5 hábitos diarios que dañan la relación de pareja

Quien soy
Joe Dispenza
@joedispenza
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org

Autor y referencias

Una relación está llena de momentos felices e inolvidables, pero si lo piensas, a lo largo de los años son las pequeñas situaciones cotidianas las que marcan la diferencia. Es en el transcurso del día y a través de nuestros hábitos que damos forma a nuestra relación, podemos fortalecerla y hacerla crecer o, por el contrario, podemos destruirla. Entonces, si queremos que la relación funcione es importante tener cuidado con los hábitos, el principal problema es que los hábitos son comportamientos automáticos en los que no pensamos demasiado, pero que pueden destruir el amor y dar lugar a la desilusión. De hecho, muchos de estos hábitos ni siquiera son nuestros, son modelos a seguir que hemos adquirido de nuestros padres o que hemos absorbido del entorno en el que vivimos. De esta forma, los hábitos suelen convertirse en un enemigo silencioso que acaba con la relación sin que nos demos cuenta.


1. Descuidar las sutilezas


A veces somos mucho más amigables con las personas que no conocemos que con nuestra pareja. Poco a poco nos olvidamos de decir "buenos días" y "buenas noches", evitamos pedir cosas con un "por favor" y nunca decimos "gracias". Vale recordar que esta no es una simple regla de cortesía, sino para hacer más placentera la vida matrimonial, para seguir mostrando respeto por la pareja y que lo valoramos.

2. Perpetuar hábitos que son desagradables entre sí.

Cuando se trata de vivir juntos, algunos hábitos simples como dejar la taza de café en el dormitorio, dejar los platos sucios en el fregadero o dejar la tapa del inodoro levantada pueden contribuir a socavar la relación. De hecho, estos pequeños hábitos adquieren otra dimensión cuando hay un problema grave y, a menudo, inclinan la balanza en nuestra contra. Si tu pareja te dijo en esa ocasión que no le gustan algunos de tus comportamientos, seguirle es como decirle que su opinión no importa y que no estás dispuesto a cambiar para mejorar tu relación.



3. No ser confiable

Si hay algo devastador en una relación, es la pérdida de confianza. Y esto no comienza con la clásica infidelidad, sino con los pequeños detalles, como llegar siempre tarde a las citas, olvidar compromisos o decir que se hará algo y luego no cumplir la promesa. Una relación se basa en la confianza mutua, la otra persona necesita saber que puede contar con tu apoyo y que puede confiar en ti, de lo contrario la ruptura puede estar a la vuelta de la esquina.

4. Mantenga una comunicación superficial

Necesitamos hablar de nuestros sentimientos y conflictos todos los días, pero si la comunicación en la pareja se basa simplemente en temas triviales, el tiempo jugará su parte en ambos lados al alienarlos y convertirlos en completos desconocidos. Recuerda que para que una relación funcione no basta con sentir atracción mutua, también es importante tener intereses comunes y no dudar en hablar de cualquier cosa, especialmente de lo que nos concierne de cerca.


5. No consideres al otro al tomar decisiones

Cuando damos un paso para iniciar una relación muchas de las decisiones que tomamos, directa o indirectamente, terminan influyendo en la otra persona, por lo que tendría más sentido decidir juntos. Esto también le mostrará al socio que su opinión es importante y que la valoramos. Cuando se crea el hábito de tomar decisiones de forma unilateral, poco a poco se irán creando fisuras y el camino de ambos se irá separando progresivamente hasta que llegue el día en que la convivencia se vuelva insoportable.


Audio vídeo 5 hábitos diarios que dañan la relación de pareja
Añade un comentario de 5 hábitos diarios que dañan la relación de pareja
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.