7 técnicas para superar el miedo

Quien soy
Joe Dispenza
@joedispenza
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autor y referencias

Algunos piensan que el miedo es una emoción típica de las personas inseguras, pero en realidad todos lo experimentamos. De hecho, el miedo podría catalogarse como un sentimiento positivo, porque es una especie de campana de alarma que nos dice que debemos protegernos de una situación que consideramos peligrosa. El problema comienza cuando el miedo nos paraliza, cuando nos impide avanzar y nos condena a la inmovilidad, generando sentimientos de insatisfacción. En ese punto hay que afrontarlo.

Por supuesto, vencer el miedo no siempre es fácil, especialmente cuando se trata de preocupaciones que están profundamente arraigadas en nosotros. Sin embargo, tenga en cuenta que, al igual que con la ira, el miedo se puede superar con una interpretación diferente de la situación que representa una supuesta amenaza. Sin embargo, para vencer el miedo es necesario aprender a gestionar nuestras emociones y descubrir los pensamientos que las subyacen e intensificarlas.



Aprenda a manejar emociones, pensamientos y sentimientos.

1. Date cuenta del miedo. Cuanto más vago y generalizado es el miedo, más sufrimiento causa. Por lo tanto,
es importante determinar cuál es la causa exacta de su miedo. Será difícil al principio, ya que también es probable que no quieras reconocerlo conscientemente, sino que intentes hacer una introspección. Una guía para empezar a buscar es enfocarse en las cosas que realmente son importantes, ya que muchas veces los miedos que nos paralizan se generan por el miedo a exponernos a los demás oa perder algo o alguien que es de gran valor para nosotros.

2. Analiza el miedo. Una vez que sepa a qué le tiene miedo, pregúntese por qué. Probablemente no encontrará una respuesta inmediata, es posible que necesite unos días para buscar en su inconsciente. Sin embargo, siempre tenga en cuenta que a menudo el miedo a la probabilidad de que ocurra un determinado evento es peor que el evento en sí. De hecho, estamos acostumbrados a exagerar las consecuencias negativas de las situaciones, pero cuando las vivimos solemos reconocer que la realidad no es tan negativa como nos habíamos imaginado. Así que siempre pregúntese: ¿qué es lo peor que podría pasar?



3. Sobrellevar el miedo. Imagínese la peor situación posible y piense cómo podría salir de ella. Después de todo, es muy probable que otras personas hayan vivido situaciones similares en el pasado y hayan podido salir fortalecidas. No es necesario lanzarse de cabeza al problema que nos asusta, pero sí es recomendable empezar a dar pequeños pasos para acercarse a la meta y superar el miedo. Por ejemplo, si tiene miedo de hablar en público, es contraproducente comenzar con un discurso frente a un auditorio lleno de gente, pero puede comenzar haciendo una breve presentación frente a un grupo pequeño de personas. Poco a poco nos acostumbraremos a la situación y nos convenceremos de que no es tan peligrosa.

4. Viva su miedo. Casi siempre negar las emociones y tratar de ocultarlas es contraproducente. Por tanto, la mejor alternativa es experimentar el propio miedo. En un principio esta idea puede parecernos aterradora, pero poco a poco irás notando que cuando las sensaciones desagradables lleguen a su punto máximo comenzarán a remitir sin causar más complicaciones. Deja que el miedo te asalte y, mientras lo hace, concéntrate en cómo es el tuyo
el cuerpo reacciona a las sensaciones que experimenta.

5. Domina tu cuerpo. Cuando sentimos miedo se desencadena toda una serie de reacciones a nivel fisiológico, algunas de ellas tienen un fuerte componente de automatismo y no las podemos controlar, como la dilatación de la pupila y la sudoración, mientras que otras pueden verse influidas, como la tensión muscular. y dificultad para respirar. Mientras sienta miedo, concéntrese en cómo reacciona su cuerpo. Notará que la respiración es laboriosa y los músculos están tensos. Siguiendo estos cambios corporales, nuestro cerebro percibe que estamos preparados para afrontar el peligro. Sin embargo, si aprendemos técnicas de relajación y control de la respiración, seremos capaces de romper el círculo vicioso.



6. Cambie las ideas que refuerzan el miedo. A menudo, cuando sentimos miedo, nuestra mente es atravesada por diferentes pensamientos que refuerzan el miedo. Casi siempre estas ideas se refieren a nuestras habilidades, tales como: “No puedo hacerlo” o “No estoy a la altura”. Esta actitud solo sirve para hacernos entrar en pánico. En su lugar, deberíamos pensar: "Lo intentaré en todos los sentidos" o "Daré lo mejor de mí". No se trata de aplicar un positivismo extremo pensando: "Puedo hacer lo que quiera", porque muchas veces este pensamiento contradice nuestras creencias y acaba siendo rechazado por nuestro inconsciente. Se trata de reunir valor para afrontar la situación. También se puede reflexionar sobre el hecho de que incluso si existe el peligro, vale la pena intentarlo por las ventajas que podrían obtenerse.


7. Reviva experiencias reconfortantes. Para superar los sentimientos que generan miedo, a menudo es útil pensar en situaciones en las que se ha sentido cómodo. Cuando uno imagina en detalle una experiencia en la que nos hemos sentido seguros y protegidos, el sentimiento de miedo desaparece y un sentimiento de paz ocupa su lugar. Evidentemente, no puedes dejar espacio para la improvisación buscando una nueva experiencia cada vez que sientes miedo porque no te servirá de nada. En cambio, es preferible elegir un día en el que te sientas relajado para buscar en el recuerdo una experiencia que nos hizo sentir seguros y tranquilos. Luego recrea todos los detalles y asegúrate de que sean lo más vívidos posible. Sumérgete en este sentimiento y deja que te llene. Ahora ya tiene una experiencia reconfortante y puede usarla cuando la necesite.


Descubra cómo curar la ansiedad de forma eficaz y natural a través de diez sencillos pasos claramente ilustrados en este libro.

Añade un comentario de 7 técnicas para superar el miedo
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.