5 peligros del confort emocional

Quien soy
Louise Hay
@louisehay
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

5 peligros del confort emocional

Última actualización: 28 agosto 2015

Vivir buscando solo seguridad y comodidad es como rodearse de muros y estar muerto. JM Fericgla

La comodidad siempre es peligrosa. Esto se debe a que no nos permite ver más allá de las cosas simples, más allá de la zona de confort en la que nos encontramos, más allá de lo que ya sabemos, más allá del conformismo.. Entonces caemos en la trampa que nos ha tendido la ilusión de bienestar en la que creemos vivir.



1. El sofá de los novios

La comodidad y la conformidad emocional en el contexto del amor son los mayores enemigos de una pareja. En las relaciones a menudo tratamos de crear una especie de burbuja de estabilidad emocional que nos permita asentarnos y mirar la vida como si ya hubiéramos recorrido la mitad del camino..

Tenemos a nuestro lado a una persona que amamos y que nos ama. Eventualmente, incluso si las cosas salen mal, siempre habrá un lugar para refugiarse. Sin embargo, resulta confuso: lo que nos da esa burbuja no es un sofá para tumbarnos porque todo está bien, sino un soplo de aire fresco.. Cuando estamos comprometidos en una relación, no necesariamente por mucho tiempo, tendemos a dejar de lado nuestras metas y aspiraciones.

Dejamos de ser las personas que éramos, cambiamos, y eso sólo nos deteriora, como también deteriora nuestra relación de pareja. Nos abandonamos física y emocionalmente a una especie de delirio emocional que nos hace pensar, inconscientemente, cosas como: "bueno, luego pensaré en mí"..

Pensamos: “Él me ama de la misma manera”. ¿Y nosotros? Si de repente nuestra pareja desapareciera de nuestra vida, ¿nos sentiríamos bien con nosotros mismos? ¿Realmente nos amaríamos como antes o entenderíamos que hemos descuidado nuestra persona? La verdadera pregunta es, ¿nos cuidamos todos los días??



2. Evita las emociones negativas

No contemos historias, las emociones negativas tienen su propio por qué en la vida. Tristeza, ira, inquietud, preocupación, dolor, desilusión, remordimiento, etc.. Todas estas emociones, sin excepción, tienen algo que decirnos.

Solemos escapar de las emociones negativas, vamos en la dirección opuesta y no les permitimos que se expresen, que se expliquen. Como resultado, estos pueden convertirse en terribles monstruos como la depresión, la ira, la culpa, la ansiedad, etc.

Huir es un acto de cobardía porque escuchar lo que las emociones nos tienen que decir es algo "incómodo", por lo que huimos. Necesitamos dejar fluir las emociones, no aquellas que interfieren en la consecución de nuestros objetivos, sino aquellas que los potencian.

3. La falta de pensamiento crítico

Todo el mundo piensa, es algo que no se puede evitar. Sin embargo, nuestro pensamiento puede ser sesgado, distorsionado, prejuicioso, etc.. Tendemos a elegir lo que más nos conviene sin molestarnos demasiado, sin sobrepasar los límites. Sin embargo, llega un momento en la vida en que todos sucumbimos, de una forma u otra, y nos entregamos a los prejuicios..

De esta forma, nos “tragamos” todo lo que nos cuentan los medios de comunicación, nuestros amigos, familiares o conocidos. Nos adaptamos a la norma social de no “rebelarnos” y dejamos de pensar por nosotros mismos.

Caemos en una especie de pereza intelectual y falta de elasticidad mental, comprometiendo así la razón, la honestidad, la apertura mental que nos vendría bien si nos esforzáramos en cuestionar y cuestionar todo lo que se nos dice..


4. Conformismo

Dejar que otros decidan por nosotros es otro gran peligro del confort emocional. Como ya hemos adelantado, que cada uno decida por sí mismo y piense con su propia cabeza es lo más normal, pero la “rebeldía” no está bien vista.



Sin embargo, como no queremos lidiar con la incomodidad de tener que luchar por nuestros intereses o principios, terminamos dejando que los demás piensen que nos adaptaremos.. Esto compromete nuestra toma de decisiones sobre el presente y el futuro, así como nuestra libertad física y emocional.

5. Descuido emocional

Evitar que las heridas emocionales sanen es otro peligro que plantea la seguridad emocional. Es bastante común creer que has dejado el pasado en el pasado aún cuando aún nos duele, evitando superarlo. Esto afecta nuestro presente y nuestro futuro ya que permitimos que el dolor se acumule y nos dañe día tras día.


Por tanto, evitar tratar y satisfacer nuestras necesidades emocionales no tiene otra consecuencia que la de hacer estallar el malestar.. Este sentimiento tiene el mismo efecto en nuestra alma que un par de zapatos demasiado pequeños.

Sin embargo, la vida está hecha de tiempo y es lo único que no podemos recuperar. Por mucho que intentemos hacerlo, por mucho que intentemos escapar, es imposible no tener nunca problemas en los 365 días que componen un año.

Imágenes cortesía de sniegirova mariia, AJCass, natalia_mroz y Valentina Photos.

Añade un comentario de 5 peligros del confort emocional
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.