close
    search Buscar

    10 consejos para sacar lo mejor de ti cuando todo parece perdido

    Quien soy
    Louise Hay
    @louisehay
    FUENTES CONSULTADAS:

    wikipedia.org

    Valoración del artículo:

    Advertencia de contenido


    A veces nos tomamos la vida demasiado en serio. Nos quedamos con las cosas que son insignificantes y dejamos que arruinen nuestra existencia. Por ejemplo, un evento inesperado en el trabajo nos hace perder todo el día o mientras estamos en la barra la persona que está frente a nosotros toma el último croissant, y esto nos pone de mal humor. Nos enojamos con nuestro socio por razones triviales y con el empleado de turno cuando no cumple con nuestro pedido, y finalmente nos sentimos constantemente frustrados porque las cosas no van como esperábamos. ¿Qué podemos hacer cuando todo parece perdido? La verdad es que no podemos cambiar a nadie. Las cosas son como son. Solo podemos controlar nuestras reacciones. Podemos dejar que otras personas y situaciones determinen nuestras emociones o podemos hacernos cargo de nuestra vida y decidir conscientemente cómo reaccionar. Después de todo, recuerda que cómo te tratan los demás es su problema, cómo reaccionas es tuyo.


    Aprende a fluir con la corriente

    1. No lo hagas personalRecuerda que esto no es una afrenta personal, el universo no conspira contra ti. No llueve solo para arruinar tu día y el empleado de la oficina de turno no está ahí para complicarte la vida, probablemente le hace eso a todos. Cuando te des cuenta de que no eres tú, encontrarás que todo es más fácil porque puedes tomar una distancia emocional de la situación y controlar mejor tus reacciones.
    2. Piensa en el tamaño del Universo.Tendemos a pensar que somos el centro del mundo, pero si miramos el universo en perspectiva nos damos cuenta de que somos solo una mota en el espacio-tiempo. El propósito de esta reflexión no es humillarnos, sino ayudarnos a poner todo en la perspectiva correcta. Cuando te parezca que tus problemas y obstáculos son insuperables, considera que hay infinitos caminos que puedes tomar para resolverlos, siempre hay solución.
    3. Sal del ciclo de la negatividadCuando estamos profundamente atrapados en nuestra negatividad, cuando pensamos que estamos pasando por un mal día o estamos lidiando con una persona insoportable, a veces lo que necesitamos es solo un poco de ayuda para devolvernos a la realidad. Así que la próxima vez que te sientas ansioso, agotado o estresado, escucha una canción que te guste y cántala con toda tu voz, incluso mejor si la bailas. Los problemas no desaparecerán como por arte de magia, pero romper ese ciclo de negatividad que atormenta tu mente te ayudará a encontrar la serenidad y una solución.
    4. Consiga aquello en lo que se centraTodos hemos experimentado situaciones en las que nos enojamos y perdemos el control. Pero cuanto más nos concentremos en esto, peor será. Recuerde la regla: cualquier cosa en la que se concentre crecerá. Por lo tanto, si se concentra en las cosas negativas, los defectos y las preocupaciones que no llevan a ninguna parte, se desarrollarán en su mente. De esta forma, siempre verás el mundo desde una perspectiva negativa y percibirás muchas situaciones neutrales como negativas. La clave es cambiar tu perspectiva eligiendo una más positiva.
    5. Respira profundamenteHay situaciones que pueden hacer que incluso un monje budista pierda la paciencia. En estos casos, solo podemos respirar. Cuando nos enojamos, irritamos o estresamos, ocurren una serie de cambios fisiológicos que indican a nuestro cerebro que necesita aumentar la atención. Como resultado, seremos más sensibles e irritables, listos para atacar a cualquiera a la menor señal de advertencia. La respiración diafragmática nos ayuda a restablecer el ritmo cardíaco y nos calma, permitiéndonos pensar mejor.
    6. Reacciona de manera diferenteUna canción de los Beatles dice: "Todo lo que necesitas es amor". Y es cierto que muchas de las personas que conocemos todos los días solo necesitan amor. Por tanto, aunque nuestra primera reacción sea imitarlos y reaccionar con agresión o enfado, todo podría cambiar si nos calmamos y respondemos con una sonrisa. A veces, reaccionar de la manera más inesperada es suficiente para hacer que la persona cambie de actitud. De cualquier manera, si no lo hace, todavía nos sentiremos mejor porque hemos tenido el control.
    7. Enfréntate al mundo con humorLa risa es el mejor antídoto para las emociones negativas. De hecho, podemos decir que realmente hemos superado el miedo cuando miramos hacia atrás y nos reímos de la idea de haber experimentado un miedo en particular. Cuando eres capaz de encontrar el lado divertido de una situación, esta pierde su trasfondo dramático y podrás reaccionar con mayor integridad, poniendo todo en su lugar. Recuerde que nuestra mente siempre tiende a exagerar los problemas y, a menudo, se pone en "modo catástrofe".
    8. Acepta que ves el mundo como eres, no como es.Considere que su percepción está condicionada por la situación en la que se encuentra. No se puede pretender ser 100% objetivo, porque nuestras experiencias pasadas, nuestras esperanzas y, sobre todo, nuestras expectativas, determinan el significado que atribuimos a las situaciones que vivimos. De hecho, la mayoría de las veces no reaccionamos ante situaciones objetivas, sino ante la frustración y la decepción que sentimos, porque nuestras expectativas no se han cumplido. Tenga en cuenta que no percibe el mundo como realmente es, sino como desea que sea.
    9. Acepte que su equilibrio emocional no es negociable¿Sabías que cada pequeña discusión e incluso los más mínimos episodios de rabia que tragamos sin mostrarlos alteran la coherencia de nuestro corazón? ¿Y sabía que un ritmo cardíaco irregular es un predictor muy confiable de un futuro ataque cardíaco? Por eso, ante una persona difícil o una situación complicada, repite este mantra: "Mi equilibrio emocional no es negociable". No pienses en "ganar o perder", porque lo más importante en estas situaciones es que tu paz interior no se dañe. Esto significa que tendrás que preguntarte qué batalla vale la pena pelear.
    10. Date el derecho a estar equivocadoEn cualquier caso, es prácticamente imposible poder mantener la calma y sonreír todo el tiempo. El autocontrol excesivo puede volverse agotador. Por lo tanto, no se convierta en su peor juez, dese la oportunidad de fallar. No se queje de perder el control, busque las causas y aprenda la lección. Recuerda que el objetivo es que seas feliz, no lo des por sentado y no tomes una actitud hipervigilante que te impedirá disfrutar de la belleza que te rodea simplemente porque estás demasiado ocupado controlando tus reacciones.

    Añade un comentario de 10 consejos para sacar lo mejor de ti cuando todo parece perdido
    ¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.