Alfafetoproteína en el embarazo

generalidad

L'alfafetoproteína (AFP) es una sustancia glicoproteica producida, desde las primeras etapas del embarazo, primero por el saco vitelino y luego por el feto.

Durante la vida intrauterina, el feto sintetiza AFP principalmente en el h√≠gado, con una contribuci√≥n marginal de los ri√Īones y el sistema gastrointestinal. Despu√©s del nacimiento, los niveles de alfa-fetoprote√≠na comienzan a disminuir, alcanzando los valores t√≠picos de los adultos en un a√Īo.

Qué es esto

La alfafetoproteína es una proteína que es sintetizada por el hígado y el saco vitelino durante las etapas del desarrollo fetal y embrionario. Esta proteína está presente en el plasma del feto en grandes cantidades, a partir del segundo trimestre del embarazo, por lo que también se revela en la sangre materna.
Desde el momento del parto en adelante, los niveles de alfa-etoprote√≠na descienden r√°pidamente, tanto que s√≥lo se encuentran en peque√Īas trazas en mujeres y ni√Īos sanos.
Actualmente, la función de esta proteína en adultos y durante el desarrollo fetal sigue sin estar clara.



El gen responsable de su expresión es el gen AFP ubicado en el brazo q del cromosoma 4.

Porque se mide

En mujeres embarazadas, la dosis de alfafetoprote√≠na en sangre se utiliza como cribado de control para cualquier malformaciones cong√©nitas del tubo neural (como espina b√≠fida o anencefalia). Adem√°s, el examen es √ļtil para respaldar el diagn√≥stico de trisom√≠a 21 (o El s√≠ndrome de Down).
El ensayo de alfafetoprote√≠na se realiza junto con estriol y ő≤-hCG; la combinaci√≥n de estas tres evaluaciones se llama prueba triple y se realiza entre la decimoquinta y vig√©sima semana de gestaci√≥n.




¬ŅCu√°ndo se prescribe?

La dosificación de alfafetoproteína se prescribe entre la semana 15 y la 20 de embarazo, con el fin de evaluar el riesgo de tener un feto afectado por malformaciones o afecciones como, por ejemplo, el síndrome de Down. Si la prueba de detección es positiva, se necesitan otras pruebas para confirmar el diagnóstico, como una ecografía y una amniocentesis.

Valores normales

Valores en las distintas etapas del embarazo

Durante la vida intrauterina, la AFP representa la principal prote√≠na plasm√°tica fetal y, en este sentido, realiza funciones muy similares a las de la alb√ļmina; sus concentraciones s√©ricas tienden a aumentar hasta el final del primer trimestre, alcanzando un pico de aproximadamente 3 mg / ml entre la d√©cima y la decimotercera semana de gestaci√≥n.
Posteriormente, los niveles de alfafetoprote√≠na caen exponencialmente entre la semana 14 y 32, al final de las cuales ascienden a aproximadamente 0,2 mg / ml; esta disminuci√≥n va de la mano del aumento progresivo de la s√≠ntesis de alb√ļmina (que ser√° la principal mol√©cula de prote√≠na en el plasma), el aumento del volumen sangu√≠neo y la disminuci√≥n de la s√≠ntesis hep√°tica de alfa-fetoprote√≠na.
Independientemente de las concentraciones amni√≥ticas de AFP, una parte proporcional de esta sustancia llega a la circulaci√≥n materna, en parte atravesando las membranas fetales y el √ļtero decidua (v√≠a transamni√≥tica) y en parte a trav√©s de la v√≠a transplacentaria.
Durante las primeras etapas del embarazo, la alfafetoprote√≠na parece difundirse desde la circulaci√≥n fetal al l√≠quido amni√≥tico a trav√©s de la epidermis, que en estas etapas a√ļn no est√° queratinizada. Sin embargo, tan pronto como los ri√Īones fetales comienzan a funcionar (hacia el final del primer trimestre), la alfafetoprote√≠na ingresa a la orina del feto y desde all√≠ pasa al l√≠quido amni√≥tico.


AFP Alta - Causa

Al estudiar la tendencia de las concentraciones de alfafetoproteína en el líquido amniótico y la sangre materna, los investigadores descubrieron una correlación positiva entre altos niveles de AFP y algunas patologías malformativas, especialmente en lo que respecta a i defectos del tubo neural como anencefalia (que conduce a la muerte fetal) y falta de cierre del tubo neural (espina bífida, es decir, cuando las vértebras no envuelven adecuadamente la médula espinal).


De hecho, la concentración amniótica de alfafetoproteína suele ser particularmente baja en comparación con la del plasma fetal. En presencia de un defecto del tubo neural, en cambio, la solución de continuidad que se crea entre el LCR y el líquido amniótico determina el paso libre de grandes cantidades de AFP, por lo que la concentración amniótica aumenta significativamente (junto con los niveles de acetilcolinesterasa, una enzima específica del tejido nervioso que en estas condiciones sufre un aumento significativo).
Las concentraciones de alfafetoprote√≠na tambi√©n se pueden medir en la sangre materna como una simple prueba de detecci√≥n para identificar embarazos de alto riesgo que necesitan m√°s pruebas, incluida la ecograf√≠a. Esta √ļltima prueba, en particular, se prefiere actualmente al ensayo de alfa-fetoprote√≠na como una prueba de detecci√≥n temprana, tanto por la sensibilidad no exactamente excelente de esta √ļltima, como por la ahora excelente capacidad para identificar signos de ultrasonido de cromosomopatie.
Los niveles de alfafetorpoteína en suero materno tienden a aumentar incluso en presencia de desprendimiento de placenta (desprendimiento de placenta).


En la situación opuesta, es decir, cuando se registran valores bajos de alfafetoproteína en la sangre materna, el riesgo de que el feto se vea afectado por El síndrome de Down.

Gracias a estas evidencias, el an√°lisis de alfafetoprote√≠na en sangre materna representa una herramienta de cribado v√°lida, a la que son sometidas muchas mujeres en edad de riesgo entre las semanas 15 y 21 de gestaci√≥n. M√°s espec√≠ficamente, se eval√ļan los niveles de alfafetoprote√≠na, en el llamado Tri-prueba - junto con los de otros marcadores bioqu√≠micos, como HCG (gonadotropina cori√≥nica humana) y estriol no conjugado (estr√≥geno placentario).
Otras veces también se inserta la dosis de inhibina A y por eso hablamos de Quadruple-Test.
En mujeres embarazadas con fetos con síndrome de Down, los niveles séricos de alfafetoproteína y estriol no conjugado disminuyen, mientras que aumentan los de gonadotropina coriónica humana.
También en este caso, no se trata de pruebas diagnósticas reales, sino de pruebas de cribado que, junto con la edad de la madre, nos permiten cuantificar el riesgo de que el feto se vea afectado por el síndrome de Down. Cuando este riesgo resulta importante, las mujeres embarazadas deben someterse a las pruebas de diagnóstico adecuadas, como la amniocentesis.



AFP Bassa - Causa

Los valores de alfafetoproteína pueden ser bajos en los siguientes casos:

  • Edad gestacional menor a la presunta (cuando se desconoce la fecha exacta de concepci√≥n);
  • Aborto a√ļn no identificado.

En mujeres embarazadas con fetos con un defecto cromosómico que causará síndrome de Down, los niveles séricos de alfafetoproteína y estriol no conjugado tienden a ser bajos, mientras que los de gonadotropina coriónica humana (hCG) e inhibina A aumentan.

Como se mide

La prueba de alfafetoproteína es una prueba de laboratorio que consiste en tomar una muestra de sangre simple de una vena del brazo. Las pruebas de AFP, hCG, estriol e inhibina A se pueden realizar en la misma muestra de sangre.

preparación

Para el an√°lisis de AFP, se requiere un ayuno de al menos 8 horas para evitar que los alimentos interfieran con el resultado.

Interpretación de resultados

El resultado debe ser interpretado por un asesor genético o un médico que pueda explicar la importancia de la prueba.
El valor de la alfafetoprote√≠na en el torrente sangu√≠neo depende estrictamente de la determinaci√≥n deedad gestacional del feto. De hecho, si este √ļltimo no hubiera sido calculado con precisi√≥n por el ginec√≥logo, existe el riesgo de considerar los niveles de alfa-fetoprote√≠na demasiado altos o bajos.
En el suero materno, la concentraci√≥n de AFP en la sangre comienza a aumentar exponencialmente hasta la semana 32 y luego disminuye unos d√≠as despu√©s del parto. 
Los valores elevados de alfafetoproteína en mujeres embarazadas pueden deberse a:

  • Defectos del tubo neural (espina b√≠fida, anencefalia);
  • Problema con la placenta
  • Malformaciones fetales (anomal√≠as cromos√≥micas);
  • Neoplasia de la madre o enfermedad hep√°tica.

Sin embargo, los factores que podrían elevar los niveles de AFP también incluyen:

  • Fechas incorrectas del embarazo;
  • Embarazo gemelar.

Los niveles bajos de alfafetoproteína, por otro lado, pueden asociarse con trastornos cromosómicos. Para ser precisos, un nivel bajo de AFP junto con un nivel elevado de HCG (bi-test) se ha asociado con un mayor riesgo de síndrome de Down.
En cualquier caso, una vez que se encuentren estos valores anormales, el médico recomendará más pruebas, como una ecografía abdominal o una amniocentesis para medir los niveles de alfafetoproteína en el líquido amniótico.


A√Īade un comentario de Alfafetoprote√≠na en el embarazo
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.