu√©s), pero por supuesto tienes que adaptarlo a tu necesidades, la asignatura, la fecha del examen, etc.

    5. Aprenda a estudiar para el examen

    Especialmente cuando se trata de un examen universitario o una competencia, estudiar y saber no es suficiente: 

    • Por ejemplo, si ha pasado doscientas horas en el libro equivocado, obtendr√° un resultado mediocre.
    • Adem√°s, si lo sabes todo a fondo pero no puedes repetirlo bien, tu examen oral se resentir√°.
    • O tambi√©n, si est√°s s√ļper preparado pero no est√°s acostumbrado a luchar contra el reloj, aqu√≠ podr√≠as fallar una prueba de propagaci√≥n cruzada.

    En todos estos casos, usted es como un atleta que se ha entrenado para una competencia como 800 metros y luego se encuentra compitiendo en otra distancia el día de la carrera.

    Obviamente correrá, pero tendrá un resultado muy por debajo del esfuerzo que le costó prepararse.

    Al estudiar para un examen, piense en el hecho de que no solo necesita saber, pero también tienes que prepararte para un tipo particular de actuación.

    Por lo tanto, debes aprender a estudiar en consecuencia, form√°ndote en los procedimientos de examen desde el primer d√≠a, como explico en mi art√≠culo "c√≥mo preparar concursos p√ļblicos".

    6. Aprenda al menos un poco sobre lectura r√°pida y lectura r√°pida.

    Cuando estudias, pasa mucho tiempo procesando el material del examen, es decir, en lectura.

    Por eso, incluso mejorar tu velocidad de lectura en un 20% significa, en un a√Īo de estudio, ahorrar d√≠as enteros.

    Ahora, no quiero ponértelo demasiado fácil: La lectura rápida es una habilidad que requiere mucho tiempo que aprender y mucho ejercicio que mantener.

    Pero esto sucede si desea leer dos o tres veces m√°s r√°pido.

    Para ganar un 10 o 20% de velocidad, por otro lado, se necesita muy poco, por lo que los invito a que lo prueben comenzando con mi guía gratuita de lectura rápida y mi artículo sobre el skimming.

    Aprende a estudiar haciendo, en primer lugar, una lectura r√°pida y general del texto, de forma que te construyas una idea de lo que te espera (lo que yo llamo "El mapa de ruta"), te ser√° de gran ayuda.

    7. Aprenda algunas técnicas de memoria.

    Aquí lo mismo es cierto para la lectura rápida y la lectura rápida.

    Aprender técnicas de memoria en profundidad es un trabajo largo, no apto ni necesario para todos.

    En su lugar, aprenda algunas t√©cnicas de memoria es f√°cil, agradable y √ļtil en cualquier caso.

    Primero entonces, aprenda a estudiar:

    • Mostrar tanto como sea posible, porque las im√°genes se recuerdan mucho mejor que las palabras.
    • Asociando tanto como sea posible, porque cada vez que construyes un puente entre la memoria a largo plazo y la memoria a corto plazo, esta √ļltima se fortalece.

    Adem√°s, especialmente cuando tenga que memorizar listas peque√Īas, aprenda a hacerlo utilizando t√©cnicas.

    En mi artículo sobre el palacio de la memoria muestro, a modo de ejemplo, cómo se memorizan los nombres de los nervios craneales en unos minutos, que sin técnicas te llevaría 5 veces más (y los olvidarías más rápido).

    Estudie cómo funcionan los palacios de la memoria y piense cuándo y cómo podría usarlos en su curso de estudio.

    8. Aprende a estudiar desde tu concentración.

    Muchos jóvenes me escriben que tienen problemas para memorizar, organizar, comprender, repetir ...

    Y en muchos casos, después de indagar un poco, resulta que el verdadero problema es la falta de concentración con la que hacen esas cosas.

    Ahora bien, la concentración no es un interruptor de encendido / apagado que se enciende y apaga con un gesto.

    Es en cambio de un estado de √°nimo complejo que debe cultivarse con muchas precauciones:

    • Elimina distracciones: para encontrar la concentraci√≥n es necesario eliminar todo lo que obviamente lo da√Īa. Apague toda la tecnolog√≠a (vea mi art√≠culo sobre minimalismo digital), cree un ambiente ordenado, mantenga el ruido fuera.
    • Construya rituales previos al estudio y al examen previo: deportistas, m√ļsicos, actores, antes de una competici√≥n o subir al escenario, repiten algunos rituales (quien medita, quien toma 10 respiraciones, quien hace la se√Īal de la cruz, quien se pone los calcetines de cuando era ni√Īo, etc. etc. .) que les ayudan a concentrarse. El estudio y los ex√°menes tambi√©n son una actuaci√≥n, as√≠ que busca tambi√©n tus propios rituales.
    • Sprint alternativo y descanso: una de las cosas m√°s perjudiciales y frustrantes para estudiar es dedicar horas y horas a los libros de forma consecutiva pero sin poner demasiado esfuerzo en ello. Entonces debes aprender a estudiar alternando breves per√≠odos de estudio intenso (25 minutos) con breves per√≠odos de descanso programados (5 minutos). Le resultar√° m√°s f√°cil mantener una alta concentraci√≥n (pruebe, por ejemplo, la t√©cnica del tomate). 
    • H√°gase preguntas: las preguntas nos estimulan y nos devuelven al sentido profundo del estudio. Todo lo que estudiamos de hecho es la respuesta a una pregunta que alguien se ha hecho en alg√ļn momento. As√≠ que de vez en cuando, para volver a prestar atenci√≥n al texto, det√©ngase un momento y preg√ļntese: ‚Äú¬ŅQui√©n? ¬ŅCu√°ndo? ¬ŅPorque? ¬ŅIgual que? ¬ŅD√≥nde est√°? Etc ". Y, por supuesto, tambi√©n d√©se las respuestas relacionadas.

    Conclusiones sobre cómo aprender a estudiar

    M√°s all√° de las ideas pr√°cticas que te di en este art√≠culo, hay una √ļltima cosa, un poco m√°s filos√≥fica, de la que quiero hablarte.

    Ves, en todas las cosas, incluso en el estudio, más importante que el cómo es el por qué.

    El hecho es, cuando entiendes por qué - o las razones - de lo que haces, eso es todo tambien el como - o más bien los métodos - de alguna manera llega.

    Por otro lado, cuando desconoce las razones, incluso el método más sofisticado no le ayuda mucho.

    Incluso antes de practicar una serie de técnicas, aprender a estudiar significa por tanto:

    • fortalece tu motivaci√≥n
    • aclara tus metas
    • encuentra el significado profundo de lo que haces.

    Advertencia: no es necesariamente necesario quién sabe qué pasión, o que lo que estudias realmente te guste y te haga disfrutar.

    Por supuesto, sería una ventaja si ese fuera el caso, pero desafortunadamente pocos encuentran algo así.

    Por otro lado, lo que hay que encontrar en el estudio, y todos podemos / debemos hacerlo, es precisamente un por qué, un significado profundo.

    Aquí entonces es que el cómo que te he explicado en este artículo será fácil de aplicar y aprenderás a estudiar no solo con eficacia, sino con satisfacción.

    Un saludo. Antonio.

    A√Īade un comentario de Aprender a estudiar: 8 t√©cnicas que funcionan
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.